El rival más duro, el calor

carreras de montaña | oihana azkorbebeitia e iban murua se imponen en la 10ª edición

Mikel Pérez Agúndez / Iban Aguinaga - Lunes, 24 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Oihana Azkorbebeitia, ganadora de la prueba, en la ascensión al monte de Beriáin.

Oihana Azkorbebeitia, ganadora de la prueba, en la ascensión al monte de Beriáin. (Iban Aguinaga)

Galería Noticia

Oihana Azkorbebeitia, ganadora de la prueba, en la ascensión al monte de Beriáin.Uno de los corredores de la prueba, encarando la ascensión.Varios atletas, por una de las zonas de sombra de la prueba.El fuerte desnivel exige un gran esfuerzo a esta participante y al resto.El camino hacia la meta de la ermita de San Donato.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

“Sabíamos que iba a hacer mucho calor, ha sido duro, pero al final son las mismas condiciones para todos” “Estoy muy contenta tanto por la victoria como por el récord, además se lo he arrebatado a una amiga” “Ha vuelto a ser un éxito de participación, más que ningún año. Hay que dar las gracias a todos los que lo hacen posible”

uharte arakil- El guipuzcoano Iban Murua y la vizcaína Oihana Azkorbebeitia se impusieron ayer en una nueva edición, ya van 10, de la Uharte Arakil Kilómetro Vertical en una jornada en la que el mercurio alcanzó cifras de hasta 30ºC a lo largo de la prueba. Azkorbebeitia, además de alzarse con la txapela de vencedora, logró rebajar el crono de la mejor marca en 30 segundos. El primer navarro fue Xabier Macías, que quedó en 6ª posición.

El monte de Beriáin volvió a ser escenario un año más de una de las pruebas de montaña más exigentes de Navarra. Una edición que volvió a gozar del éxito de participación habitual en la carrera, ya que incluso “hubo gente que se quedó fuera por el límite de inscripciones”, aseguraron desde la organización. El número total de atletas fue de 216.

En su tercera concurrencia, Iban Murua, pupilo del tres veces campeón de la prueba, Aitor Osa, llegó en primera posición a la ermita de San Donato después de recorrer los 5 kilómetros de trazado con un desnivel de 1023 metros.

Murua se estrenó como ganador marcando un duro ritmo desde los primeros metros de la carrera y pronto se quedó en solitario. “Hemos salido rapidísimo, he intentado ir a mi ritmo y no pasarme para regular en la subida”. Después de su segundo puesto en la edición de 2016, el atleta no quiso volver a cometer el mismo error y con paso firme llegó hasta la meta de la ermita. “Es una carrera muy llana al principio y si te pasas lo pagas en las rampas del final, creo que es una de las claves de la prueba”, comentaba Murua al término de la misma.

En féminas, la txapela fue para Oihana Azkorbebeitia, la cual mejoró el mejor tiempo de la carrera, en manos de María Zornoza, en 30 segundos.

La vizcaína de 37 años destrozó a sus rivales en la subida a Beriáin y logró llegar a la meta en solitario. “Es la segunda vez que la hago. No he seguido ninguna estrategia. Ir a mi ritmo sabiendo que había que guardar fuerzas para arriba”, afirmó la atleta. “Estoy muy contenta tanto por la victoria como por el crono, además le he arrebatado la marca a una amiga (reía)”.

altas temperaturasEl calor fue protagonista desde primera hora de la mañana, un factor que influyó en el devenir de la prueba en el caso de algunos corredores. Desde la organización informaron que una atleta tuvo que ser atendida por los servicios médicos.

“Contábamos con el calor, otros veces hacia más fresco, ha sido mucho más duro que otros años pero al final es lo mismo para todos”, aseguraba Murua.

Desde la organización informaron también que la participación fue más alta que en otras ocasiones, llegando a tener que quedarse atletas sin poder participar. También quisieron mostrar su agradecimiento tanto a los corredores como a todos los que hacen la prueba posible año tras año”.

Últimas Noticias Multimedia