fue durante años la más elegida

La sala de la Ciudadela en donde se celebran las bodas civiles llevará el nombre de la exconcejala Lidia Biurrun

La exconcejala, que incorporó en las bodas el traje de gala y el compromiso con el euskera, fue durante años la más elegida por las parejas

noticiasdenavarra.com - Viernes, 28 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 14:07h

Boda civil celebrada en la Ciudadela.

Boda civil celebrada en la Ciudadela. (ARCHIVO)

Galería Noticia

Boda civil celebrada en la Ciudadela.

PAMPLONA. La sala de la Ciudadela donde se celebran los matrimonios civiles llevará el nombre de la exconcejala del Ayuntamiento de Pamplona Lidia Biurrun, de acuerdo a la designación realizada por el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron. El informe que acompaña a la resolución de Alcaldía con el nuevo nombramiento recoge que Lidia Biurrun Aramayo colaboró a dignificar la celebración de las bodas civiles, actos que se llevaban realizando en el Ayuntamiento de Pamplona desde 1995. A su protocolo incorporó el ritual de hacerlo con el traje de gala del Consistorio y el compromiso para celebrar en euskera las bodas de las parejas que así lo solicitaban. El espacio era conocido hasta ahora como ‘Sala Felipe II’. Lidia Biurrun, nacida en la localidad de Falces, en 1954, era licenciada en Geografía y asesora urbanista, y concejala por Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Pamplona desde 1995 hasta 2003, así como segunda teniente de alcalde y concejala delegada de Urbanismo en la Legislatura 1995-1999. Falleció en Pamplona, el 15 de mayo de 2003, a los 49 años, a consecuencia de un cáncer que le había llevado a abandonar la representación política en noviembre del 2002.

Impulsora del Plan General de Pamplona

Fue impulsora del Plan General de Pamplona durante su primer cuatrienio como edil, estando de responsable de Urbanismo del gobierno municipal formado por el tripartito CDN, PSN e IU con Javier Chourraut como alcalde. Su manera de celebrar los matrimonios civiles y su convicción por dar la relevancia que consideraba a estos actos le llevó esos años a ser la concejala preferida por las parejas que querían celebrar su boda en el Ayuntamiento, y a ser durante un tiempo la concejala que más bodas celebraba en el Ayuntamiento de Pamplona. La decisión se ha tomado teniendo en cuenta el Reglamento de Protocolo, ceremonial, honores y distinciones del Ayuntamiento de Pamplona que recoge que la asignación de nombre a calles, plazas, parques, paseos, edificios, monumentos u otros espacios públicos supone una oportunidad para honrar y reconocer a personas y/o entidades que reúnen los méritos suficientes, bien sea por servicios o actividades especiales realizadas en favor de la ciudad de Pamplona, o por su relevancia en el ámbito científico, cultural, deportivo, etc.

Últimas Noticias Multimedia