Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Este pabellón es un proyecto que mira al futuro”

José Ramón Santesteban

/ jefe de la Sección de Gestión de Infraestructuras del Gobierno foral

El técnico ha estado de principio a fin en el desarrollo y ejecución de Navarra Arena

Una entrevista de Natalia Biurrun Fotografía Mikel Saiz - Viernes, 28 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- Si hay una persona que conoce bien los detalles de Navarra Arena es José Ramón Santesteban, jefe de la Sección de Gestión de Infraestructuras del Gobierno de Navarra. Desde que el proyecto arrancara en 2008, Santesteban ha estado presente en todas las iniciativas y actuaciones realizadas.

Hay una pregunta que muchos navarros se han cuestionado desde que en 2008 se planteó la construcción de este pabellón multiusos. ¿Por qué un edificio de estas dimensiones?

-En los planes de inversiones de instalaciones deportivas que se hacían con técnicos de deportes, municipales, etc. siempre se percibía una demanda de la necesidad de un pabellón deportivo en Navarra que tuviera capacidad para albergara a más de 5.000 espectadores. Cuando en 2008 salió adelante el Plan Navarra 2012 para inversiones en dotaciones sociales e infraestructuras públicas por un importe de 4.508 millones de euros, se incluyó la construcción de un edificio deportivo dentro de las 90 actuaciones prioritarias establecidas para esos próximos cuatro años.

Visitamos diferentes instalaciones de ciudades como Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Madrid o Zaragoza, incluso del extranjero, para ver cómo se podía ejecutar esta obra. Nos dimos cuenta que Navarra tenía que mirar más allá de los 5.000 espectadores y que realmente era necesario un espacio para 10.000 personas. No podíamos quedarnos con las necesidades presentes, sino que teníamos que mirar al futuro, mas allá de los 10 o 20 años siguientes. Si ya las federaciones nacionales e internacionales exigen un aforo mínimo de 8.000 o 10.000 espectadores para acoger cualquier tipo de evento, como por ejemplo una final de fútbol sala o una Final Four de Baloncesto, no podíamos quedarnos con los 5.000. Además, teníamos el antecedente del Itxako que cuando se clasificó como finalista de la Copa de Europa no tenía espacio para competir porque en Navarra no existía un polideportivo con estas características de aforo.

Creo que es importante recalcar que no se trata de un espacio para 10.000 personas, sino que tiene capacidad “hasta 10.000”, gracias a su versatilidad y funcionalidad. Además, el incremento de gasto que barajamos entre un aforo u otro no era realmente excesivo (en torno a un millón) y lo podíamos hacer.

¿Por que un frontón para 3.000 personas?

-En las visitas que realizamos por las diferentes instalaciones nacionales e internacionales, todos los técnicos nos decían que la infraestructura debía contemplar dos pistas, una central y otra auxiliar. Y por la sencilla razón de que si se celebra un partido de baloncesto, fútbol... los equipos necesitan un espacio de entrenamiento contiguo. Y lo mismo sucede con un concierto, ya que necesita una zona de backstage. Entonces fuimos nosotros los que nos planteamos aprovechar esa pista para proyectar el frontón. Así cubríamos una necesidad que requería Navarra: albergar las finales de pelota. El Labrit se quedaba pequeño. Además, la aportación era mínima, si comparamos los 28 millones de euros que costó el Miribilla de Bilbao, que tiene un aforo similar.

Navarra Arena ha tenido un coste de 60 millones de euros, ¿cree que ha habido desviación del presupuesto?

-Desde el momento que el Ayuntamiento nos cedió al Gobierno de Navarra los terrenos de Sadarcillo, suscribimos un convenio por el que nos hacíamos cargo de la urbanización de la parcela como parte de la obra. El consistorio nos abonó los 4.300.000 euros que costó . Esta cantidad está incluida en los 60 millones de presupuesto, además de los 800.000 euros de coste de conservación, las responsabilidades contractuales y el IVA -cuando se empezó la obra era del 16% y ahora es del 21%-. También hemos tenido ingresos de sentencias que hemos ganado.

Cuando la Cámara de Comptos hizo el informe de evaluación expuso que la desviación era mínima, entorno a un millón (a falta del presente ejercicio). Yo calculo que la desviación no va a superar el 4%. Y para una obra de esta magnitud, esta cantidad es poca.¿Considera que el solar del Sadarcillo es la ubicación ideal para albergar un pabellón de estas características?

-Se nos presentó otras ubicaciones como Trinitarios, pero con la reparcelación del Sadarcillo, esta localización nos gustaba porque se encontraba en una zona ya preparada para acoger a 10.000 personas. Al estar el estadio de El Sadar contiguo teníamos los accesos, aparcamientos, transporte urbano, entre otros, preparados. Además, nunca o casi nunca coincidirían los eventos con los partidos de Osasuna.

Usted ha estado desde el primer momento en el desarrollo de este proyecto. Después de 10 años, al final Navarra Arena abre sus puertas y se pone en marcha. ¿Cuál es la sensación que se le queda?

-Después de estar años con este proyecto sobre la mesa, en conjunto, la sensación es muy buena. Y eso que hace tres años lo veía muy negro. El empujón de los últimos años ha sido clave. Lo que no podía pasar es que se quedara cerrado porque las garantías de las diferentes actuaciones de la obra se iban caducando y la falta de uso lo podían deteriorar.

Tenemos una infraestructura muy versátil, polivalente y funcional. Podemos acoger eventos con muy diversos aforos y de toda índole. Considero que Navarra Arena va a aportar un carácter social a la Comunidad, que hasta ahora no tenía.

Más sobre Foro Hiria

ir a Foro Hiria »

Últimas Noticias Multimedia