Primer Nobel de Física a una mujer en 55 años

Donna Strickland comparte el galardón con Gérard Mourou y Arthur Ashkin por sus avances con el láser en la medicina

Miércoles, 3 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Donna Strickland. Fotos: Efe

Donna Strickland. Fotos: Efe

Galería Noticia

Donna Strickland. Fotos: EfeGérard Mourou.Arthur Ashkin.

madrid- La canadiense Donna Strickland se convirtió ayer en la tercera mujer en recibir el Premio Nobel de Física, galardón que compartió con el francés Gérard Mourou, así como con el estadounidense Arthur Ashkin, por sus innovaciones en el campo de la física del láser, con múltiples aplicaciones en los ámbitos de la medicina y la industria.

Strickland, que se lleva la distinción por su primera investigación publicada en una revista científica, afirmó, en una breve conexión telefónica con Estocolmo tras anunciarse el premio, que se siente “honrada de ser una de esas mujeres. Tenemos que celebrar a las mujeres físicas porque están ahí fuera”, señaló.

La Real Academia de las Ciencias Sueca distinguió a Ashkin por inventar las pinzas ópticas, así como la técnica para generar impulsos ópticos ultracortos y de alta intensidad desarrollada por Mourou y Strickland, la tercera mujer en recibir el Nobel de Física después de Marie Curie, en 1903, y Maria Goeppert-Mayer, en 1963.

Así pues, el Nobel de Física es un premio que solo han ganado tres mujeres de las 201 personas que lo han ganado en los 107 años que se llevan entregando estos galardones, por lo que la científica destacó que “obviamente necesitamos celebrar a las mujeres físicas, porque estamos ahí afuera”.

solo tres mujeres premiadasEn esto, la academia sueca decidió otorgarle el premio a la canadiense “por sus contribuciones a la teoría del núcleo atómico y las partículas elementales, particularmente a través del descubrimiento y la aplicación de principios fundamentales de simetría”.

Asimismo, entre 1901 y 2017, solo 49 mujeres se encuentran entre las laureadas en todas las categorías, de las que algunas tienen más premiadas.

Sin embargo, todavía son pocas en relación a los hombres, con 12 féminas en Fisiología y Medicina, 14 en Literatura, y 16 en Paz, si bien solo una mujer tiene un Nobel en Ciencias Económicas: la politóloga estadounidense Elinor Ostrom, premiada en 2009.

En Física, la pionera fue Marie Curie, que recibió el galardón en 1903, compartido con su marido Pierre Curie “en reconocimiento a los extraordinarios servicios que han prestado sus investigaciones conjuntas sobre los fenómenos de radiación descubiertos por el profesor Henri Becquerel”, que fue el tercer ganador.

Hubo que esperar 60 años para que el premio de Física recayera de nuevo en una mujer, ya que fue en 1963 cuando Maria Goeppert Mayer lo logró, junto a Eugene Paul Wigner y Jan Jensen, el premio por “sus descubrimientos sobre la estructura de las capas nucleares”.

Por su parte, el secretario de la Real Academia Sueca de Ciencia, Göran K. Hansson, dijo ayer en la rueda de prensa que no disponía del porcentaje de mujeres nominadas en las categorías científicas, aunque “es pequeño. Eso es seguro”, y recordó que la academia anunció recientemente medidas para “animar” a que haya más nominaciones de mujeres, “porque no queremos perdernos a nadie”.

cambiar la matera vivaJusto después de la invención del láser en 1960, Ashkin empezó a experimentar con el instrumento, y creó las pinzas ópticas, tras lo que descubrió, de forma casual, un nuevo campo de aplicación, el estudio de los sistemas biológicos. De este modo, en su esfuerzo por captar partículas más pequeñas, halló que estaban llenas de bacterias apresadas en la luz.

A raíz de esto, otros científicos refinaron el método de crear pulsos de luz cada vez más intensos, de modo que las pinzas ópticas se usan en la actualidad para estudiar procesos biológicos como proteínas individuales, motores moleculares, ADN y la vida interior de las células.

Fue esa búsqueda la que inspiró a la estudiante de doctorado en la Universidad de Rochester Donna Strickland y al director de su trabajo, Gérard Mourou, a desarrollar conjuntamente una nueva técnica, bautizada amplificación de pulso gorjeado (CPA), que consiste en multiplicar la intensidad del láser de forma notable.

Gracias a la CPA es posible ver interacciones entre moléculas y átomos, cambiar las propiedades de la materia, incluso viva, almacenar datos de forma más eficaz y elaborar férulas quirúrgicas. Así pues, las nuevas técnicas permitirán aumentar la velocidad de la electrónica, células solares más efectivas, mejores catalizadores y aceleradores más potentes. - Efe/E.P.

apuntes

Dotación económica. La mitad del importe del Nobel de Física, 9 millones de coronas suecas -unos 870.000 euros-, son para Arthur Ashkin “por el desarrollo de pinzas ópticas y su aplicación a sistemas biológicos”, reveló ayer la academia sueca. Por su parte, Gérard Mourou y Donna Strickland se repartirán la otra mitad del galardón “por su método de generación de pulsos ópticos ultracortos y de alta intensidad”.

Últimas Noticias Multimedia