Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Del ‘tsunami’ al ‘expolio’: cómo explican los partidos el final de Caja Navarra

UPN está utilizando la comisión para tratar de hacer ver que el desenlace fue inevitable y no tiene responsables;Geroa Bai y EH Bildu han recogido en el Parlamento el testigo de quienes quieren saber qué propició la desaparición de la Can

Un reportaje de A. Irisarri Fotografía Javier Bergasa y Mikel Saiz - Sábado, 13 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Enrique Goñi, ex director general de Caja Navarra, participó en más de un rifirafe a lo largo de las cuatro sesiones de su comparecencia.

Enrique Goñi, ex director general de Caja Navarra, participó en más de un rifirafe a lo largo de las cuatro sesiones de su comparecencia.

Galería Noticia

Enrique Goñi, ex director general de Caja Navarra, participó en más de un rifirafe a lo largo de las cuatro sesiones de su comparecencia.

La comisión parlamentaria que investiga el final de Caja Navarra no se juega sólo en un terreno técnico, de balances, números y actas. También se disputa en la arena del relato, en la versión global sobre los acontecimientos que conforma el imaginario colectivo de la sociedad. No escapa a nadie que el caso Caja Navarra, con todas sus derivadas (los miles de euros en dietas opacas a cargos de UPN, las implicaciones políticas, el recorrido judicial...) ha sido, quizá, el acontecimiento informativo de mayor impacto en los últimos años. La ciudadanía navarra vio como casi de un día para otro se esfumaba una entidad centenaria, solvente y unida como pocas a su territorio (Caja Navarra tenía una cuota de mercado del 40%), y las explicaciones que daban el Gobierno de UPN y los principales gestores se basaban en la teoría del tsunami.Esa por la que una tormenta financiera global, en un abrir y cerrar de ojos, había acabado con el modelo de cajas no sólo en Navarra, sino en todo el Estado;que por lo tanto no cabía achacar ninguna responsabilidad a los políticos y los ejecutivos navarros;y que todas las revelaciones periodísticas y denuncias relativas a minucias -Asiáin calificó las dietas como el “chocolate del loro”- respondían a un interés político por desprestigiar al contrario.

Hoy pocos dudan de que Caja Navarra es historia no sólo por una mala coyuntura global, sino por una serie de decisiones concretas (prejubilaciones, expansión en plena burbuja, incorporación de Cajasol a Banca Cívica...) que se tomaron aquí, en Pamplona, y que fueron deteriorando todos los indicadores de la entidad hasta que se produjo el rescate. Pero resulta curioso comprobar cómo, seis años después, los partidos navarros mantienen los mismos papeles que en 2012: UPN (y por comodidad PSN y PP) sigue alimentando la teoría del tsunami;mientras que Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E han recogido el testigo de quienes primero en los medios y después en los tribunales quisieron conocer la verdad.

upn, con goñiLo que pasa es que convencer a la ciudadanía de que lo de Can ha sido un desastre meteorológico no es sencillo. Y UPN lo sabe. Por eso ha preparado a conciencia el turno de comparecencias. Luis Zarraluqui y Luis Casado, los parlamentarios designados por Esparza en la comisión, han revisado actas y estudiado documentos directamente con los protagonistas de la última etapa. De hecho, Enrique Goñi admitió haberse reunido hasta en cuatro ocasiones con Zarraluqui antes de su visita al Parlamento. La estrategia de UPN es clara y sólo se explica desde una óptica puramente partidista: únicamente les interesa replicar los datos e ideas que Goñi (al que UPN considera un gran gestor) ha dibujado para sustentar que todo fue maravilloso, que todas las decisiones (como la salida a bolsa) fueron poco menos que una genialidad financiera frustradas por una segunda recesión que no vio venir nadie. Y para todo aquello que incluso en privado asumen como excesivo (las dietas, los regalos, los viajes) se agarran en público a que los tribunales no vieron nada. Es una estrategia bien cerrada, que cuenta con el aval técnico de Goñi y que defienden con tanto celo porque exonera de cualquier responsabilidad a los políticos de UPN. Frente a ese discurso, Geroa Bai y EH Bildu se han erigido como los dos partidos más interesados en aclarar qué ocurrió. Koldo Martínez ha metido horas y cuenta con asesoramiento especializado para abordar el final de Caja Navarra en su globalidad y desde un punto de vista más técnico. La caída de la solvencia, las prejubilaciones, las razones por las que se incluyó a Cajasol en la operación de Banca Cívica, los ajustes a valor razonable o la venta de atípicos son las preguntas con las que Geroa Bai quiere poder ofrecer una explicación amplia que permita entender el fondo de las decisiones que dieron con la Can al traste. Pero también las motivaciones concretas de los directivos y cargos públicos a la hora de tomar esas decisiones y no otras, y el resultado que eso ha tenido tanto para Navarra como para ellos mismos.

