El beso eterno de Almudena Cid

efeméride | se cumplen diez años de la retirada de almudena cid, la única gimnasta rítmica que ha disputado cuatro finales olímpicas

Iñigo Gómez - Lunes, 24 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Almudena Cid besa el tapiz en sus últimos Juegos Olímpicos en Pekín (2008). Con esta acción quiso lanzar el mensaje de que “se iba una estrella de la gimnasia”.

Almudena Cid besa el tapiz en sus últimos Juegos Olímpicos en Pekín (2008). Con esta acción quiso lanzar el mensaje de que “se iba una estrella de la gimnasia”. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Almudena Cid besa el tapiz en sus últimos Juegos Olímpicos en Pekín (2008). Con esta acción quiso lanzar el mensaje de que “se iba una estrella de la gimnasia”.Estíbaliz Mtz., Almudena Cid y Lorena Guréndez con Tania Lamarca en su intento por presidir la Federación Alavesa de Gimnasia.Almudena en una prueba de mazas en Baku, Azerbayan.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

VITORIa- Se cumplen diez años del beso en forma de agradecimiento que Almudena Cid, emocionada, dio a aquel último tapiz que pisó como profesional de la gimnasia rítmica en Pekín. Corría el año 2008 y para la gasteiztarra eran sus últimos Juegos Olímpicos. Por suerte y como ella misma dice es de las pocas gimnastas que ha sido capaz de decidir cuándo parar. Ninguna lesión la hizo frenar ni retirarse antes de tiempo y solo sus ganas, fuerza y sacrificio, sumado al amor por su deporte, la hicieron seguir adelante pese a las trabas o baches del camino para lograr ser la única gimnasta rítmica de toda la historia en conseguir estar en la final de cuatro Juegos Olímpicos distintos;Atlanta’96, Sidney’00, Atenas’04 y Pekín’08. Convirtiéndola en un “icono para el mundo de la gimnasia que se ha ganado el reconocimiento mundial en su deporte”, así la presentaba Paloma del Río -voz de las transmisiones de Televisión Española de competiciones de gimnasia rítmica- en el vídeo de despedida dedicado a la joven gimnasta vitoriana en el año 2008.

Se cumplen diez años, por tanto, desde que Almudena pusiera punto final a una etapa de su vida que comenzó con tan solo siete en Gasteiz;vistiendo maillots que su propia madre, Mina Tostado, le hacía para los concursos de gimnasia rítmica a los que se presentaba y donde sin ella saberlo ya empezaba a demostrar su valía con el club Arabatxo. “Era una niña muy insegura y me infravaloraba mucho. Eso me hacía creer que podía dar más de mi”, reconoce. Para terminar despidiéndose en 2008 en Pekín de la gimnasia bajo los acordes del Nessun Dorma y con tres volteretas que pondrían fin a su carrera. En aquella ocasión portaría un maillot creado por ella misma y dedicado a su abuelo, Fernando, con un dibujo de un Ave Fénix. “Mi abuelo siempre me decía que siempre resurgía como el Ave Fénix. Parecía que había acabado pero volvía con más fuerza”, recuerda emocionada.

Al mismo tiempo se cumplen once años desde que una joven pero madura Almudena de solo 27 comenzase a preparar el último tramo de sus últimos Juegos junto a su entrenadora Iratxe Aurrekoetxea -preparadora de Cid en sus inicios en el club Beti Aurrera y en sus dos últimos Juegos en Atenas y Pekín-. Un año en el que las lesiones se convirtieron en crónicas pero que no pudieron con sus ganas por seguir luchando. Ella misma decidió aguantar para así poner un buen broche final a su carrera deportiva participando y compitiendo en sus cuartos Juegos Olímpicos. Su acceso a la final le convertía en la única en lograrlo en toda la historia de su disciplina, allanando de esa manera el camino a las futuras generaciones que veían esto como imposible. “No entendía por qué cuando crecías y eras más madura e interpretabas mejor las emociones tenías que retirarte. Quería cambiar eso y callar la boca a toda la gente que no nos veía capaces de hacerlo. Animando así a las siguientes a que lo hagan”, incide.

Lo hizo por ella, por su entrenadora, su equipo, compañeras y compañeros, futuras generaciones de la gimnasia rítmica, aunque sobre todo lo hizo por su entorno cercano, en especial su familia, que desde el día que cambio Gasteiz por Madrid en 1994 nunca la dejaron de apoyar y animar para que luchase por su sueño. “Tengo una suerte inmensa de tener una familia como la que tengo. Mi madre, mi padre y mis dos hermanos siempre me han apoyado”, cuenta.

