Llegar en coche privado hasta la puerta desbanca al autobús escolar

Policía Municipal, que analiza cada curso los autocares escolares, constata un menor uso

Domingo, 7 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

pamplona- A las 8.45, la calle Monjardín es de locura, y las estadísticas señalan éste como el cuarto de hora punta, con un paso de casi 400 vehículos justo cuando los escolares están entrando a los colegios. Los hábitos han cambiado, y, como explica el inspector de tráfico de la Policía Municipal Pablo Liberal, el uso del vehículo privado para llevar a los críos al colegio es cada vez mayor. “Antes, la mayoría íbamos al colegio andando, al barrio, y no había desplazamientos en coche”, dice y añade que “esto ha cambiado completamente, y a la hora de elegir centro, no se prioriza la cercanía al domicilio, sino otros aspectos como que esté cerca del trabajo de los padres, el modelo de estudios, que sea público o concertado... Esto forma un conglomerado que provoca el repunte del uso privado”.

Sube el vehículo privado, pero, por el contrario, ha descendido el uso del transporte escolar. Así lo ha constatado la Policía Municipal: “El servicio de transporte escolar han ido descendiendo, y se notó con la crisis, porque muchas familias renunciaron al servicio. Nosotros esto lo sabemos, porque el grupo de tráfico hacemos la inspección de todos los buses”.

La tarea de Policía Municipal en materia de seguridad para escolares abarca también un aspecto muy importante, la educación. Así, cuentan con un grupo de educación vial que acude a los centros escolares a dar formación a los chavales, desde los 4 o 5 años. “La oferta se hace a todos los centros escolares y la mayoría lo solicitan. En los primeros años de escolarización, a los críos se les va familiarizando con el uniforme de los agentes y la figura de la Policía Municipal, y se les explica de forma muy básica qué indican los movimientos de los brazos del policía, los semáforos, las señales de tráfico...”. Ya, conforme se pasa a edades más avanzadas, con chavales que van a incorporarse al instituto, por ejemplo, se les da formación “sobre las normas de circulación, el uso de la bicicleta, las consecuencias de no cumplir las normas de circulación en cuestiones como el móvil, el casco, los auriculares”, etc. Porque, según remarca Pablo Liberal, todos “debemos concienciarnos en materia de seguridad vial, y respetar al máximo las normas, sobre todo junto a los centros escolares, porque somos responsables”. - M.S./I.Z.

Últimas Noticias Multimedia