Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Se ha producido un auténtico giro social en Navarra, sin precedentes, puntero en el Estado y esa es una de las cosas por las que, claramente, el cambio político ha merecido la pena”

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, está en el punto de mira del debate. Renta Garantizada, cohesión social, convivencia son pilares que sustentan el cambio

Una entrevista de Lola Cabasés Hita Fotografía Iban Aguinaga - Sábado, 13 de Octubre de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ante su mesa de trabajo en el Palacio de Navarra.

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ante su mesa de trabajo en el Palacio de Navarra.

Galería Noticia

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ante su mesa de trabajo en el Palacio de Navarra.

pamplona- Hoy toca hablar de la Renta Garantizada (RG). Esta semana desde el sindicato Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN) se ha arremetido contra este derecho garantizado como “freno brutal” para que las personas sin empleo se ocupen en las labores del campo. ¿Es verdad?

-No, no es cierto en absoluto. No supone ni tiene por qué suponer ningún freno. Los estímulos al empleo que están previstos en la renta garantizada supone que no hay motivo para ello. Siempre sale más a cuenta aceptar un empleo, cualquier empleo, que no hacerlo. Siempre, por supuesto, que los empleos sean adecuados en cuanto a salarios y condiciones de trabajo.

¿Se puede saber cuántas personas perceptoras de RG han dejado de recibir la prestación por haber conseguido un trabajo en el campo?

-Exactamente no se puede tener ahora una respuesta ajustada pero sí sabemos que hay unos 2.400 contratos que han sido firmados durante el año por personas perceptoras de RG en el sector agrario, que es un volumen significativo. Según la calidad que tengan esos contratos, en algunos casos les habrá servido para mejorar sus ingresos aun que sigan dentro de la RG y en otros casos habrán salido.

¿Utiliza el sector agrícola y ganadero el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare para captar mano de obra? El pasado miércoles se dijo en Tudela que hay 806 personas cuyo último empleo fue en el campo que demandan empleo y solo ha gestionado cuatro casos. ¿Que conclusión saca?

-Efectivamente ha sido un problema histórico la no intermediación del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare. Entendemos que con el principio de acuerdo que se alcanzó en Tudela podrá ir resolviéndose en el futuro. La intermediación del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare trae beneficios para todos. Por supuesto para los trabajadores, porque es una garantía de regularidad y adecuación de los empleos, y también para los empleadores, que pueden desarrollar de forma más planificada el reclutamiento de trabajadores.

Si los asociados a UAGN no recurren a esta fuente de Empleo, ¿cómo afirman que no les llegan trabajadores por estar cobrando la RG?

-Exactamente. Hay una contradicción en algunos elementos del discurso. Si no hay mano de obra, no es, claramente, por la RG. Las comunidades autónomas limítrofes, con las que hemos consultado, nos han manifestado idénticos problemas en cuanto a la disponibilidad de mano de obra en determinadas campañas. Hay una huida históricamente, y que tiene un elemento de lectura positiva, hacia otros sectores de la economía. En un año nada más y nada menos que un 20% de trabajadores de la agricultura pasan a otros sectores de la economía en Navarra y eso en un contexto en el que los contratos están aumentando en la agricultura un 6%. Esto significa que hay una tendencia de constricción cada vez más importante de donde los agricultores contrataban y habrá que buscar más mecanismos para casar la demanda de los agricultores con las potencialidades de empleo que tienen las personas en situación de desempleo, sean o no perceptores de RG.

Habla de 2.400 contratos en agricultura. ¿Cómo están los salarios?

-Los salarios en la agricultura están muy ajustados. Los mismos agricultores nos dicen que tienen problemas en algunas campañas porque los precios de los productos agrícolas a veces tienen reducciones significativas y no les permite ofrecer el tipo de empleo que les gustaría en términos de remuneración y es elemento de dificultad.

Vamos que se cobra poco.

-Si, se cobra poco y además es un trabajo muy duro.

¿Está por debajo de las percepciones de la renta garantizada?

