Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El 70% de los proyectos financiados por Sodena en la etapa de UPN incumplió el plan de negocio

26 empresas acumularon pérdidas por 28,6 millones y 11 fueron disueltas | Entre 2002 y 2013 se invirtieron 30,8 millones en sectores no estratégicos | El Parlamento analizará todas las operaciones

Ibai Fernandez | Javier Bergasa - Domingo, 23 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Los consejeros de Economía en el Gobierno de UPN Francisco Iribarren (1999-2007) y Álvaro Miranda (2007-2012), en una comparecencia conjunta. Junto a ellos, José Andrés Burguete, exconsejero del Gobierno por CDN.

Los consejeros de Economía en el Gobierno de UPN Francisco Iribarren (1999-2007) y Álvaro Miranda (2007-2012), en una comparecencia conjunta. Junto a ellos, José Andrés Burguete, exconsejero del Gobierno por CDN. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Los consejeros de Economía en el Gobierno de UPN Francisco Iribarren (1999-2007) y Álvaro Miranda (2007-2012), en una comparecencia conjunta. Junto a ellos, José Andrés Burguete, exconsejero del Gobierno por CDN.

Pamplona- Davalor no es la única empresa financiada por Sodena que no ha cumplido los objetivos fijados. Ni será la última operación que no cumple las expectativas de una empresa pública dedicada a inversiones de riesgo. De hecho, el 70% de los proyectos financiados por la empresa pública Sodena entre 2002 y 2013 incumplieron el plan de negocio que justificó la inversión inicial.

Operaciones fallidas, algunas de las cuales ya fueron cuestionadas por la Cámara de Comptos, y que el Parlamento analizará ahora en más profundidad dentro de la comisión de investigación que aprobó el pasado jueves. Y en la que además de las actuaciones de Sodena en Davalor, muy criticadas por la oposición en la actual legislatura, también se estudiarán ahora operaciones deficitarias que el Ejecutivo de UPN puso en marcha en las dos últimas décadas, y sobre las que podría arrojarse algo más de luz tras varias legislaturas en las que nunca se quiso dar excesivas explicaciones.

No será en cualquier caso una comisión centrada en la búsqueda de irregularidades, sino en comprobar si los mecanismos de actuación de Sodena se siguieron de forma correcta, y de si siguen siendo válidos en la actualidad o es necesario plantear nuevas medidas de control y transparencia. Porque, y en eso coinciden todos los grupos, Sodena sigue siendo una herramienta de capital riesgo necesaria, pero en la que quizá haya que mejorar los mecanismos para garantizar que las inversiones, aunque arriesgadas, están justificadas en un interés estratégico a medio y largo plazo para la comunidad.

Los efectos de la crisisLo que nunca será posible es evitar pérdidas en operaciones de riesgo. Sobre todo en un contexto de crisis económica que en buena medida motivó que de las 37 empresas participadas por Sodena que la Cámara de Comptos analizó en 2014, solo 11 hubieran cumplido los objetivos fijados. Un escenario que llevó a la sociedad pública a aumentar inversiones o buscar nuevas fórmulas de viabilidad que no siempre funcionaron, ni evitaron la liquidación de varias de las empresas motivando la pérdida de la financiación aportada o la venta de la participación por debajo de las expectativas.

De esta forma, en 26 de las 46 empresas en las que Sodena vendió su participación en ese mismo periodo lo hizo con pérdidas por 28,6 millones. De ellas 11 se habían disuelto antes de 2014. Burnizko, la matriz de la empresa dedicada a la construcción de carrocería de autobuses Sunsundegui, lideró las pérdidas con 10,32 millones. Tenaria, la antigua Retena (7,65 millones), Noi Navarra (2,35 millones) y la corellana CTC Construcción (2,16 millones) fueron otras de las sociedad con pérdidas.

El escenario no fue mejor en las empresas en las que Sodena permanecía después de 2013. A 31 de diciembre de ese año, el valor neto de la inversiones era de 164,1 millones, frente a un valor original de 305,9. El resultado, por lo tanto, fue de un deterioro económico de 141,8. La mayor parte de esa devaluación, 77,8 millones, se corresponden con las acciones de Iberdrola que le Gobierno vendería un año después.

10 millones de pérdidasEn el periodo 2002 a 2013 Sodena invirtió un total de 323,69 millones en 70 empresas con un resultado global positivo gracias a la venta de EHN, por la que ingresó 352 millones. Excluida esta operación, el saldo final deja unas pérdidas en ese periodo de 10 millones.

Más de la mitad de la inversión, 173,5 millones, fue precisamente para la compra de acciones de Iberdrola, una actuación muy cuestionada por Comptos, que criticó una operación especulativa en bolsa alejada de los criterios de rentabilidad social y económica, y que se hizo además por orden directa del consejero de Economía y sin el aval del consejo de administración de Sodena. Esta será una de las operaciones en las que pondrá el foco ahora el Parlamento.

Por lo que se refiere a los préstamos a empresas participadas, Sodena prestó 109 millones a 39 empresas. 55 de ellos a Senda Viva, de los que 32 millones se dan por perdidos. Comptos también cuestionó la adquisición por parte de Sodena de un préstamo de 800.000 euros que una entidad financiera concedió a Noi Navarra y que Sodena ni había avalado ni garantizado. Así como la participación en la empresa Caviar Per Sé, consecuencia de la capitalización de préstamos concedidos a dicha empresa. Objetivos igualmente de la investigación parlamentaria, que también tiene previsto revisar la dudosa inversión en árboles de crecimiento rápido en Etxauri, que dejó a las arcas públicas un agujero de más de tres millones.

Últimas Noticias Multimedia