Sangüesa y Roncal rehabilitan las antiguas casas de camineros

La intervención de Nasuvinsa posibilitará ofrecer vivienda pública en alquiler

M. Zozaya Elduayen - Viernes, 12 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Bloques de casas de los camineros en Roncal, objeto de rehabilitación.

Bloques de casas de los camineros en Roncal, objeto de rehabilitación. (Foto: cedida)

Galería Noticia

Bloques de casas de los camineros en Roncal, objeto de rehabilitación.

sangüesa/ZAngoza- La sociedad pública de vivienda y urbanismo Nasuvinsa ha adjudicado las obras para ejecutar de inmediato la rehabilitación de las antiguas casas de camineros en Sangüesa y Roncal con el objeto de recuperar estos edificios, adecuar su habitabilidad y promover en ellos vivienda pública en régimen de alquiler para familias demandantes de sus respectivas zonas. La noticia ha sido acogida con plena satisfacción en los dos Ayuntamientos que, de este modo, pueden satisfacer peticiones o necesidades concretas.

“En Sangüesa este es un tema que viene de lejos. Llevamos años pidiendo que el Gobierno ponga esas casa en circulación, y en la anterior legislatura estuvimos a punto de conseguirlo. Ha sido un proceso lento pero al menos hemos logrado que rehabiliten dos viviendas “, comentaba ayer el alcalde, Ángel Navallas.

En los mismos términos se expresaba Aitor Garmendia, alcalde de Roncal, donde también es casi es un hecho el inicio de la obras cuya licencia ya está firmada. “Es absurdo que el Gobierno tenga pisos vacíos e infrautilizados cuando hay demanda. Deberían arreglar todos para que se pu dieran ofertar”, significaba.

En el caso de Roncal, contar con vivienda disponible es vital para fijar población. “Para nosotros, en el Pirineo, es estratégico que haya vivienda para que la juventud pueda alquilar y se anime a quedarse”, añadía. El hecho es que los dos pisos que se van a rehabilitar están solicitados por jóvenes del pueblo.

En lo que atañe a Sangüesa, las dos viviendas reformadas tendrán destino social. “Las solicitudes se pilotarán desde Asuntos Sociales y ya tenemos una familia concreta con verdadera necesidad, por lo que en este caso la rehabilitación favorece poder cubrir esta necesidad social y urgente”, mantenía Navallas.

CUATRO MESESAdjudicadas las obras a Construcciones Ezkaurre, se iniciarán de inmediato con un presupuesto de ejecución de 133.000 y 136.000 euros para Sangüesa y Roncal, respectivamente. Estarán concluidas en cuatro meses.

El Gobierno de Navarra encargó antes del verano a Nasuvinsa la rehabilitación de sendos edificios de camineros en estas localidades. Posteriormente, Nasuvinsa se encargó de los proyectos arquitectónicos de la rehabilitación de estos dos edificios en los dos pueblos -ubicados en la calle Padre Raimundo de Lumbier, en Sangüesa, y en el barrio de San Juan en el caso de la localidad pirenaica-.

El encargo se hizo con el fin de adecuar viviendas en estos inmuebles y que la sociedad pública pueda así ampliar su oferta de alquiler protegido, en un modelo de actuación que puede extenderse a otros casos en el resto de Navarra.

Los edificios de los camineros forman parte del parque de las antiguas viviendas utilizadas por peones de mantenimiento de carreteras forales y están distribuidos por distintas localidades de la Comunidad Foral. Fueron construidos a finales de los años sesenta y forman parte del patrimonio del Gobierno de Navarra, aunque en su mayor parte quedaron en desuso, salvo algunos usos dotacionales. Tanto en Sangüesa como en Roncal, parte de los pisos de los tres bloques existentes en cada una de las dos localidades albergan oficinas, mientras otros, la mayoría, permanecen vacíos.

Estas dos intervenciones forman parte de la estrategia que Nasuvinsa intensifica para aumentar la oferta de VPO de alquiler en el ámbito rural. Así, se puede dar mayor respuesta a la demanda de vivienda que existe en diferentes zonas de la Comunidad, tanto por parte de jóvenes como de familias de la zona o de sectores en riesgo de exclusión social, cuya demanda es acuciante.