-Bueno ahora mismo son en torno a 7 € y pico la hora. El problema no es tanto la remuneración horaria, que no es para echar cohetes, sino, sobre todo, la falta de continuidad. Horarios cortos, trabajos para pocos días y el día que llueve no se cobra.

¿Se quiere volver al antiguo régimen de que sean los sindicatos los que manejen el ámbito de la ocupación laboral y los contratos?

-En general, lo que hay que decir es que el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare ha experimentado un proceso de transformación y de modernización muy importante y se ha firmado un modelo nuevo basado en el liderazgo público del Servicio de Empleo y yo creo que el nuevo modelo está ya asumido por todos. Personalmente pienso que no hay una vuelta atrás y que con el nuevo modelo mejoramos todos.

¿Se ha visto usted más atrapado por haber “ninguneado” a los sindicatos, en cuanto a empleo, formación para el empleo, contrataciones, etc, en favor del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare?

-Los cambios importantes generan resistencias en todos los ámbitos de la vida y en términos de políticas públicas los cambios generan debates y controversias. Pero más allá de las discrepancias que haya podido haber creo que hay que poner de manifiesto la capacidad de diálogo constante que desde el Gobierno ha habido con todas las organizaciones sindicales y patronales, y también la capacidad de llegar a acuerdos como el de políticas activas de empleo acordado por un número de organizaciones sindicales más amplio que nunca.

¿Qué papel juegan las ETT? Unas van por libre y otras están ya inmersas en las propias empresas y claro, las condiciones laborales que ofrecen...

-Es cierto que las reformas laborales en general y la introducción de las ETT han supuesto un empeoramiento de las condiciones de trabajo y mayor dificultad de los trabajadores para enfrentarse a las mismas, un deterioro que nos afecta a todos, a las necesidades sociales, a itinerarios de los trabajadores en situaciones más precarias e incluso de inclusión.

Y ahí ¿no se puede intervenir?

-Yo entiendo que hay elementos de la reforma laboral que habría que revisar;el reforzamiento de los convenios colectivos, la capacidad de interlocución de los sindicatos... Esos son aspectos en los que se ha perdido terreno y que explican el deterioro laboral de forma importante.

Perteneció o estuvo vinculado a CCOO, iba en sus listas en las elecciones de la UPNA. ¿Le están haciendo pagar esta deslealtad?

-No, en absoluto. Más allá de las discrepancias que hayamos podido tener en actuaciones concretas yo creo que ha habido una buena relación con CCOO en concreto y con el conjunto de las organizaciones sindicales con un importante nivel de interlocución, también con las organizaciones empresariales.

En esta revolución neoliberal que nos encontramos ¿interesa que haya niveles de pobreza, que haya paro para silenciar demandas salariales, para frenar las aspiraciones de la, llamemos, clase trabajadora?

-Sin duda. Hay grupos económicos y de presión que claramente van en esa línea y quiero poner aquí de manifiesto, una vez más, cómo la reducción de las prestaciones por desempleo ha supuesto un empeoramiento muy notable de la situación de los parados y un aumento de la pobreza en el conjunto del Estado. Yo creo que esa línea es un absoluto error e ir por ahí lo que nos supone es poner en cuestión la cohesión social y ver como aumenta la pobreza y, en sentido contrario, las políticas que refuerzan la cohesión social y que disminuyen la pobreza acaban teniendo también efecto importante en el aumento general de los salarios y en el aumento del desarrollo económico para todos.

Estas críticas a la gestión política en favor de la reducción de la brecha social entre ricos, clases medias y pobreza ¿responden a una campaña orquestada desde la derecha para arremeter con la política social del Gobierno cuatripartito?

-Da la sensación a veces de que sí es así, pero, francamente, espero que no se vaya por esa línea porque lo que se está poniendo en juego es la convivencia y la cohesión social y puede ser un elemento contraproducente incluso para sus propios promotores. Mi percepción es que Navarra es mucho más solidaria que todo eso y que reaccionaría en contra de este intento.

