Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Premio a 50 años de vida

La Coral Nora prende la mecha en Sangüesa como conmemoración en su aniversario

Enrique Itoiz, Pili Alamán y Mari Carmen Ibáñez fueron la emocionante voz del colectivo

Imanol Zozaya Unai Beroiz - Miércoles, 12 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La Coral Nora, tras prender la mecha, hizo estallar la fiesta por todo lo alto.

La Coral Nora, tras prender la mecha, hizo estallar la fiesta por todo lo alto. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

La Coral Nora, tras prender la mecha, hizo estallar la fiesta por todo lo alto.

sangüesa/zangoza- La Coral Nora cantó ayer por todo lo alto al dar inicio a las fiestas de Sangüesa como reconocimiento a su papel en la localidad en el año en el que cumplen sus primeros 50 años de vida. Los encargados de prender la mecha ayer fueron Enrique Itoiz Ojer, Pili Alamán Pérez y Mari Carmen Ibáñez Goñi, los tres integrantes más veteranos de la formación. Pasados los nervios previos con algún tembleque o sudor propios del momento, los tres no tardaron en expresar su satisfacción por haber inaugurado siete días de fiesta. Su fórmula para hacerlo fue bilingüe, igualitaria y aglutinadora. “Hemos intentado representar a toda la gente posible”, afirmaron.

Para ellos los de ayer fueron momentos inexplicables. Con agradecimiento y orgullo por haber recibido la delegación del lanzamiento del cohete por parte del alcalde, Ángel Navallas, los protagonistas se acordaron de todos miembros de la coral “que ya no están con nosotros, especialmente de José Antonio Martín”, fallecido hace escasos quince días a los 56 años.

Ese agradecimiento lo compartió también Bruno Jiménez, actual director de la coral, contento por celebrar el aniversario como se merece. Más allá de la fiesta, Jiménez no perdió de vista las futuras actuaciones. “Está siendo un año muy intenso y todavía nos quedan varias actuaciones muy importantes hasta acabarlo”, afirmó.

A la vista está que el de ayer fue un día significativo en Sangüesa. También para el alcalde, Ángel Navallas, que satisfecho por la participación tanto dentro como fuera del Ayuntamiento animó a la ciudad a disfrutar de las fiestas. “Son días para olvidarse del trabajo y disfrutar”, dijo el primer edil, que tenía en mente desde hace un año delegarles su último cohete como alcalde. “Es un premio muy merecido pues han llevado el nombre de Sangüesa a infinidad de lugares”, concluyó Navallas.

Pero antes de que todo estallara hubo tiempo para la entrega de premios y reconocimientos. El ganador del cartel oficial de este año fue el murciano Rubén Lucas García. En la categoría infantil la ganadora fue Martina Ochoa Reta. Además de ellos, el Ayuntamiento premió también a los ganadores en el Concurso Literario Infantil, en sus modalidades de euskera y castellano, y también a personas y colectivos por su trabajo o aportación a la ciudad. Recibieron su premio Fernando Sola y Miguel Viana, del equipo de balonmano;Txutxo y Txeli Rebolé, de la escuela de pelota;Ángel Moneo, por su labor en la plaza de toros. Por último, Javier Armendáriz, presidente de la Coral Nora, recibió una obra de artesanía elaborada por Elena Reta como recuerdo del día, del que fue la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, y representantes políticos de EH Bildu, Izquierda Ezkerra y UPN.

pulso de la calleEl momento emocionante de los coralistas, Enrique Itoiz Ojer, Pili Alamán Pérez y Mari Carmen Ibáñez Goñi, llegó directo del balcón al corazón del resto de la coral que lo esperaba impaciente en la calle. Fue una auténtica celebración de todo el colectivo que animó desde abajo a sus compañeros veteranos contagiados por la alegría de anunciar las fiestas. Después, subieron y se fundieron en emocionados abrazos y felicitaciones, que elevaron la temperatura del salón de plenos. Al grito a coro, la calle Mayor se llenó de ordenada música. Al son de Pasodoble y la batuta de Javier Calvo, codirector junto a Imanol Blasco, abrieron el desfile, seguidos de las tradicionales gaitas, y la primera ronda de la Txaranga Eskartxa.

La fiesta se palpó en la principal vía de Sangüesa y también la reivindicación con la pancarta de la plataforma Yesa+No que recuerda su lucha mientras la ladera del embalse se siga moviendo y llama a una marcha a la presa convocada el 28 de octubre. En la Galería, Zangozako Ikastola estrenaba su nueva txozna, desaparecido el recinto de Santa María, en el que se ubicó el año pasado junto a la Gazte Asamblada, que este año no ha montado barraca, con lo que desaparece el espacio de conciertos alternativos. La calle era ayer, en definitiva, un escaparate del pulso de la ciudad en los primeros minutos de las fiestas.