Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“El sector primario tiene ya suficientes problemas para tener que asumir ahora la presencia del oso”

Ganaderos, representantes municipales, sindicatos y ecologistas temen las consecuencias de la medida

Jueves, 4 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- Hasta ayer, “nadie se había dirigido oficialmente” a Tomás Pasquel, decía como presidente de la Junta del Valle y alcalde de Vidángoz y ganadero. “Después de las reuniones de agosto con responsables del Gobierno no hemos sabido nada”, afirmaba. Pasquel criticaba también “la actuación oscurantista” del Gobierno francés que deja, a su juicio, sin capacidad de maniobra al Gobierno foral, de cuya buena disposición no dudan, “ pero sabemos que a la vuelta de unos años vamos a tener que convivir con el depredador. El oso siempre ha sido incompatible con la ganadería, ningún ganadero en el valle está de acuerdo con su reintroducción y su presencia es un freno para futuras inversiones ”, resumía.

Más crítico con el Gobierno, y también con la postura de la Junta del Valle, el ganadero de Uztárroz, Jesús de Miguel, define la reunión de agosto con sus responsables como “pésima, muy tensa y decepcionante. Nos dijeron que trabajarían en unas medidas consensuadas para compatibilizar la ganadería extensiva en Roncal con la presencia del oso y que para el 10 de septiembre nos las explicarían en Roncal, pero aquí no ha llegado nadie”. Hasta él habían llegado estos días noticias del otro lado del Pirineo. “Dicen que las osas están en camino y que vienen con 40 vigilantes. Se están viendo movimientos y dando órdenes de bajar el ganado porque las van a echar en dos zonas con baterías para dos años controladas por satélites”, narraba.

Felipe Etxetxikia, coordinador del sindicato EHNE, recogía la inquietud de sus afiliados por la medida impositiva “que acarreará problemas de manejo diario”. En la última reunión que mantuvieron hace un mes “se puso de manifiesto su disgusto y disconformidad con la reintroducción de las osas y su preocupación por los problemas que se derivan de ello para su actividad. “El sector primario tiene ya suficientes problemas para tener que asumir además la presencia del oso No es sólo la oveja que mata, es la preocupación, la vigilancia y el estrés.

Asesorado por los expertos de otras regiones donde vive el oso, Toño Munilla, coordinador de Gurelur, lo ve claro: “Si se quiere apostar por la reintroducción, la Administración tendrá que diseñar y ejecutar el espacio y considerar cómo afecta a todas las actividades económicas de la zona, no sólo la ganadera, y las consecuencias que traerá”. - M.Z.E.

Últimas Noticias Multimedia