Tudela subvencionará con 3.000 euros la compra de cada coche eléctrico

Los grupos se enfrentan en el pleno por la limpieza y la posibilidad de que sea mancomunada

Fermín Pérez-Nievas - Martes, 2 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Imagen de un pleno anterior.

Imagen de un pleno anterior.

Galería Noticia

Imagen de un pleno anterior.

Tudela- El Ayuntamiento de Tudela subvencionará con hasta 3.000 euros a los vecinos que adquieran un coche eléctrico además de poder aparcar en la zona azul sin tener que pagar ningún tipo de tasa. Así lo aprobó ayer el pleno dentro de la ordenanza en la que se pretende potenciar el uso de vehículos no contaminantes. Para ello se ha habilitado una partida que será de 25.000 euros hasta final de año que, según el resultado, se prevé ampliar en el próximo presupuesto. UPN instó al equipo de gobierno a que “ya que apostáis por este tipo de vehículos solicitamos que se instalen postes de recarga”, a lo que la concejala Olga Risueño contestó que tiene pensado colocar uno en 2019.

Las ayudas van dirigidas a la adquisición de aquellos que tengan “emisiones nulas” o que “no sean de combustión interna”.

las mocionesÉste fue uno de los pocos puntos concretos aprobados ayer en un pleno en el que, como viene siendo la tónica habitual, los asuntos del orden del día se debatieron en 90 minutos, mientras que la discusión por las mociones se prolongó por espacio de más de 200 minutos.

En una de estas mociones se aprobó, con la abstención de UPN, PPN y la CUP, la posibilidad de que Tudela se una a la limpieza mancomunada de la Ribera. La Mancomunidad de Residuos ha unido a 18 localidades para sacar un pliego de licitación de la limpieza de todos estos municipios cuyo borrador ya se ha entregado a los grupos municipales y genera ciertas suspicacias.

Bien es cierto que la discusión de ayer se centró en la conveniencia o no de realizar una limpieza más intensiva hasta que se realice la adjudicación del servicio. En este sentido UPN presentó una moción cuyo texto trató de completar el tripartito (I-E -PSN y Tudela Puede) con un párrafo de adición, a lo que se negaron los regionalistas. Finalmente, salió adelante la moción del equipo de gobierno en el que Tudela mostraba su “firme intención de adherirse al proceso de limpieza viaria mancomunada promovida por la Mancomunidad” y el compromiso de “realizar limpiezas extraordinarias intensivas durante los meses que quedan de 2018”.

Sin embargo, aunque sólo es la antesala de una discusión que se repetirá el mes que viene cuando se debata el pliego del servicio mancomunado, ya se vieron los enfrentamientos entre el equipo de gobierno y la CUP, UPN y PPN, menos proclives, pues temen que “Tudela pierda esta competencia” (dijo UPN), “que se hipoteque durante 10 años a Tudela” para el PP (es lo que duraría la adjudicación del servicio), o a “entregarlo a una empresa privada durante 10 años, mejor esperar a ver qué pasa con el mapa local”, para la CUP. Los regionalistas y populares acusaron al tripartito de tener una actitud “vergonzante”, “grosera democráticamente” y “poco seria”, al llevar como moción la discusión sobre si mancomunar o no el servicio.

Por otra parte, el pleno debatió también en otra moción el hecho de que Tudela no vaya a tener partidas para el mantenimiento de instalaciones deportivas en esos 113 millones de euros que el Gobierno de Navarra va a poder usar procedente del superávit. Este tema creó, una vez más, un enfrentamiento incluso entre Gimeno y Larrarte, ya que el primero acusó al segundo de tener “poco rigor” al señalar que no había ya que las partidas solo se podían emplear en edificios propiedad del Ejecutivo. Aunque UPN acusó de que no llegaba dinero a Tudela y el PP de que era poco, Larrarte apuntó que “aunque no es lo deseado y trataremos de conseguir más en el PIL” la cifra del dinero que va a venir para Educación, Salud e infraestructuras es superior a los 3,5 millones de euros. “No digan medias verdades porque hacen trampas en sus comentarios”, acusó el alcalde a UPN y PPN.

otros temas

Cambios. En otro de los puntos del orden del día se aprobaron, con el voto contrario de UPN y PPN, unas modificaciones en el presupuestos. Estos cambios habilitan partidas tan importantes como 60.000 euros para mantenimiento de colegios, 780.000 euros para obras en el Barrio de Lourdes, 315.000 euros más para el parque del Queiles. Al ser la cuarta modificación del presupuesto, los populares y los regionalistas acusaron al equipo de gobierno de “falta de planificación y previsión”. También criticaron que se den de baja en gastos partidas de parques y jardines.

Consultorio. A preguntas del concejal no adscrito, el alcalde informó de que Ayuntamiento y departamento de Salud han estado diversos locales y ubicaciones para la construcción de un posible nuevo centro de salud en el Barrio de Lourdes. “No se ha materializado todavía en nada concreto, se venía trabajando con Atención Primaria para analizar las necesidades”.

Estatutos. UPN acusó al equipo de gobierno de que llevaban “tres años incumpliendo los estatutos de Castel Ruiz y aquí no hacen nada. Dedíquense más a los problemas de la ciudad”, señalaron.

Franco. UPN y PPN se abstuvieron en una moción en la que el Ayuntamiento se sumaba a la petición de exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos.

Últimas Noticias Multimedia