Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El homicida de San Jorge amenazó a su novia con matar a su padre si ella decidía terminar la relación

Testigos oyeron a Moisés Fernández discutir con su pareja antes de que asesinara a Juan Vázquez
El detenido volvió ayer al edificio junto con la Policía Nacional

Jesús Morales - Martes, 7 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Lugar del garaje comunitario en el que fue encontrado Juan Vázquez Cabral con fuertes traumatismos en la cabeza.

Lugar del garaje comunitario en el que fue encontrado Juan Vázquez Cabral con fuertes traumatismos en la cabeza.

Galería Noticia

Lugar del garaje comunitario en el que fue encontrado Juan Vázquez Cabral con fuertes traumatismos en la cabeza.Restos de sangre a la salida del ascensor, en dirección al garaje.

PAMPLONA- El homicida del barrio de San Jorge de Pamplona, Moisés Fernández Chando, de 38 años, mantuvo momentos antes del crimen una discusión con su pareja, de 26, por querer esta finalizar la relación, en el curso de la cual la llegó a amenazar con matar a su padre. Así se desprende de las declaraciones testificales recabadas por los agentes en el inmueble en el que se produjeron los hechos para reconstruir el homicidio de Juan Vázquez Cabral, de 60 años, al que ayer se le efectuó la autopsia para confirmar que los traumatismos que presentaba en la cabeza fueron la causa del deceso.

El cadáver fue encontrado el 20 de septiembre de 1995 en una vivienda situada en el portal número 47 de la calle Uztárroz de la capital navarra. Los vecinos echaron en falta a José Hernández al no tener noticias suyas durante varios días y alertaron a la Policía Municipal, que desplazó dos agentes al domicilio que encontraron el cuerpo.

Los restos mortales presentaban grandes cortes y traumatismos, la mayoría de ellos en la cabeza y espalda, y la autopsia determinó que había sufrido más de 18 golpes propinados con un hacha, según las informaciones publicadas por este medio. La tipología de las heridas indicaba que el asesino se había ensañado al acabar con su vida.

El hecho de que el acceso a la vivienda no fuera forzado, inclinó a los investigadores hacia alguien del entorno de la víctima, pero los agentes de la Policía Nacional no pudieron determinar la autoría del crimen, por lo que el caso fue archivado sin que se llegara a imputar el asesinato a ninguna persona.

José Fernández Heredia tuvo ocho hijos con la madre de Moisés, también de origen granadino, y de la que se separó en 1988, cuando el detenido por el crimen de San Jorge tan solo contaba con 8 años de edad. Su última pareja le denunció semanas antes de su asesinato por echarla de casa. - J.M.S.

Últimas Noticias Multimedia