Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Absuelto un menor que wasapeó el vídeo de una amiga desnuda

La Audiencia revoca la condena porque la chica, de 14 años, le envió la grabación voluntariamente

Enrique Conde - Viernes, 28 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Un joven observa en su teléfono una foto de una mujer desnuda.

Un joven observa en su teléfono una foto de una mujer desnuda.

Galería Noticia

Un joven observa en su teléfono una foto de una mujer desnuda.

pamplona- La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra ha revocado una condena de cinco meses de tareas socioeducativas que habían sido impuestas a un menor de 15 años en el Juzgado de Menores de Pamplona. El denunciado había difundido a través del WhatsApp un vídeo que le envió una amiga de 14 años en el que la chica aparecía desnuda y era reconocible. Pese a que el juzgado le condenó por un delito contra la intimidad, la Sala le absuelve al interpretar que el hecho denunciado no reúne los requisitos tipificados como delito en la legislación. porque el Código Penal castiga “aquella obtención de imágenes o grabaciones audiovisuales difundidas a terceros sin autorización de la persona afectada y que se consiguieran con su anuencia en un domicilio o en cualquier lugar fuera del alcance de la mirada de terceros”. En el caso concreto, la Audiencia entiende que no se dieron estas circunstancias, ya que el expedientado “obtuvo la grabación porque se la envió la persona afectada” (en este caso la menor) y reconoció que el lugar donde se tomó el vídeo era “íntimo”, por lo que se infiere, dice la Audiencia, que “el lugar en el que se desarrolló la grabación era un espacio reservado de la mirada o de la intervención de terceros”.

en agosto de 2017Los hechos ocurrieron en agosto de 2017 cuando el menor expedientado, de 15 años, recibió en su teléfono a través de WhatsApp en un chat privado un archivo enviado de manera voluntaria por la menor, de 14 años. El mismo contenía un vídeo de carácter íntimo de contenido sexual en el que la chica era reconocible. Luego, el denunciado, sin autorización de ella, envió el vídeo a dos chicas menores y a un amigo, que a su vez lo difundió entre otros menores de edad, circulando el archivo por diversos chats de la misma aplicación”.

LA CLAVE es cómo obtuvo las imágenes La sentencia condenatoria fue recurrida por la defensa del denunciado, que alega que este no había intervenido en la grabación del vídeo y que la menor se lo había enviado de forma voluntaria, por ello la Sala centra aquí el litigio del recurso. El tribunal recuerda que la tipicidad penal exige que para que haya condena las imágenes deben haberse obtenido en un espacio íntimo, “por lo que cualquier modalidad de obtención de la grabación no está sancionada en el precepto”. Por ello, la obtención de la grabación por el menor expedientado “no tuvo lugar de la forma descrita en el tipo penal”.

La Sala entiende que el Juzgado de Menores había efectuado en su sentencia condenatoria “una interpretación extensiva de la norma penal por razón de que en la acción desarrollada por el expedientado no concurren los presupuestos que en aquella se establecen, en lo relativo a que se lograran “con su anuencia en un domicilio o lugar fuera del alcance de la mirada de terceros”, por lo que se ha vulnerado el principio de legalidad penal con infracción de la garantía de taxatividad;lo que conlleva el dictado de una sentencia absolutoria”, concluye la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra. La sentencia es firme, ya que no puede ser recurrida.