Una mujer acusa al candidato de Trump al Supremo de participar en violaciones en grupo

Julie Swetnick podría ser la tercera acosada por Brett Kavanaugh en los años 80

Jueves, 27 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Manifestantes protestan contra Kavanaugh frente a la oficina de la senadora Susan Collins.

Manifestantes protestan contra Kavanaugh frente a la oficina de la senadora Susan Collins. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Manifestantes protestan contra Kavanaugh frente a la oficina de la senadora Susan Collins.

NUEVA YORK- Animada por las denuncias de Christine Blasey Ford y Debora Ramírez, una tercera mujer, Julie Swetnick, acusó ayer a Brett Kavanaugh, el nominado por el presidente estadounidense, Donald Trump, para convertirse en juez del Tribunal Supremo, de ser testigo de su propia violación y de haber participado en abusos a otras mujeres en su juventud, según reveló ayer el abogado Michael Avenatti.

El letrado de la presunta víctima publicó en Twitter una declaración jurada de la mujer, que “es una mujer valiente y honesta”, por lo que pide que “su privacidad y la de su familia se respeten”

En ella, dice: “Aproximadamente en 1982, fui víctima de una de estas violaciones en grupo, o trenes, en la que Mark Judge -amigo del juez- y Brett Kavanaugh estaban presentes”. Sin embargo, Swetnick evita pronunciarse sobre si alguno de los dos participó directamente en la agresión.

En el texto, recuerda “cómo Mark Judge y Brett Kavanaugh bebían excesivamente y se comportaban de manera extremadamente inapropiada, siendo demasiado agresivos con las chicas o no aceptando un no por respuesta”.

“Fui testigo de cómo estos y otros hombres provocaban que las chicas se emborracharan, para que así estuvieran desorientadas, de manera que pudieran violarlas en grupo”, asegura.

fiestas universitariasLos hechos habrían tenido lugar entre 1981 y 1983, cuando el ahora candidato al Tribunal Supremo era un adolescente y tanto él como Swetnick acudían, según la presunta víctima, a fiestas en las que algunos hombres, entre ellos el propio Kavannaugh, emborrachaban a las mujeres para después violarlas en grupo.

Asimismo, la presunta víctima afirma que tiene un “claro recuerdo” de estas fiestas en las que se podía ver a “chicos haciendo fila fuera de una habitación esperando a su turno” mientras una chica se encontraba en la cama.

Con esta acusación, Swetnick se convierte en la tercera mujer que pone en tela de juicio el comportamiento del juez durante su adolescencia.

La primera en levantar la voz de alarma fue Christine Blasey Ford, quien, tras acusar a Kavanaugh de abuso sexual, deberá testificar hoy ante el Senado de EEUU, un paso clave que determinará el curso de la confirmación del juez para el Tribunal Supremo.

A esta se sumó, el pasado domingo, la denuncia de Debora Ramírez, quien también reprobó el comportamiento del juez cuando este cursaba su primer año de carrera en la Universidad de Yale.

rotunda negaciónPor su parte, Kavanaugh negó rotundamente la acusación, aunque sí admitió que en algunas fiestas universitarias bebía demasiada cerveza. “No me dejaré intimidar para retirarme de este proceso. Este esfuerzo para destruir mi buen nombre no me hará perder la cabeza. Las viles amenazas de violencia contra mi familia no me harán perder la cabeza”, insistió.

En esto, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ofreció su respaldo a Kavanaugh y aseguró que las nuevas alegaciones de abuso sexual son “falsas” y de que se trata de un embuste organizado por la oposición demócrata para frenar la confirmación de su nominado al Supremo.

“El letrado Michael Avenatti es un abogado de tercera que es bueno haciendo falsas acusaciones como hizo conmigo y como está haciendo ahora con el juez Brett Kavanaugh”, aseveró el mandatario republicano en su cuenta de Twitter. - Efe/E.P.

Más sobre Mundo

ir a Mundo »

Últimas Noticias Multimedia