La aldea global

A limpio mamporro

Por Txerra Díez Unzueta - Miércoles, 3 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

La agitación política de los presentes tiempos está provocando situaciones de crisis en las relaciones entre medios y políticos, que por momentos alcanza calenturas de enfrentamientos y choques, que nadie sabe dónde pararán ni que depararán, porque ya se sabe que abrir la caja de Pandora es sencillo, pero frenar a los genios que guarda, nada fácil.

La teoría dice que ambas partes forman un conglomerado de relaciones complejas, necesarias y poderosas;la política moderna se desarrollan en connivencia con los medios y unos y otros se necesitan poderosamente y no hay forma de establecer límites nítidos y claros;y ambos sirven a la sociedad, por lo que periodistas y políticos deben de encontrar un punto de encuentro al servicio de la Opinión Pública, base del sistema democrático, que en ocasiones parece amenazado y minusvalorado, como por ejemplo en la batalla poco ejemplar de la Administración Trump y numerosos medios que denuncian fake news y oscuros ejercicios de postverdad que manchan las relaciones mediático-políticas.

En este absurdo enfrentamiento de lucha de carneros, dispuestos a destrozarse, olvidan la necesaria dialéctica al servicio de la comunidad, y todo intento vano de dominio del uno sobre el otro es puro ejercicio de destrucción sin sentido.

En nuestros lares, en los últimos días ha salido a pasear la bicha que demanda limitar el ejercicio de la libertad de expresión e información al grito de la libertad no lo ampara todo y hay que pensar en limitarlo. Vieja tentación en tiempos de crisis como estos que nos amenazan y cercan un día sí y otro también. La reflexión conjunta debe conducirnos a un campo compartido de intereses, condiciones y maneras de trabajar en ejercicio del periodismo y política democrática. El modelo de relacionarse a mamporro limpio no conduce a nada bueno.

Más sobre Cultura y Ocio

ir a Cultura y Ocio »

Últimas Noticias Multimedia