Roba y estrella en Seattle un avión vacío para suicidarse

El FBI descarta que el suicida, un trabajador de una aerolínea, tuviera relación con terroristas

Domingo, 12 de Agosto de 2018 - Actualizado a las 06:01h

eeuu- El trabajador de una aerolínea que robó este viernes un avión sin permiso en Seattle (EEUU) y se estrelló poco después no tenía ningún vínculo con organizaciones terroristas y buscaba suicidarse, declaró ayer la oficina del FBI en Seattle.

En un mensaje de Twitter, el FBI aseguró que “la información recopilada hasta el momento no sugiere una amenaza terrorista”.

El Departamento del Sheriff del condado de Pierce ya había informado el viernes por la noche de esta hipótesis y explicó que las investigadores iniciales sugerían que el hombre, de 29 años, buscaba suicidarse y se había estrellado porque estaba “haciendo acrobacias en el aire o le faltaban habilidades para volar”.

El hombre trabajaba para una aerolínea en el aeropuerto internacional Seattle-Tacoma (Washington, EEUU) y, el viernes por la noche robó un avión de la compañía aérea Horizon Air, subsidiaria de Alaska Airlines, despegó sin permiso y se estrelló poco después.

El avión robado y poco después siniestrado, con capacidad para 76 pasajeros, iba vacío.

estrelladoPoco después del robo, sobre las 20.00 hora local (03.00 del sábado GMT), dos cazas militares F-15 persiguieron al avión robado, que iba haciendo piruetas en el aire y que se estrelló en la isla Ketron, entre Tacoma y Olympa, informaron medios locales, que citan a testigos.

Según informó ayer en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, el presidente de EEUU, Donald Trump, fue informado del incidente y estaba supervisando la situación desde su club de golf de Bedminster, en Nueva Jersey.

“Las autoridades federales están ayudando con la investigación en curso que está siendo llevada a cabo por las autoridades locales. Alabamos la respuesta de diferentes agencias en su esfuerzo por una respuesta rápida para proteger la seguridad pública”, afirmó Sanders en un comunicado.

El FBI es una de las agencias que está colaborando con las autoridades locales y estatales.

Mientras el suceso se desarrollaba, no se permitió la salida de ningún avión del aeropuerto internacional Seattle-Tacoma, el noveno con mayor actividad en Estados Unidos por el que transitaron 46,9 millones de pasajeros en 2017. - Efe

Últimas Noticias Multimedia