La semana

Se nos está yendo de las manos

por F. Pérez-nievas - Sábado, 6 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

DeBEN ser las canas, pero veo con cierta preocupación la deriva que están tomando los plenos municipales de Tudela. Si analizamos los grupos que se sientan en los sillones municipales vemos que están UPN, I-E, PSN, Tudela Puede, PPN y CUP. Son 6 grupos. Posteriormente, por causas que no vienen al caso, un concejal de Tudela Puede dejó el grupo (mejor dicho le hicieron dejarlo, porque él no quería) pero se quedó en su sillón con la figura de “concejal no adscrito”. A la vista de los últimos plenos me doy cuenta de que en la mayoría de los temas que hacen referencia a Tudela no toman la palabra y cuando lo hacen es para hablar cinco minutos, o incluso menos. Eso significa que cualquier mínimo debate se prolonga durante más de media hora.

Nada que objetar, ya que para eso es la democracia y la política, pero cuando prima el postureo y el hecho de que haya cámaras hace que muchos discursos sean repetitivos y vacíos, y eso acaba cansando. Además esto solo sucede cuando se presentan mociones. Entonces los ediles se vienen arriba. Cada intervención no baja de los 10 minutos y teniendo en cuenta que son seis grupos, más un concejal no adscrito nos ponemos en 70 minutos para un debate normalito, si bien como hay dos turnos de palabra nos podemos ir a la hora y 40 minutos fácilmente. Hay que tener en cuenta que en cada pleno suele haber un mínimo de 3 mociones, por lo que solo tienen que tirar de calculadora. Así que si el pleno empieza a las 17.00, raro es el día que acaba antes de las 22.00 horas. No son pocos los vecinos asombrados por lo que ven desde hace más de un año en la pantalla y que antes permanecía casi oculto en una sala.

Que quede claro que defiendo el debate y la exposición de ideas políticas para que los vecinos sepan de qué pie cojea cada uno también en términos de relevancia nacional e internacional, pero creo que el tema se está yendo de las manos. Debemos volver a aquellos años en que los duros debates eran sobre temas municipales. No es serio usar el pleno como altavoz para poner a parir al gobierno foral o estatal. Creo que debemos mirar un poco más a nuestro charco y sé que así piensan el 90% de los ediles, aunque se ven arrastrados por la situación política en Tudela y Navarra. Al menos, la última edil que parecía se iba a convertir en no adscrita no ha formado grupo propio.

Últimas Noticias Multimedia