Si yo tuviera una escoba

Antonio Urra Maeztu - Domingo, 30 de Septiembre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Claro que barrería muchas cosas. Me limitaré a tres:

Barrería la monarquía porque no sirve para nada una institución medieval y caduca. Pero además en el caso de España, monarquía restablecida por el dictador, una familia nada ejemplar desde abuelos a nietos, familia entre las más desestructuradas de la nación, con problemas de todo tipo. Los reyes en España son irresponsables pueden robar y matar y no les pasa nada. ¿Han aprovechado este privilegio? El único requisito para ser rey es ser varón, hasta ahora, ser hijo de su padre y también saber leer el discurso de Nochebuena escrito por el gobierno. Millones de euros para la Casa Real, por cierto con aumento para el año 19.

Barrería el ejército. Por supuesto que no olvido la actuación valiente y hasta heroica de nuestros soldados defendiendo la isla de Perejil poblada por 17 cabras todas ellas españolas. ¿Desde entonces qué? Porque existen los ejércitos existen las armas y las guerras. ¿No sería suficiente una Policía Nacional y Local para mantener el orden en problemas puntuales? ¿Nos invadiría otra nación? Igual nos implantaban la república. Sin ejército cuántos millones podrían ir para educación y sanidad.

Barrería esta justicia politizada para el manejo del gobierno de turno. Por supuesto que la justicia no es igual para todos. Recuerdo algunos casos: más de 3.000 asesinados en Navarra y ni un solo responsable, (“tenemos que matar a todos los que no piensan como nosotros”, Mola);Willy El Niño torturador obsesivo conocido por todo el mundo y no ha pisado la cárcel pero sí ha sido homenajeado y recompensado económicamente;San Fermín 78;Alsasua (se pidió para un joven 62 años de cárcel);La Manada en la calle y alguno cobrando del Estado;Cataluña, dispersión, indultos, aforamientos (250.000), prescripciones, nombramientos de jueces por los partidos… Todo legal pero todo injusto. En justicia tenemos que comenzar de cero.

Claro que existen monárquicos, defensores del ejército y quienes muy serios afirman: “yo confío en la justicia”. El pueblo tiene sentido común pero no una escoba. ¿Sin escoba para barrer lo inútil puede haber democracia?

Últimas Noticias Multimedia