El desempleo juvenil cae un 21% en un año y se sitúa en su punto más bajo desde 2008

La tasa de paro mejora, pero sigue cinco puntos por encima de la media navarra
La Comunidad Foral pierde 37.000 trabajadores jóvenes en una década por el paro y el envejecimiento

Juan Ángel Monreal Unai Beroiz - Martes, 11 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Jóvenes paseando por el centro de Pamplona.

Jóvenes paseando por el centro de Pamplona. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Jóvenes paseando por el centro de Pamplona.

“La vuelta a los espacios de formación de los jóvenes es uno de los aspectos más positivos de los últimos años”

pamplona- Su vida laboral se estrenó con una crisis y desde entonces la precariedad es la compañera de miles de trabajadores jóvenes. Acostumbrados a entrar y salir de la ocupación con contratos de apenas unos días y ubicados en escalas salariales que han rebajado sobre todo los niveles de entrada, los menores de 35 años forman uno de los colectivos más golpeados en los últimos años. Y solo ahora, una década más tarde del estallido de la crisis global, sus niveles de desempleo regresan a niveles menos intolerables.

En la primera mitad del año, de hecho, el número de desempleados menores de 35 años se redujo cerca de un 21%, hasta situarse en 12.100 personas, la cifra más baja de la última década. El número total se ha reducido 52,1% desde el año 2013, frente a un descenso medio en el desempleo del 42,4%. La diferencia, además de en el propio comportamiento del empleo, con crecimientos actuales en torno al 3% anual, hay que buscarla también en la demografía. La población activa, aquella que se encuentra en disposición de trabajar entre los 16 y los 34 años, ha descendido un 11.550 personas, en torno a un 11,6%. Un síntoma, sobre todo, del envejecimiento del conjunto de la población. “Como ocurre en el conjunto de España, es un serio reto que debemos afrontar de manera decidida”, destacó ayer Laparra, quien presentó un informe del Observatorio de la Realidad Social de Navarra sobre el mercado laboral de la población menor de 35 años. Navarra ha perdido 37.000 trabajadores jóvenes en una década.

La reducción en el número de parados tiene su correspondencia en la tasa de desempleo, que se reduce a la mitad desde el año 2013, que marca el punto de mayor dureza de la crisis. Tras rebasar el 30,1%, ha ido cayendo, si bien de manera cada vez más amortiguada, y todavía se mantiene en un 15,1%, frente a una tasa media del 10.22%. Se trata en cualquier caso, de un problema estructural: incluso en momentos de bonanza, la tasa de paro juvenil suele superar en varios puntos a la media.

regreso a las aulasLaparra recordaba que “se ha producido una muy positiva bajada del desempleo entre la población joven, a la vez que persisten una importante tasa de temporalidad y de jornadas parciales, signos de precariedad”. Según el informe, es necesario diferenciar al grupo de 16 a 24 años, del grupo de 25 a 34. En el primer caso, debe tenerse en cuenta que gran parte del colectivo se encuentra estudiando, lo cual “es muy positivo, siendo uno de los efectos de la crisis la vuelta a espacios de formación de una parte de la gente más joven”. “En el caso del grupo de 25 a 34 años, está ya en una tasa de paro igual al conjunto de la población, si bien con mayores índices de temporalidad y precariedad”, señaló Laparra.

Esto se aprecia en diferentes indicadores. Y el más relevante de todos se refiere a la tasa de temporalidad, que alcanza el 44% y que prácticamente duplica la media navarra. Esto se traduce en que casi uno de cada dos trabajadores menores de 35 años tiene un contrato eventual.

Un elemento positivo, según el informe, es el relacionado con el tiempo en desempleo. Casi siete de cada diez personas desempleadas de entre 16 y 34 años llevan en paro menos de siete meses (67,3%). En relación con ello, el estudio señala que mientras que un 8,5% de las personas jóvenes de menos de 35 años llevan en paro dos o más años, el porcentaje en el conjunto del desempleo alcanza casi una cuarta parte (24%). De este modo, el desempleo de larga duración afecta en menor medida a la población joven, que se encuentra con menos dificultades a la hora de encontrar un trabajo: al 22,1% de las personas paradas de entre 16 y 34 años frente al 38,5% del conjunto del desempleo.

En definitiva, en el informe se señala que según los datos analizados “la histórica destrucción de empleo producida durante la crisis recayó en gran medida en la población joven de entre 16 y 34 años y su recuperación, aunque positiva, resulta todavía insuficiente. Son persistentes, a pesar de la mejora, algunos elementos negativos como la excesiva temporalidad, el mayor peso de la contratación de corta duración o el protagonismo de la parcialidad de la jornada laboral”.

apunte

más empleo joven en el último año

Un 3,9% más. Desde 2017 parece darse una mayor recuperación del empleo juvenil, así, la tasa de variación anual indica un crecimiento de la ocupación de personas de entre 16 y 34 años del 4,7%, superior a la media del 4,2%. Tal y como se señala, este hecho también se confirma con la propia evolución de la afiliación a la Seguridad Social. De esta forma, según los datos de afiliación, en 2017 y en lo que llevamos de 2018 el crecimiento del empleo de las personas menores de 35 es algo superior a la media (en términos relativos se produce más ocupación, más afiliación y más contratación). El número de afiliaciones de personas menores de 35 años en julio de 2018 fue de 68.408, un 3,9% más que en 2017. - D.N.

apunte

4,7%

de contratos fijos

La contratación temporal sigue siendo la que predomina entre los trabajadores más jóvenes: un 95,3% de los contratos, frente a un 94,8% entre quienes superan esta edad. Esta mayor incidencia se traduce en una tasa de temporalidad muy superior.


24%

del empleo total

La mayor incidencia del paro entre los más jovenes y, sobre todo, el envejecimiento de la población han hecho que el peso del empleo joven se haya reducido en la última década. En los años 2007 y 2008, más de uno de cada tres trabajadores (37%) tenía menos de 35 años. Hoy la proporción no llega a uno de cada cuatro (24%).

menos de 35 años

Periodo Parados

2006 9.600

2007 8.200

2008 12.200

2009 17.900

2010 20.100

2011 20.400

2012 24.000

2013 27.700

2014 23.400

2015 16.400

2016 14.600

2017 14.100

2018 12.100

la cifra

68.408

afiliados menores de 35. Navarra cuenta hoy con una población laboral joven muy inferior a la de hace una década. 2008, el número de cotizantes a la Seguridad Social que aún no había cumplido los 35 años alcanzaba las105.223 personas.

Tasas de paro

Año Menos de 35 Total

2008 10,33% 6,83%

2009 15,47% 10,84%

2010 17,88% 11,9%

2011 19,05% 12,99%

2012 24,56% 16,16%

2013 30,21% 17,93%

2014 26,83% 15,71%

2015 20,12% 13,83%

2016 18,60% 12,48%

2017 17,39% 10,24%

2018 15,10% 10,22%