Movilizados por un Ega limpio de residuos

unas 70 personas participaron en un auzolan en estella para eliminar la basura del río y crear con ella una escultura

Un reportaje de R. Usúa - Martes, 25 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Los voluntarios posan con la escultura que se realizó con los residuos extraídos.

Los voluntarios posan con la escultura que se realizó con los residuos extraídos. (CEDIDA)

Galería Noticia

Los voluntarios posan con la escultura que se realizó con los residuos extraídos.

El río Ega a su paso por la Vieja Lizarra baja desde este fin de semana con 600 kilos menos de basura, justamente los que recogieron del cauce, y también de las orillas, los alrededor de setenta voluntarios que acudieron el sábado por la mañana a la convocatoria de la comisión ciudadana de Medio Ambiente.

Era un llamamiento para limpiar el río y para concienciar de la importancia de su cuidado, y se hizo por cuarto año en colaboración con distintas asociaciones y entidades de Estella, como la Asociación de Vecinos de San Miguel, Ega Kayak, Ekologistak Martxan, Mugitu, Salvemos Los Llanos, la Sociedad de Cazadores y Pescadores, y la Sociedad de Pesca Deportiva El Esguín.

Durante cerca de dos horas y media, los voluntarios participaron por grupos en un auzolan recorriendo el tramo que discurre entre el puente de San Juan y la zona del Santo Sepulcro. En total, se recogieron unos 600 kilos de basura. “Se ha notado una disminución de los residuos recogidos (fueron 700 en 2017 y 830 en 2016), en parte por la falta de lluvia, que ha generado menos riadas, y en parte como resultado de la limpieza realizada en años anteriores”, explicaron desde la organización.

Era la cuarta vez que se realizaba esta iniciativa y se recogieron del río y de sus orillas unos 600 kilos de residuos

Según comentaron, el 95% de los residuos eran “totalmente evitables, ya que fueron arrojados deliberadamente al río. Y por el estado en el que se encontraban, se estima que la mayor parte, sobre el 70%, se tiraron en el último año”. Una mala noticia, ya que deja patente que todavía queda mucho por hacer, como comentó la concejala de Medio Ambiente, Emma Ruiz (EH Bildu).

“No es buena noticia que la mayoría de esos residuos se vayan renovando, porque ya se había limpiado por ahí el año pasado. Pero la idea es continuar con esta iniciativa con la esperanza de que llegue el día en el que hagamos solo una fiesta y no sea necesario limpiar”, agregó.

Entre los voluntarios estaban los habituales y gente nueva, así como un amplio abanico de edades, y también se utilizaron piraguas para recoger casi de todo (una cafetera, una silla de coche, muelles de colchón, palés y hasta un ancla), aunque especialmente botellas de plástico, bolsas y latas en orillas cercanas a lugares de reunión (trasera de la plaza del Azucarero, calleja del Chapitel o el parque de Los Llanos). También pañales junto al puente de la Vía.

Una vez terminada la limpieza, los artistas Mª Jose Recalde y Juan Sukilbide, con ayuda, se encargaron de diseñar, con parte de los residuos recogidos, una curiosa escultura junto al bar La Hormiga. El objetivo, concienciar a las cientos de personas que cada día transitan por Los Llanos. “Queremos que la gente vea qué residuos y qué cantidad acaban el río”, concluyó.

etiquetas: estella, rio, ega