Esta semana un reconocido sindicalista relacionó en el Parlamento de Navarra la conflictividad en las aulas con la presencia de inmigrantes. “Hay alumnos que vienen directamente de la patera y se comen los lápices”, dijo. ¿Algo que comentar? ¿Todo vale?

-Podría ser un ejemplo muy claro de este tipo de irresponsabilidad porque, además, no responde para nada a la realidad del conjunto de niños y niñas que están en nuestras escuelas. Francamente, sorprende que un sindicalista que está a favor de los trabajadores salga con este tipo de afirmaciones que son absolutamente impresentables. Espero que rectifique porque evidentemente no es la línea.

¿Conoceremos la regeneración política, el respeto...?

-El debate político, en muchas ocasiones da la sensación, se va de las vías de la racionalidad, del debate de argumentos, de datos y se apela más a sentimientos, al trazo grueso. Creo que efectivamente es un error pero soy optimista y creo que a largo plazo la ciudadanía, cada vez más, demanda información más clara, más pruebas y más datos.

¿Están siendo los logros en materia de derechos sociales el hito, el buque insignia de esta legislatura?

-Yo creo que el Gobierno y las cuatro fuerzas políticas que lo apoyan han hecho muy claramente del estado del bienestar, del refuerzo del estado del bienestar en Navarra, una gran prioridad y eso puede verse en la evolución de los presupuestos de Educación, Salud y Derechos Sociales que han aumentado muy notablemente. Se han revertido muchos recortes y se han arremetido reformas muy novedosas que apuntan a nuevos modelos de políticas sociales. Se ha producido un auténtico giro social en Navarra, sin precedentes, puntero a nivel estatal, sin ninguna duda, y esa es una de las cosas por las que, claramente, el cambio político ha merecido la pena.

¿Cree que llega a la calle la inversión en lo social?

-Las encuestas son muy claras a este respecto y dicen que se valora muy positivamente los avances sociales y la dimensión social de las políticas del Gobierno. Solamente pensando que hay 4.500 personas dependientes más atendidas en Navarra evidentemente ellos se han dado cuenta y los 6.000 pensionistas que han visto complementadas sus pensiones mes a mes por encima de lo que se venía haciendo - algunos de ellos sin ningún tipo de complemento-, evidentemente, ellos y las personas que tienen alrededor se han enterado.

¿Cómo se demuestra que gracias a la renta garantizada la media mensual de personas perceptoras contratadas ha aumentado un 57% y la tasa de pobreza ha disminuido en Navarra un 7,8%, mientras en el Estado ha bajado solo un 3,2?

-Siempre utilizamos datos objetivos. En el caso de la contratación tiene que ver con el registro de contratos y por tanto todos los contratos legales que se hacen en Navarra se registran, son datos oficiales que no solo se recogen aquí sino también en el Servicio Público de Empleo estatal, y las estadísticas sobre pobreza las elabora el INE y el Gobierno de Navarra no tiene ninguna capacidad de incidir. Son datos objetivos que están poniendo de manifiesto una realidad.

A Ud. le acusan de que se refugia en las estadísticas, de falta de autocrítica, de falta de humildad y de excesiva auto complacencia. Defiéndase.

-Yo creo que las estadísticas no son un refugio. Las estadísticas lo que nos describen es la realidad. Si las utilizamos bien, con diversas fuentes y además contrastadas, sin duda lo que nos dan son datos y pruebas. Lo que pasa es que cuando estamos haciendo un esfuerzo muy importante por plantear el debate con información contrastada, con datos y con fuentes objetivas hay gente que se siente bastante incómoda y acaba criticando las propias estadísticas o es un elemento de ignorancia o incapacidad para buscar otros argumentos y otros datos.

Volviendo a la RG. ¿Hay efecto llamada? Parece que una vez arreglados los adelantos de Caritas, la entidad está más tranquila ¿no?

