Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Sección 2ª de la Audiencia navarra

Sigue en prisión el subastador de arte que estafó 7 millones a 23 familias navarras

Lleva 14 meses en la cárcel y la Audiencia ve poca colaboración, riesgo de fuga y recuerda que no se sabe el destino del dinero

Jueves, 4 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Palacio de Justicia de Navarra.

Palacio de Justicia de Navarra. (D.N.)

Galería Noticia

Palacio de Justicia de Navarra.

pamplona- La Sección 2ª de la Audiencia navarra ha rechazado la puesta en libertad del subastador de arte, Alberto Tejada Salvatierra, en prisión provisional comunicada y sin fianza desde finales de julio del año 2017 después de que se autoinculpara en sede judicial de estafa. El investigado fue encarcelado por estafar una cantidad de unos 5 millones de euros a 23 familias navarras que le entregaban dinero para invertirlo en arte o bien como depósitos bancarios. La investigación que dirige el Juzgado de Instrucción 3 de Pamplona ha elevado hasta los 7 millones el fraude durante una década. La Audiencia respalda la decisión tomada por la juez, que ya rechazó en sendos autos la solicitud de libertad que efectuó la defensa. Recuerda el tribunal que la imputación al investigado “abarca una panoplia de diversos hechos delictuales, en unos casos apropiándose indebidamente de capitales cuya administración o gestión le había sido confiada, en otros obteniendo capitales mediante engaño y promesa de obtener beneficios o rendimientos y, en otros, percibiendo capitales para una supuesta inversión en obras de arte que finalmente resultaba inexistente”. Durante la instrucción se ha visto que también hay casos en que ha recibido obras de arte en depósito o comisión de venta con posterior apropiación de los importes.

EL DELITO ES SU MODO DE VIDAPese a que el acusado afirma que tiene voluntad de aclarar el destino del dinero, el tribunal recuerda que “la excusa de haberlo destinado al pago de intereses por las supuestas inversiones en ningún caso explica la desaparición de esa cantidad”. La instructora del caso ya expuso que pese a la pretendida colaboración con la justicia de la que habla el encausado, “a día de hoy no ha existido la más mínima. No ha facilitado ningún tipo de contabilidad de la que puede analizarse el destino final del dinero que le fue entregado y pese a que se habla de que quiere liquidar su patrimonio para resarcir a los perjudicados, no se ha verificado venta alguna. Al contrario, el único bien que se podía embargar en metálico que era la pensión que recibe la ha seguido cobrando sin indicar nada al respecto”. De la acusación principal, decía la juez, “se ha cuidado mucho de dar información acerca del real paradero del dinero que ha ido recibiendo, en las que se limita a hablar de genéricas inversiones en obras de arte, explicación cada vez más endeble”. A su vez explica que es necesario un inventario para depurar si él es el titular de muchas de esas obras. La juez apreciaba un “elevadísimo riesgo de fuga” en el encausado y entendía que había un alto riesgo de ocultar pruebas y de reiteración delictiva si quedaba libre, ya que se van averiguando “datos que hacen creer que el acusado hizo de este tipo de actuación delictiva un modo de vida”. - E.C.

Últimas Noticias Multimedia