No hubo barra en el gaztetxe el fin de semana, según varios informes de la Policía Municipal

El edificio estuvo cerrado durante la mayor parte de las fiestas y con escaso tráfico de personas

Martes, 25 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Jóvenes sentados en la plaza de Navarrería, tras la nueva okupación del Palacio del Marqués de Rozalejo, denominado Gaztetxe Maravillas.

Jóvenes sentados en la plaza de Navarrería, tras la nueva okupación del Palacio del Marqués de Rozalejo, denominado Gaztetxe Maravillas. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Jóvenes sentados en la plaza de Navarrería, tras la nueva okupación del Palacio del Marqués de Rozalejo, denominado Gaztetxe Maravillas.

pamplona- Los informes elaborados por la Policía Municipal durante el pasado fin de semana sobre el gaztetxe Maravillas concluyen que no funcionó la barra utilizada en otras ocasiones y que su actividad fue prácticamente nula con motivo de las fiestas de San Fermín de Aldapa. Así se recoge en la documentación que el área de Seguridad Ciudadana entregó ayer a los grupos municipales durante la Comisión de Presidencia, donde el lunes pasado se acordó no permitir este tipo de actividad comercial en el edificio.

Para su cumplimento, la Policía Municipal realizó labores de vigilancia en los días previos y durante los tres días de festejos en el Casco Viejo. El viernes, según el informe de los agentes desplazados al lugar, la puerta principal del gaztetxe estuvo cerrada, aunque observaron el movimiento de algunas personas en una de las puertas laterales “comiendo y bebiendo sin poder precisar si estas consumiciones han sido facilitadas en el interior del gaztetxe”. En la noche del viernes al sábado se realizaron tres servicios de vigilancia (02.10, 04.30 y 06.00 horas), sin que se apreciara actividad de ningún tipo en el interior. El sábado hubo otras dos inspecciones a las 17 y 21 horas en el gaztetxe, con el mismo resultado. Igual sucedió el domingo, cuando se llevaron a cabo cinco servicios de vigilancia a distintas horas.

Con estos datos, la concejala delegada Itziar Gómez fue rotunda al afirmar ayer que no hubo barra y que las fiestas se desarrollaron con total normalidad y buen ambiente.

La regionalista María Caballero lamentó que desde el gaztetxe se lanzara un chupinazo alternativo y Maite Esporrín (PSN) dijo que se habían servido bebidas en su interior. Aritz Romeo (EH Bildu) se felicitó del ambiente festivo y afeó la actitud de la oposición contra las fiestas en los barrios.

En la Comisión se rechazaron, con los votos en contra de EH Bildu, Geroa Bai, Aranzadi e I-E, dos declaraciones de UPN y PSN contra la “politización” de las fiestas de San Fermín de Aldapa. - K.G.

Últimas Noticias Multimedia