-Para nada podemos decir que hay un efecto llamada y mucho menos asociado a la RG, entre otras cosas exige dos años de residencia y mantenerse dos años sin ningún ingreso es complicado. La inmigración ha ido evolucionando en las últimas décadas, aunque con un cierto retraso, según la evolución del mercado de trabajo. Si ahora está aumentando la inmigración en toda España, no solo en Navarra (el nivel de Navarra es, según los periodos, incluso inferior a la media del Estado) ha sido porque el mercado de trabajo está mejor. En cuanto a Caritas nunca ha planteado un tema central sobre el efecto llamada sino que lo planteó como una posibilidad, entre otras. Insisto, la RG está estable e incluso con una ligera tendencia al descenso lo que no es coherente con el efecto llamada;hay muchos movimientos de población, incluso dentro de Navarra, que tampoco pueden ser achacado al efecto llamada;y la evolución de la inmigración tiene que ver con esa mejora de trabajo.

¿Está Caritas más tranquila?

-Caritas realiza una importante labor a las personas recién llegadas, sigue siendo necesaria la atención que presta y eso hay que agradecerles. Por otro lado, como decía, haber eliminado por ejemplo los adelantos de la prestación económica ha supuesto un alivio de su gestión económica y administrativa y ahora se dedica a cubrir los huecos a los que la Administración no llega.

¿Cómo estamos de beneficencia?

-La experiencia nos dice que, en la medida que se va desarrollando desde el sector público el reconocimiento de derechos sociales y un mayor nivel de protección económico, las entidades sociales se dedican mucho más a acompañar a la gente y a buscar objetivos de inserción social y laboral. En la medida que la propia RG supone un avance importante en los derechos supone también una oportunidad para que las entidades sociales den un paso adelante.

¿Qué queda por hacer para seguir cerrando la brecha de la desigualdad?

-Yo creo que hay que seguir trabajando en dos dinámicas en paralelo. Una es el aumento del empleo y en segundo lugar habrá que reforzar los mecanismos de redistribución. Se han dado los pasos importantes pero marcan una línea a futuro que hay que seguir para seguir reforzando y para que la riqueza que se genere llegue hasta el último hogar de Navarra.

¿Conoceremos la ausencia de personas durmiendo en cajeros y el cierre de comedores sociales?

-Salvo que se dieran políticas represivas, que creo nadie está defendiendo, frente a la mendicidad o este tipo de situaciones cabe pensar que esto no va a ser fácil de dejar de ver en el futuro lo que no quita para seguir trabajando para atender dignamente a estas personas aunque su opción de vida, en algunos casos, pueda ser esa o por derroteros de sus propios itinerarios vitales. Navarra no es una isla, está inmersa en un proceso global e incluso en la hipótesis de que lográramos resolver nuestros propios problemas nos afectarían los problemas del conjunto del mundo.

¿Teme que esta campaña tan demoledora de la gestión de los derechos sociales deteriore el ambiente social y salgan a la palestra movimientos xenófobos y discursos de odio como alertan desde, por ejemplo, la Red de la Pobreza?

-Este tipo de movimientos es un problema importante a nivel europeo y también a nivel estatal y que se extiendan determinados discursos puede ser un elemento de promoción de los mismos. Entendemos que es un riesgo auténtico para la convivencia y para la democracia al que nos estamos enfrentando. Es una batalla muy seria que nos la tenemos que tomar todos muy en serio. Desde luego el Gobierno creo que ha dado muestra de ello y va a plantear la máxima firmeza y también es muy positivo como lo han hecho determinadas organizaciones.

Alertan también que hay que analizar la precarización e indagar si los trabajos que se crean generan oportunidades reales o son parches.

-Efectivamente, el mercado de trabajo que tenemos es el que es y como decía la precariedad está muy extendida. Hay un dato que me parece clave: casi en uno de cada 4 unidades familiares perceptoras de RG hay ingresos por trabajo, eso significa que son trabajadores pobres y demuestra que el acceso al empleo no es suficiente para superar situaciones de pobreza y exclusión. Eso hay que tenerlo muy en cuenta y poner en valor la función que está teniendo la RG.