EH Bildu, por su parte, está llevando a cabo una estrategia más centrada en el control político que en los aspectos técnicos. Sobre esta última cuestión, la formación soberanista cree ya se ha dicho mucho. Pero del papel que desempeñaron Sanz, Barcina y otros personajes recurrentes de la vida política navarra todavía quedan cosas que aclarar. Con cuestionarios más cortos, ha preguntado directamente por episodios concretos (las dietas, los sueldos, el coste de las oficinas, los gastos en reformas y obras de arte...) y se ha centrado en el papel de supervisión que tenía encomendado el Gobierno sobre la caja y en por qué hubo un control tan laxo de los estatutos y decisiones por parte del poder político en la caja que más tardó en despolitizarse.

la estrategia del resto de partidos

psn

‘Agostazo’ investigador. El PSN está siendo una de las decepciones de la comisión. Votó a favor de la investigación y en un primer momento mostró voluntad por aclarar lo sucedido, pero llegado el turno de las comparecencias se ha dejado llevar por el discurso de UPN, en parte por comodidad pese a tener un grupo de siete parlamentarios. Las preguntas de Guzmán Garmendia han estado encaminadas a hacer ver que lo que aquí pasó sucedió en todos los lugares, sólo que en Navarra con más pulcritud incluso.

podemos

Prioridad a la corporación. Podemos se está centrando en abordar un aspecto muy concreto de Can: las operaciones de algunas empresas de su corporación. Se han centrado casi exclusivamente en preguntar por Viálogos y especialmente por el ejecutivo Enrique de Mulder.

calendario

la comisión continúa el miércoles

Con la visita de Juan Odériz. La comisión que investiga el final de Caja Navarra se reanudará el miércoles, 17 de octubre, con la visita al Parlamento de Navarra del exdirectivo Juan Odériz, considerado como el número dos de Enrique Goñi. El grupo de trabajo retoma las comparecencias a partir de las 9.15 horas de la mañana y las declaraciones se pueden seguir en streaming por la web del Parlamento foral.

i-e

Prejubilaciones y fusión. I-E ha planteado la comisión dentro de sus posibilidades. Es decir, dentro de las posibilidades que tiene una agrupación parlamentaria formada por dos miembros para enfrentarse a 44.000 folios de actas, dos años largos de sesiones y la celebración de casi una veintena de comparecencias. Aún así (y a diferencia del PP, por ejemplo, que también tiene 2 parlamentarios), Marisa de Simón se ha centrado en la supervisión del Gobierno, en las prejubilaciones y en las decisiones previas a Banca Cívica.

pp

Sin rastro de Beltrán. El PP, directamente, ni asiste a las sesiones. Desde el primer día calificó la comisión como una “cortina de humo” del cuatripartito “para ocultar la mala gestión del Gobierno” y no ha invertido ni tiempo ni ganas en investigar la desaparición de Caja Navarra.

etiquetas: parlamento, can, comision

Últimas Noticias Multimedia