Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Condenas por estafas, robos en viviendas, falsedad, daños, atentado...

El supuesto homicida tiene un juicio pendiente por restregar heces de uno de sus perros a otro vecino

Martes, 7 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Restos de sangre a la salida del ascensor, en dirección al garaje.

Restos de sangre a la salida del ascensor, en dirección al garaje.

Galería Noticia

Restos de sangre a la salida del ascensor, en dirección al garaje.Moisés Fernández Chando estuvo asomado a su ventana durante gran parte de la tarde mientras se encontraba atrincherado.

PAMPLONA- Moisés Fernández Chando, detenido como supuesto autor del homicidio del padre de su novia ocurrido el domingo en el barrio pamplonés de San Jorge, cuenta con condenas por estafa, falsedad documental, robo con violencia, robo con fuerza en casa habitada, atentado, daños, lesiones imprudentes y contra la Administración de Justicia, entre otros delitos.

Actualmente, tiene pendiente un juicio en el Juzgado de lo Penal número 2 de Pamplona por haber atacado a otro vecino del barrio de San Jorge al que le restregó las heces de su perro por la cabeza y el cuerpo en el curso de una discusión. La Fiscalía pide por estos hechos que sea condenado a una pena de 18 meses de prisión como autor de un delito de trato degradante.

Los hechos pendientes de enjuiciamiento ocurrieron sobre las 8.15 horas del 30 de mayo de 2017, cuando el acusado paseaba con dos de sus perros por el barrio de San Jorge de Pamplona, donde otro paseante le recriminó que no hubiera recogido los excrementos que uno de los animales había defecado en el lugar, según el escrito de calificación provisional del Ministerio Público.

De ese modo, se inició una discusión entre varones, en el curso de la cual el encausado insultó al otro peatón llamándole “cabrón y sinvergüenza”, a la vez que le exigía que no se inmiscuyese en su vida. El enfrentamiento culminó cuando el acusado recogió las heces de su perro y, seguidamente, se las restregó al otro varón por la cabeza, la cara y la espalda, “todo ello con el propósito decidido de humillarle, causándole de ese modo un grave menoscabo de su integridad moral”.

TRATO DEGRADANTEPara la Fiscalía, los hechos son constitutivos de un delito de trato degradante y procede imponer al acusado las penas de dieciocho meses de prisión. Además, solicita que el acusado, como responsable civil directo, quede obligado a abonar a la víctima la cantidad de 1.500 euros por los daños morales causados.

El carácter “problemático” de El Moro, como es conocido el detenido en el barrio, fue destacado ayer por varios vecinos, que prefieren no facilitar su identidad. A lo largo de los últimos meses, indicaron fuentes cercanas al caso, la Policía Municipal ha tenido que intervenir en varias ocasiones debido a conflictos vecinales o por la posesión de estupefacientes.

Otras personas, no obstante, indicaron que no habían tenido ningún problema con el supuesto homicida e, incluso, destacaron que solía tener un comportamiento amable con ellas. “Siempre que me veía por la calle, me saludaba. Hubo una vez que me tocó el timbre para avisarme de que me habían pegado en el coche. Yo no puedo hablar mal de Moisés”, afirmó Anthony Intriago, de 22 años, que lleva nueve meses viviendo en el bloque donde tuvo lugar el homicidio. - E.C./J.M.

Últimas Noticias Multimedia