¿Conoce directamente a alguna persona o unidad familiar que realmente haya salido de la pobreza gracias a la Renta Garantizada?

-Si, por supuesto. La primera que me viene a la cabeza es una mujer con cargas familiares que después de un divorcio y con una pensión que le situaba por debajo de la línea de pobreza, a través de la RG tuvo una primera fase de estabilización y a partir de ahí pudo acceder a un contrato subvencionado hasta 1.000 € al mes durante un año. Ahora la empresa le ha renovado como una trabajadora más en plantilla. Un caso de inserción laboral que existe como otros muchos.

Un argumento para convencer a la ciudadanía que merece la pena invertir 96 millones en la RG (cuatro veces más que en 2014)

-Que piensen como sería esto si lo quitásemos;que piensen que pasaría si hubiera 33.000 personas, 15.000 familias, que no tuvieran absolutamente nada. Que piensen qué tipo de sociedad tendríamos, como garantizar la seguridad de todos y que tipo de imágenes veríamos al salir de casa.

¿Tienen atado el fraude?

-Sin duda, está atado y bien atado. La capacidad de detección de situaciones irregulares se ha multiplicado por cuatro y eso se debe a un esfuerzo importante tanto en la revisión de los expedientes como en las actuaciones al más mínimo indicio de fraude;el trabajo de orientación y de seguimiento en las ofertas de empleo, y en la relación de los servicios de empleo y de los servicios sociales con un trabajo conjunto muy intenso. Ahora, como nunca en toda la historia de las rentas mínimas. La inmensa mayoría no hace uso abusivo de la RG.

¿Hay que denunciar si se detecta?

-Yo creo que es más positivo denuncia que callarse y desde luego lo que es muy cínico es quejarse de que existe fraude y no denunciarlo si se conoce. El que no quiera denunciarlo, que se calle. Es positivo denunciar y es de mayor nivel de ética ciudadana y de compromiso con el bien común que si se ven situaciones de fraude hacerlo, sean del tipo que sean fraude político, fraude en las empresas, fraude en la declaración del IRPF y fraude también en las prestaciones sociales.

¿Habrá cambios en la norma de la RG antes de las elecciones?

-No. Evidentemente la RG cambiara en el futuro, esperemos que cambie a mejor tanto en la capacidad de protección como de inserción social y laboral pero será un cambio en el futuro. Antes hay que darle su recorrido, hay que hacer las evaluaciones correspondientes y con esa referencia concreta, no con prejuicios ni con sensaciones ni con noticias de titulares más o menos sensacionales, ver si hay reforma de la RG.

¿Repetirá como consejero?

-Mi compromiso como consejero fue para esta legislatura. A partir de ahí, lo que diga el futuro en todo caso, si me lo permites, lo diré después de las elecciones. Si puedo decir que no me veréis en ninguna lista electoral.

¿Teme los próximos meses?

-Sabemos que van a ser meses más intensos en los que lógicamente los debates tenderán a polarizarse más pero sigo poniendo en valor que independientemente del contexto casi preelectoral las cuatro fuerzas que apoyan al gobierno siguen mostrando una gran seriedad y una gran capacidad de negociación y de diálogo.

las claves

“Siempre sale más a cuenta aceptar un empleo, siempre que sea adecuado por supuesto, que no hacerlo”

“Hay unos 2.400 contratos que han sido firmados en un año por perceptores de RG en el sector agrario”

“Las reformas laborales y las ETT han supuesto un empeoramiento de las condiciones de trabajo”

“Se está poniendo el juego la convivencia y la cohesión social, pero Navarra es mucho más solidaria y reaccionará”

“Las encuestas son muy claras y la ciudadanía valora muy postivamente los avances sociales”

“Mi compromiso como consejero fue para esta legislatura;no me veréis en ninguna lista electoral”

Últimas Noticias Multimedia