Gol a Osasuna

Jacinto Martínez Alegría Exconcejal por el tercio familiar del Ayuntamiento de Pamplona - Domingo, 30 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Supongo que mis lectores y lectoras de DIARIO DE NOTICIAS pensarán con toda la razón que me he equivocado porque todavía no se han olvidado del gol de Osasuna el pasado sábado contra el Gijón en el Sadar, yo siempre quiero que gane Osasuna. Lo comprendo. Qué duda cabe que yo mismo lo festejé con un pacharán y con un cigarro terminantemente prohibido por parte de mi médico de cabecera que, por cierto, cuando recurro a él siempre me dice lo mismo: “Esas cosas que te pasan son propias de la edad”. Mis 85 años son como un saco de cemento sobre mis débiles espaldas. No es la primera vez que lo digo.

Ahora voy a explicarles por qué titulo este sencillo comentario como “Gol a Osasuna”. Para los Tribunales de Justicia parece ser que los jóvenes de Indar Gorri son un verdadero peligro para una normal convivencia cuando acuden al Sadar, así como cuando se desplazan a otros campos donde juega Osasuna. Multas de 50.000 € y, para terminar de coronarla, acaban de sancionar a dos jóvenes impidiéndoles acudir al Sadar durante dos años dada su peligrosidad. Mientras tanto, la directiva de Osasuna, en claro fuera de juego, no dice nada y los partidos políticos tampoco. El defensor del socio se lava las manos, me recuerda a Poncio Pilatos. El presidente de Osasuna, que sabía que ese día muchos socios no iban a entrar en solidaridad con los sancionados, se inventa el homenaje a Flaño para escaparse de la realidad, que por cierto, su gol en Sabadell evitó el descenso de Osasuna. La directiva de Osasuna tiene la obligación moral y legal de defender a estos socios que, según mi leal saber y entender, no han cometido ningún delito a la vista de lo que me ha tocado leer. Eres lo que lees. El primer mandamiento de nuestro DIARIO DE NOTICIAS. Conclusión: ese dichoso día, Osasuna y su junta directiva recibieron un gol sin ninguna duda.

Últimas Noticias Multimedia