Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Todo está listo para zarpar al Mediterráneo central”

El ‘Aita Mari’ se somete mañana a las pruebas de navegación y el viernes zarpará a Getaria para ser presentado en sociedad

Un reportaje de Jorge Napal - Miércoles, 26 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:03h

Tripulantes y voluntarios del ‘Aita Mari’, ayer, junto al puente de mando.

Tripulantes y voluntarios del ‘Aita Mari’, ayer, junto al puente de mando. (Fotografía Iker Azurmendi)

Galería Noticia

Tripulantes y voluntarios del ‘Aita Mari’, ayer, junto al puente de mando.

La odisea que ha vivido el Aquarius arrastra consigo una marea de indignación que alcanza de lleno a Pasaia. “Se está criminalizando la ayuda humanitaria. Que rescatar vidas sea un delito es de locos”, censuran los tripulantes del Aita Mari, el barco humanitario de Getaria que, en apenas una semana, zapará al Mediterráneo central, el mismo escenario en el que el Aquarius que ha rescatado a 58 migrantes ha vuelto a poner sobre la mesa la titubeante política de la Unión Europea en materia de inmigración, con un acuerdo entre el Estado, Francia, Malta, Alemania y Portugal que finalmente llegó ayer in extremis.

La remodelación del atunero vasco ha concluido y el barco será sometido mañana a las pruebas de navegación durante las cuales el motor del barco se pondrá a una potencia máxima durante dos o tres horas. También se medirá cómo maniobra el timón, y la destreza de los tripulantes en las labores de fondeo, achiques y ejercicios de contraincendio. Todo ello es necesario para que la Dirección General de la Marina Mercante emita el certificado que permita la navegación. A partir de ahí Madrid tiene que dar el visto bueno.

El proyecto avanza. La imagen que ofrecía ayer por la mañana el Aita Mari no guarda relación alguna con el pesquero que fue. Jesus Mari Aizpuru, patrón del buque que durante 17 años surcó con sus redes las aguas de Irlanda y Madeira, se rascaba ayer a mediodía los ojos. Le costaba dar crédito a lo que veía frente a sí. “Esto es otro mundo”, decía junto a su cuñado en la plataforma frente al puente de mando, donde los tripulantes del barco se retrataron para ilustrar el reportaje.

En Getaria no se habla de otra cosa. El patrón reconocía ayer a este periódico que los habitantes del pueblo costero, que conocieron durante tantos años el Aita Marien su faceta pesquera, se preguntan cuándo podrán verlo reconvertido en barco humanitario. Y ya tienen fecha. Será pasado mañana, viernes, cuando el buque zarpe desde Pasaia a Getaria para presentar en sociedad el fruto de dos meses y medio de trabajo.

Una vez atracados en el pueblo que vio nacer al navegante Juan Sebastián de Elcano, todas aquellas personas que estén interesadas en acercarse para conocer el buque desde dentro podrán hacerlo desde las 10.00 a las 18.00 horas. Así, de proa a poca, podrán comprobar que el barco tiene hasta su propia “gasolinera” para llenar los depósitos de las lanchas de rescate.

Junto a ella verán una enorme grúa que ha sido desmontada hasta la última arandela para lanzar al agua dos lanchas. En la cubierta se ve también un carrete gigante que, a modo de molinete, utilizarán para fondear en mar abierto cuando no les dejen llegar a puerto. “Esperamos no tener que utilizarlo por ese motivo, pero no vamos a dar un solo paso atrás. Sabemos que en octubre zarpará también un barco italiano, y hemos oído que hay otros buques de ong también se van a fletar. El ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, ha dicho que nos va a denunciar, pero nos tendrá de frente”, indicaba ayer a pie de obra el donostiarra Iñigo Gutiérrez, secretario de Salvamento Marítimo Humanitario.

Contrasta la implicación de las instituciones vascas con el creciente rechazo que despierta entre los países de la UE dejar atracar a los barcos humanitarios en puerto. El Gobierno Vasco sigue muy atento a la evolución del proyecto, para lo cual ha aportado 400.000 euros con los que se ha podido reformar este barco de 32 metros de eslora. Asociaciones de apoyo a migrantes y ayuntamientos también han aportado su granito de arena.

El mural de los niños

El contexto no es nada halagüeño para el Aita Mari, en una semana en la que el Consejo de Ministros del país transalpino ha aprobado el decreto sobre seguridad e inmigración que lleva la marca personal del líder de la ultraderechista Liga.

La nueva medida endurece las condiciones para los solicitantes de asilo, facilita las expulsiones y limita la protección de los inmigrantes vulnerables.

Especialmente mujeres y niños, que van a encontrar en el barco de Getaria una bodega en la que alojarse. Lo harán en el mismo lugar donde hasta hace bien poco se guardaba pescado.

Ese espacio, donde pasarán horas muertas a la espera de llegar a puerto, ha sido decorado con un mural pintado por las zarauztarras Eguzki Egaña y Lore Agirre. “En cuanto nos plantearon la idea nos animamos. Sabiendo que iban a ser ubicadas aquí mujeres y niños, y que las horas tras el rescate se les iban a hacer eternas, se nos ocurrió hacer unos dibujos con animales, tipo cuento, que reflejaran el concepto de la amistad, de manera que las madres puedan narrar a sus hijos durante esa singladura incierta la historia de los músicos de circo que se ven en el mural, con un zorro encima de un hipopótamo, un oso polar y una jirafa. Es una manera de hacerles más amena la espera”, explicaban ayer por la tarde las artistas zarauztarras, con el mural todavía por rematar.

Una vez que el Aita Mari regrese a Pasai Donibane el sábado, solo quedará el visto bueno de la Dirección General de la Marina Mercante para zarpar al Mediterráneo central.

Más sobre Comunidad Autónoma Vasca

ir a Comunidad Autónoma Vasca »