Descanso y parada en la plaza de Santiago

Abre el Albergue Alda Estella Hostel, con 27 habitaciones y 99 plazas, ideado para todo tipo de público y con oferta variada

Un reportaje y fotografías de Maite González - Jueves, 4 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Un trabajador del hostel da información a una clienta.

Un trabajador del hostel da información a una clienta. (MAITE GONZÁLEZ)

Galería Noticia

Un trabajador del hostel da información a una clienta.

el nuevo albergue Alda Estella Hostel ha abierto ya sus puertas en el antiguo edificio de las religiosas de María Inmaculada (Servicio Doméstico) en la plaza de Santiago de Estella-Lizarra. El establecimiento, que funciona desde principios de septiembre, vuelve a llenar de vida el inmueble y se espera que también la plaza con la actividad que generen sus clientes. El albergue Alda Estella Hostel cuenta con 27 habitaciones de todo tipo y 99 plazas de alojamiento.

Así, el establecimiento ofrece habitaciones individuales, también dobles y además familiares (con dos estancias unidas y separadas por una puerta). Asimismo, dispone de habitaciones para grupos de 6, 8 y 12 personas. A ello se suma la zona de albergue, que cuenta con dormitorios para varias personas y áreas comunes con cocina para uso de los clientes, comedor, sala de estar y zona de lavandería.

Asimismo, en breve se espera que empiece a funcionar el área de restauración, con cafetería y restaurante, y que se ubicará en la planta baja, con entrada independiente a la del hostel desde la calle. El local contará con terraza interior en el patio. El experimentado hostelero estellés Jesús Astarriaga gestionará este nuevo local.

El albergue Alda Estella Hostel pertenece a la cadena Alda Hotels. Su propietario y mánager director, Alberto Rodríguez, explica que la firma cuenta con establecimientos en distintos puntos de la Península. El primero se abrió en Santiago de Compostela y a él han seguido el resto de alojamientos.

“Hemos crecido muy vinculados al Camino de Santiago, pero no cubrimos exclusivamente este sector. Nuestros establecimientos, también el de Estella, están abiertos a todo tipo de público”, resume Alberto Rodríguez. Así, el gerente añade que “trabajaremos mucho con caminantes, pero también con turistas que se acerquen a la ciudad”. Rodríguez destaca que “el de Estella es el primero de Alda en el Camino y le estamos poniendo mimo porque es muy importante tener una buena puerta de entrada que abra el recorrido a nuestros siguientes establecimientos, que llegan hasta Galicia”, explica.

Para el responsable de la cadena, “Estella es muy atractiva de cara por ejemplo a escapadas de fin de semana. Nuestra cadena está muy vinculada al deporte, al ocio y a la naturaleza y Estella reúne estas características”, indica.

Rodríguez destaca además que “nos movemos con agilidad con público familiar, ya que en la mayoría de los casos los hoteles convencionales no están adaptados para ello. En nuestros hostels existen habitaciones familiares”, recuerda. Así, el de Estella-Lizarra también ofrece estancias de este tipo, con dos dormitorios de dos plazas cada uno unidos y separados por una puerta interior.

Junto a ellas, también alojamientos individuales “para personas que se alojen aquí por trabajo, por ejemplo”, destaca Rodríguez, que explica que “ofrecemos habitaciones con baño, perfectamente equipadas y económicas”.

obrasLa puesta en marcha de estas nuevas dependencias han incluido una reforma del antiguo edificio, que había funcionado como residencia de estudiantes de la mano de las citadas religiosas. “La distribución era muy adaptable al nuevo uso, aunque hemos acometido diferentes obras con un proyecto integral que ha realizado el arquitecto Fran Villanueva y que se ha adaptado perfectamente a nuestra forma de trabajar”, explica Alberto Rodríguez.

Con respecto al empleo, en el hostel trabajan ya cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, y la plantilla se irá adaptando según discurra la actividad, explicó el gerente.

Últimas Noticias Multimedia