Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Delgado resiste arropada por el Gobierno y el PSOE

El Ejecutivo no aceptará “chantajes” ni “amenazas”, zanja Sánchez para alejar el fantasma electoral
PP y Ciudadanos reclaman elecciones, confiados en sus propias encuestas

Jueves, 27 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno (EFE)

Galería Noticia

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, durante su intervención en la sesión de control al GobiernoEl presidente del Gobierno, Pedro SánchezDelgado recibe el apoyo de la ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona- El Gobierno puso ayer freno a las especulaciones sobre la continuidad de Dolores Delgado y dio por zanjada la polémica de sus grabaciones con el excomisario Villarejo. La propia titular de Justicia defendió su continuidad en la sesión de control del Congreso entre fuertes aplausos del grupo socialista, que escenificó su cierre de filas poniéndose en pie tras su intervención. “Ni este Gobierno ni esta ministra va a aceptar el chantaje de nadie”, concluyó. Así, el Ejecutivo da carpetazo al asunto y elude por el momento una tercera dimisión que podría obligarle a convocar elecciones anticipadas. El propio presidente respaldó a la ministra desde Nueva York, donde asiste al inicio del periodo de sesiones de las Naciones Unidas: “No nos va a marcar la agenda política un corrupto”.

A diferencia de las revelaciones que llevaron a la dimisión a los ministros Màxim Huerta y Carmen Montón -uno por defraudar a Hacienda y la otra por su máster irregular-, en Moncloa defienden que unas grabaciones ocultas de conversaciones en el ámbito privado no son motivo de dimisión. Recuerdan además que la comida con Villarejo y otros mandos policiales que ha sido filtrada se produjo hace nueve años, cuando Dolores Delgado era fiscal de la Audiencia Nacional y no se dedicaba a la política. Por ello, en el Ejecutivo consideran que “no hay caso” y subrayan que el respaldo a Delgado es “absoluto”. Esto no eximirá a la ministra de dar explicaciones: deberá comparecer el 10 de octubre en la Comisión de Justicia del Congreso. “En mis 30 años como fiscal no me he achantado con narcotraficantes, con terroristas, con corruptos... y ahora también me mantendré firme”, dijo.

Otro elemento que en las últimas horas ha reforzado la apuesta por la continuidad de Delgado ha sido el cambio de matiz en el discurso de Podemos, principal socio parlamentario del PSOE. Pablo Iglesias, que el martes le reclamaba que dejara la política, bajó ayer el listón y eludió pedir su dimisión. Asimismo, espera que la polémica no pase factura a su relación con el Gobierno, al que se comprometió a seguir respaldando, ya que están en juego acuerdos para “avanzar en materia fiscal, Sanidad, Educación, Dependencia y pensiones”. La continuidad de la ministra queda reforzada tras el giro de Iglesias, al que en absoluto convienen unas elecciones con su partido a la baja como evidenció el CIS esta misma semana.

Mientras tanto, el PP y Ciudadanos, que manejan encuestas internas favorables, siguen exigiendo la dimisión de la ministra y la convocatoria inmediata de elecciones. La estrategia es clara: valerse de la debilidad del Gobierno, acrecentada en un mes que ha resultado fatídico para su estrategia, para cobrarse la cabeza de la titular de Justicia y hacer caer a Sánchez.

Ayer, el más explícito fue Rafael Hernando, que tachó de “zombi” a la socialista. El diputado del PP calificó de “vergüenza” que la ministra acudiera al pleno, ya que considera que “mancilla la Cámara” con sus mentiras. “Usted es rehén de sus peligrosas amistades con las cloacas, es un zombi al que ni el CIS le va a arreglar la cara”, le espetó con dureza.

Otra voz popular, Dolors Montserrat, acusó al Ejecutivo de “vivir de la mentira” y de gobernar con la ayuda de quienes “odian” España. “Llevan ya tres dimisiones, dos despachadas y una en camino”, auguró. Sin embargo, en Génova admiten que no va a ser fácil lograr la renuncia de Delgado, ya que creen que Sánchez la mantendrá para no ser arrastrado por el seísmo.

En Ciudadanos también opinan que el Gobierno está “contra las cuerdas” y Sánchez, “atrincherado”. Según Albert Rivera, prometió un Ejecutivo de “estrellas” y tres meses más tarde tiene “un Gobierno estrellado”.