Fue un último año duro con sabor agridulce. En parte estaba feliz por dejar de sufrir los dolores que llevaba sufriendo en distintas partes del cuerpo y contenta, también, por empezar nuevas etapas en la vida. “Tenía claro que era mi final y quería empezar una nueva etapa en la vida. Por ello, empecé a prepararme en interpretación. Quería ser actriz y sabía que el deporte me ayudaría. Estaba dispuesta a luchar por mi sueño de conseguir estar encima de los escenarios”, afirma. Aunque al mismo tiempo Cid se encontraba triste por poner punto final a una de las etapas más “bonitas” de su vida, que le había enseñado a “conocerme como persona” y a verse capaz de que “poder enfrentarme” a cualquier reto que se propusiese. Reconoce que no fue una decisión “fácil” dejarlo pues se veía capaz de competir al más alto nivel.

Una década después de poner el broche de oro final a su brillante carrera sobre los tapices y centrada en las múltiples actividades profesionales a las que dedica su tiempo en la actualidad, Almudena transmite seguridad, tranquilidad, ilusión y alegría. Es clara en las respuestas, no titubea, y responde cada una de las cuestiones con la misma elegancia y delicadeza con las que acostumbraba a moverse sobre el tapiz. Transmite ganas por vivir y luchar por los sueños;esos que no vale solo con soñarlos sino que hay que pelearlos para hacerlos realidad, sin tener prisa pues hay que disfrutar del camino y ser paciente en el mismo. “Fui feliz en mi deporte pero ahora mi mayor sueño es triunfar encima del escenario. Me sigo preparando y sé que con el tiempo lo conseguiré, aunque sea con arrugas en la cara”, afirma.

las claves

GIMNASIA RÍTMICA

A nivel de club. Empezó con siete años en el club Arabatxo y de ahí pasó al club Beti Aurrera, ambos en Gasteiz. Es la segunda gimnasta rítmica que más campeonatos de España ha ganado (8).

Selección de España (1994-2008). Es la única gimnasta rítmica en haber ido a cuatro Juegos Olímpicos;Atalanta’96, Sidney’00, Atenas’04 y Pekín’08. En los dos últimos Juegos fue diploma olímpico.

TRAS SU RETIRADA

Medalla de Oro del Mérito Deportivo en el 2009.

Comentarista. Junto a Paloma del Río en las competiciones de gimnasia rítmica en Teledeporte.

Actriz. Ha interpretado varios papeles en series, cortometrajes y obras teatrales. Está embarcada en la obra teatral Linda Vistainterpretando a una joven de 28 años. Estarán del 11 al 27 de enero en el Centro Dramático Nacional de Madrid, en el Valle Inclán de la sala pequeña.

Olympia. Son tres colecciones distintas de cuentos infantiles escritos por ella misma sobre una niña que sueña con ir a unos Juegos Olímpicos. En noviembre saldrá el siguiente cuento y asegura que prepara cuatro más que darían por finalizada la colección.

Estancamiento de la gimnasia rítmica

falta de Estructura cid cree que “ha habido una relajación y se ha vivido de las rentas”

vitoria- Almudena Cid analiza, con la perspectiva que le permite el retiro y el tiempo libre que le queda de su actual actividad profesional, el deporte que tanto ha amado y sigue queriendo con locura. En su opinión resultaría absurdo juzgar la gimnasia rítmica por lo que fue hace veinte años, “sería un gravísimo error”. Reconoce que a nivel social existe una evolución en la visión que tiene la gente respecto a su deporte, a lo que ella junto a sus compañeras contribuyeron mucho. Ha habido un cambio en los entrenamientos pero en su opinión “aún se necesita una estructura que no existe desde el año 2000”. Cree que los líderes que llevan este deporte tienen que preparar con tiempo la base para que salgan resultados pero a tres ciclos olímpicos vista. “Ha habido una relajación y se ha vivido de las rentas”. En su opinión la dinámica es complicada y existe un problema de “estructura”. Por último le gustaría que los futuros dirigentes fueran “personas realistas, profesionales, con visión de futuro y con capacidad empática con el deportista y el entrenador”.- I.G.

“Aunque las cosas se pongan del revés, no por eso se pierde el equilibrio”

“Mi sueño es ser actriz y superar mis miedos encima del escenario. Voy en el buen camino”

“No entendía por qué cuando las gimnastas alcanzaban su madurez tenían que dejarlo”

almudena cid

Exgimnasta olímpica

Últimas Noticias Multimedia