Escocia insiste en un segundo referéndum

El Gobierno de la nacionalista Nicola Sturgeon solicita un retraso de la retirada británica de la UE

08.02.2020 | 16:00

edimburgo - El ministro escocés para el brexit, Mike Russell, afirmó ayer que el Gobierno de la nacionalista Nicola Sturgeon "intensificará sus esfuerzos" para conseguir que el Ejecutivo británico solicite un retraso de la retirada británica de la UE y convoque un segundo referéndum.

En un comunicado, Russell, que ayer estuvo en Bruselas para reunirse con eurodiputados y el expresidente del Consejo Europeo Herman van Rompuy, dijo que una mayoría de escoceses votó por permanecer en la Unión Europea (UE), por lo que su Ejecutivo está dispuesto "a hacer todo lo posible para garantizar que se respeta su deseo".

"El Gobierno escocés intensificará ahora sus esfuerzos para asegurar una extensión (del vigor del) artículo 50 (del Tratado de Lisboa) y para un segundo referéndum sobre la permanencia en la UE", señaló.

En el referéndum de 2016 en que ganó la opción del brexit o salida del Reino Unido de la UE, el 62% de los escoceses votó a favor de la permanencia en este bloque comunitario.

"Es inaceptable que el Gobierno británico ignore continuamente los puntos de vista de los escoceses. Hoy estableceremos que el Gobierno escocés cree que las mejores perspectivas para Escocia y el Reino Unido son mantenerse dentro de la UE", apuntó.

con el reloj en contra El Tratado de Lisboa sitúa la retirada británica del club comunitario el próximo 29 de marzo, pero a tan solo 66 días, el Gobierno de la conservadora Theresa May no ha conseguido sacar adelante un pacto que reúna el visto bueno de los diputados y el reloj corre en su contra.

Ante la Cámara de los Comunes, May descartó el lunes explorar vías alternativas a su plan del brexit como la de un segundo referéndum e insistió en renegociar la cláusula sobre Irlanda del Norte, el aspecto más controvertido del acuerdo que tumbó el Parlamento la semana pasada.

"El acuerdo de May sufrió una aplastante derrota en los Comunes, pero su declaración de ayer no estableció una manera realista de avanzar y parece decidida a retrasar el reloj, lo que acerca la posibilidad de una salida sin acuerdo y la amenaza que supondría para el empleo, los negocios y los niveles de vida", indicó Russell. - Efe