Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
caso Gaztelueta

Los padres de la víctima de abusos sexuales reprochan la negligencia del colegio

EFE - Viernes, 5 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 18:44h

GRAF9443. BILBAO , 04/10/2018.- LA Audiencia de Bizkaia inicia el juicio contra el ex profesor del colegio Gaztelueta del Opus Dei , J.M.M., acusado por abusos sexuales a un ex alumno cuando este tenía 12 y 13 años. EFE/JAVIER ZORRILLA

La Audiencia de Bizkaia inicia el juicio contra el ex profesor del colegio Gaztelueta del Opus Dei , J.M.M., acusado por abusos sexuales a un ex alumno cuando este tenía 12 y 13 años. (EFE)

Galería Noticia

GRAF9443. BILBAO , 04/10/2018.- LA Audiencia de Bizkaia inicia el juicio contra el ex profesor del colegio Gaztelueta del Opus Dei , J.M.M., acusado por abusos sexuales a un ex alumno cuando este tenía 12 y 13 años. EFE/JAVIER ZORRILLA

Bilbao. Los padres del ex alumno del colegio Gaztelueta que denunció abusos sexuales por parte de su preceptor han relatado su "dolor" y "desesperación" al ver a su hijo sufrir tanto y no saber por qué ni cómo ayudarle, y han reprochado la negligencia del colegio.

"Me destrozó", ha expresado la madre de la víctima al relatar un episodio cuando su hijo caminó rápido y abrió el balcón, momento en que ella logró agarrarle sin saber de donde sacó las fuerzas para impedir que se arrojara al vacío. El chico repitió sus intentos autolíticos y por eso ella "tenía que estar siempre a su lado y no le podía dejar solo ni para ir al baño".

En la segunda sesión del juicio en la Audiencia de Bizkaia contra J.M.M., que afronta una petición de pena de 10 años por presuntamente haber abusado sexualmente de uno de sus alumnos, los padres de la víctima han expresado la impotencia de ver a su hijo "bloqueado, que no era capaz de hablar, ni de contar" qué le había causado tanto dolor.

El padre ha relatado cómo un día que el chico lloraba porque no quería ir al colegio le agarró con firmeza y logró que le confesara que sus antiguos compañeros de Gaztelueta le insultaban y amenazaban en redes sociales.

Pero no pudo detallar inicialmente todos los episodios de abusos y necesitó años de terapia para ir aportando cada día un poco más. Por ello, el padre del denunciante ha pedido "respeto" y comprensión hacia ese proceso que atraviesan las víctimas de abusos.

En junio de 2011, casi un año después de haber abandonado ese colegio de la Obra corporativa del Opus Dei, los padres regresaron a Gaztelueta para denunciar lo ocurrido y contaron a quien fuera subdirector del colegio, Imanol Goyarrola, que el preceptor de su hijo le había sometido a tocamientos por todo el cuerpo, le había mostrado fotos de mujeres desnudas y le obligaba a quitarse la camisa en un despacho cerrado.

Asimismo, le dijeron que el docente propiciaba las burlas en clase hacia el chaval y que alumnos del centro le amenazaban.

A pesar de la gravedad de la denuncia, el director del centro, Iñaki Cires, no les recibió hasta dos semanas después, han censurado los padres de la víctima, cuando les dijo que, "como medida de precaución, Chema no iba a estar en el colegio el curso siguiente, pero que no transmitieran" al chico que el docente "se iba por su culpa", según la madre.

Sin embargo, cuando han testificado Goyarrola (actual director del colegio) y Cires, han negado que enviaran al profesor a un colegio en Australia como medida de precaución, sino por un intercambio para aprender inglés.

El colegio Gaztelueta dio credibilidad al relato de su ex alumno inicialmente, si bien luego creyó la versión del docente, que negó los hechos.

Goyarrola ha considerado "grave" que el preceptor sacara tantas veces de clase al denunciante para llevarle a su despacho y ha afirmado que no reflejó como debía haber hecho todas las ocasiones que se reunió con él.

Ambos, que han reconocido que el colegio no activó el protocolo de los centros escolares ante posibles casos de acoso, han dicho que hablaron con los compañeros de la víctima y con el acusado, así como encargaron controlar el ordenador del profesor, por si había entradas a páginas con mujeres desnudas como había contado la víctima que le puso una vez que le obligó a masturbarse.

La investigación del colegio concluyó que sí había habido ciberbulling por parte de unos alumnos al chico, pero el centro no actuó al respecto porque el denunciante estaba ya en otro colegio, como tampoco actuaron ante el acoso escolar que había sufrido el menor en ese centro "porque ya había prescrito" y entendieron, finalmente, que no había pruebas para creer los abusos sexuales que relató el niño.

La letrada de la acusación les ha explicado que en el listado de las entradas por internet del ordenador del acusado había enlaces como "enma watson desnuda" o "viola enma watson", que los responsables del colegio desconocían. En su declaración, el acusado contó que uso la imagen de esa actriz en una clase en su despacho para explicar a su preceptuado la evolución del cuerpo en la adolescencia pero que "jamás" exhibió un cuerpo desnudo.

Ese listado de internet fue remitido a la Fiscalía junto con el informe del inspector del departamento de Educación que analizó el acoso escolar y que concluyó que la actuación del profesor "había coadyudado" a la situación de acoso.

La Fiscalía cerró inicialmente al estimar que no había pruebas que acreditaran los abusos al menor.

La víctima esperó a su mayoría de edad para querellarse contra su preceptor. En el juicio, el representante del Ministerio Público, que rebaja la petición de la acusación particular a tres años de prisión, ha dedicado alrededor de cuatro minutos a preguntar a cada testigo, con cuestiones encaminadas a verificar que el despacho donde supuestamente ocurrieron los hechos estaba en una zona muy frecuentada.

También ha testificado un compañero de la víctima que ha corroborado que el acusado le sacaba de clase para las preceptorías en su despacho muchas más veces que al resto.

Últimas Noticias Multimedia