VW Navarra plantea cerrar 5 días más por falta de motores y admite ya bajada de pedidos

Los sindicatos reclaman más información y critican la falta de transparencia de la multinacional
La planta solo tiene asegurado el suministro para las dos próximas semanas de actividad

Juan Ángel Monreal | Javier Bergasa - Sábado, 6 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

La campa de Volkswagen Navarra aparece desde hace semanas repleta de coches.

La campa de Volkswagen Navarra aparece desde hace semanas repleta de coches. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

La campa de Volkswagen Navarra aparece desde hace semanas repleta de coches.

pamplona- La crisis del diésel sigue pasando factura a Volkswagen Navarra, cuya dirección anunció ayer que no descarta tener que cerrar más días a lo largo de este año. La causa oficial es la misma que ya justificó el Expediente de Regulación Temporal de Empleo de septiembre: escasez de motores de gasolina para atender las peticiones de un mercado que abandona el gasóleo y se decanta en mayor medida por la gasolina, mientras crece la oferta y la demanda de motorizaciones más limpias.

La empresa lo anunció inicialmente mediante una nota a la plantilla en la que hablaba de “inestabilidad” en el suministro de motores. Y, según explicaron posteriormente desde UGT, cifró el posible cierre en unos cinco días, sin descartar que pueda ser alguno más o alguno menos. “Nos han dicho que hay motores para las semanas 41 y 42 -las dos próximas- pero que no se puede garantizar para la 43”, explicaban desde UGT, que criticó la “falta de información” y recordaba a la empresa la trascendencia “que este tipo de noticias tienen en Navarra. No debemos trasladar la imagen de que es fácil cerrar Volkswagen Navarra, ya que a nadie nos beneficia. Necesitamos menos incertidumbres y más certidumbres y la dirección debe ofrecer tranquilidad y transparencia”, destacó el sindicato, quien consideró “lamentable” que sean los pro los proveedores quienes informen a los trabajadores de VW Navarra de lo que va a ocurrir e incluso de los posibles días de cierre”. “Estando claro quién va a asumir el coste de los días no terminamos de entender qué se pretende con este oscurantismo y poca claridad sobre la situación y les hemos instado a que valoren la imagen que van a trasladar al exterior”, explicó UGT, quien recordaba que el acuerdo del ERTE impedía aplicar otro.

“No nos han precisado mucho más”, reconocía Eugenio Duque, de Comisiones Obreras, en relación a una falta de motores que la empresa atribuye también a la homologación de los motores a la nueva normativa de emisiones. De hecho, la campa de Volkswagen luce estos días llena de miles de coches cuyo software debe ser adaptado y que no pueden ser comercializados. “Hemos preguntado por ello porque existe inquietud en la planta, pero entendemos que se trata únicamente de esta adaptación del software”, señaló Duque, quien recordaba que estos días se ha conocido que también la planta de Mercedes en Vitoria y la de Ford, en Valencia, se verán obligadas a parar también algunos días por el mismo motivo.

“¿Cómo vamos a poder producir más coches si tenemos la campa así?”, se preguntaba Raúl Portillo, de LAB, quien se refería a la incertidumbre que genera la falta de información. “¿Tenemos falta de motores o falta de pedidos?”, continuaba. Volkswagen no quiso ofrecer en la reunión de ayer demasiados datos acerca del número de pedidos, que cifró en unos 53.000 hace poco más de un mes, cuando se negociaba el ERTE que envió al desempleo durante ocho días a 4.000 trabajadores. “Ahora admiten que es algo más baja de lo normal”, explicaba Patxi Sanz, de CGT, muy crítico con la gestión que todo el grupo Volkswagen ha realizado desde el estallido de la crisis del diésel hace dos años: “No explican nada, no sabemos ni cómo reaccionar”.

apunte

Días sueltos. A diferencia de lo que sucedió en el ERTE de septiembre, Volkswagen estaría planteándose en esta ocasiones dispersar los días de cierre a lo largo de las próximas semanas. Lo más probable es que a mediados de la próxima semana la dirección precise cuántos días necesita cerrar.

Motores MPI. Según informó Volkswagen los coches a los que se debe cambiar el software y permanecen en la campa junto a la fábrica son los conocidos como MPI. Saldrían en tres semanas.

Últimas Noticias Multimedia