Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La pareja cuya ruptura dio lugar a la reyerta de Cáseda se denuncia mutuamente

Ambos acudieron ayer por la mañana al Juzgado de Aoiz;ella lo acusa de violencia machista y él, de violencia doméstica

Domingo, 23 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- La pareja cuya ruptura dio lugar a la reyerta que, el pasado martes, acabó con tres personas muertas en Cáseda (Fermín Jiménez Echevería, de 50 años y vecino de Eslava, y sus hijos, José Antonio, de 29, y Cristian, de 17) se ha denunciado mutuamente en el juzgado de Aoiz durante la mañana de ayer, según fuentes jurídicas.

El primero en presentar la denuncia fue Julio (hijo y hermano de las víctimas), que acusó a la mujer, Amparo (hija y hermana de los detenidos), de violencia doméstica. Posteriormente, ella presentó una denuncia contra él por violencia machista. Durante el proceso se estableció en los alrededores del juzgado un amplio dispositivo policial.

órdenes de alejamientoLas denuncias las presentaron por separado y acompañados de sus respectivos abogados en los Juzgados de Aoiz. Entre las medidas adoptadas a este respecto por la juez está la orden de alejamiento mutuo de la pareja y de sus domicilios (500 metros), la prohibición de comunicarse, así como la concesión de la custodia de la hija de ambos a la madre, sin que de momento se establezcan visitas a favor del padre.

El jueves, el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 decretó prisión para el padre de ella, Juan Carlos Jiménez Jiménez, de 53 años y vecino de Muniáin de la Solana, y libertad provisional para dos hermanos de ella, Juan Carlos, de 22 años, y Emilio, de 18 recién cumplidos.

Ambos tienen la obligación de acudir cada 15 días al juzgado. En este caso, el juez dictaminó unas medidas de seguridad un tanto excepcionales para intentar garantizar la integridad física de los investigados, como por ejemplo no hacerles notificaciones en su domicilio.

Ambos habían sido detenidos, al igual que el padre, como presuntos autores del tiroteo que costó la vida al padre y dos hermanos del marido. Al parecer, la disputa entre las dos familias se originó por la ruptura y reconciliación de la pareja, Julio y Amparo, quien abandonó Cáseda unos días antes, después se fue a Muniáin y, al final, volvió el martes por su cuenta y en el coche de un tercero para retomar la relación, algo que la familia no toleró. La discusión entre ambas partes fue acalorada, con un intercambio de golpes, y al final acabó a tiros, con el triple crimen, que es un triple homicidio o asesinato. - D.N./Efe