de 52 años y natural de Pamplona

Pablo Salvatierra, nuevo jefe de Policía Municipal de Estella

Relevará el lunes a Miguel Ángel Remírez, que se jubila tras 35 años de servicio
Actualmente es cabo en la policía local de Zizur Mayor

R. Usúa - Miércoles, 26 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Pablo Salvatierra, a la derecha, ayer en su presentación junto a Miguel Ángel Remírez y Koldo Leoz.

Pablo Salvatierra, a la derecha, ayer en su presentación junto a Miguel Ángel Remírez y Koldo Leoz. (R. Usúa)

Galería Noticia

Pablo Salvatierra, a la derecha, ayer en su presentación junto a Miguel Ángel Remírez y Koldo Leoz.

ESTELLA-LIZARRA- Pablo Salvatierra Beorlegui, de 52 años y natural de Pamplona, será a partir del lunes el nuevo jefe de la Policía Municipal de Estella en sustitución de Miguel Ángel Remírez Hermoso, que se jubila tras 35 años de servicio. El nuevo responsable -cabo en la Policía Local de Zizur Mayor, donde fue jefe entre 2007 y 2011- fue presentado ayer públicamente días después de que Pablo San Martín, el candidato inicialmente, decidiera renunciar al cargo por desavenencias con los cabos, como ya se ha venido informando.

Ayer todos coincidieron en la necesidad de “mirar hacia adelante” por el bien de la ciudad, aunque el alcalde, Koldo Leoz (EH Bildu), no ocultó que “me hubiera gustado que a Pablo San Martín se le hubiera dado también una oportunidad”.

Leoz explicó que tras la renuncia del candidato inicial contactó con el departamento de Interior, y de un listado de personas que le facilitaron, de distintos perfiles, optó por Salvatierra después de realizar varias entrevistas. “Coincidimos en la manera de ver la labor policial y le agradezco que haya aceptado el reto. Tiene experiencia, ha ocupado puestos de mando y estoy convencido de que es la persona idónea y que va a hacer un gran trabajo dando continuidad a lo realizado esta legislatura con Miguel Ángel, siendo una policía igual de eficiente y, a ser posible, cada vez un poco más cercana, de ayuda y de apoyo”, agregó Leoz.

empatía con el ciudadanoSalvatierra, casado y con dos hijos, entró en la Policía Local de Zizur Mayor en la primera promoción (en 1997, cuando todavía eran alguaciles), y en 2007 logró la plaza de cabo, la misma que ocupa actualmente tras cuatro años como responsable del cuerpo.

Aseguró, ante esta nueva etapa, que asume el reto “con muchísima ilusión” y apuntó a la “empatía” como la clave. “Queremos que los ciudadanos nos vean cercanos y sepan que estamos siempre para echar una mano. Partiendo de la base de que el trabajo policial tiene esa impopularidad por la coerción en la aplicación de las normas, hay que ser educados y tratar a la gente con el máximo de los respetos y como nos gustaría que nos tratasen a nosotros;trabajamos con personas”.

También comentó el nuevo responsable de la Policía Municipal de Estella que tras reunirse con los cinco cabos salió “muy satisfecho” del encuentro. “La sensación ha sido muy buena, por lo que he visto hay un equipo de trabajo extraordinario y me ha sorprendido gratamente el desarrollo competencial y lo avanzado que esté este cuerpo de Policía”.

Preguntado por los últimos acontecimientos (las tensiones entre Alcaldía y los mandos intermedios), aseguró que “la Policía Municipal de Estella goza de buena salud. Como dice el refrán, en todas las casas cuecen habas, y no es nada grave ni irresoluble;todos estamos aquí para sumar”, concluyó.

Leoz, por su parte, deseó que en el futuro se erradique cualquier tipo de queja ciudadana al respecto de la labor policial. “Hemos recibido algunas quejas durante un tiempo, esa es la verdad, como también hemos tenido quejas de otros servicios municipales, pero por disconformidad con las formas, no por las sanciones. Por eso insistimos tanto en el trato con la gente. Las formas tienen que ser exquisitas, hay que ser educados y empáticos. Y ojalá no vuelvan a darse esas situaciones, ya que la labor policial en Estella es buena porque durante años se ha estado trabajando muy bien”, dijo.

Últimas Noticias Multimedia