La Cámara de Representantes fija la hoja de ruta para destituir a Trump y abre la fase pública

Las comparecencias sacudirán las primarias de demócratas y republicanos

10.02.2020 | 11:47
El matrimonio Trump repartió caramelos a los niños en la Casa Blanca por Halloween.

Washington - La Cámara de Representantes de EEUU, de mayoría demócrata, abrirá hoy un nuevo capítulo en el proceso de juicio político contra el presidente, Donald Trump, con la votación de una resolución que sirve para definir "las reglas de juego" y contra la que ya se han posicionado los republicanos.

La iniciativa definirá la hoja de ruta en el procedimiento de destitución contra Trump, acusado de haber usado todo el poder de la Presidencia de EEUU para presionar al Gobierno ucraniano y obligarle a investigar a la familia del ex vicepresidente Joe Biden, un potencial rival electoral. El objetivo de Trump supuestamente era perjudicar a Biden de cara a las elecciones de 2020, en las que parte como uno de los favoritos para llevarse la nominación presidencial demócrata.

La iniciativa, cuyo contenido fue desvelado ayer, definirá las "reglas del juego" en el proceso de juicio político contra Trump. Es decir, establece cuándo las audiencias y los interrogatorios a testigos serán públicos, así como las normas que garantizarán que el mandatario tiene un procedimiento justo. Con su aprobación, la investigación sobre el juicio político entrará en "su fase pública", tal y como figura en el texto. De momento, las vistas han sido privadas y la información que obtienen los medios procede, en su mayoría de filtraciones de legisladores; pero, a partir de ahora, los forcejeos entre los demócratas y los abogados de Trump podrán ser retransmitidos en vivo por las mayores cadenas de televisión del país, como CBS y CNN.

Los demócratas esperan que el bombardeo constante de noticias negativas sobre Trump repercuta en los estadounidenses, cuya opinión sobre el juicio político está divida en líneas partidistas: el 84% de los demócratas respalda el procedimiento, mientras que solo un 11% de los republicanos lo apoya, según un promedio de encuestas elaborado por la web FiveThirtyEight.

La iniciativa no establece cuándo comenzaría el largo proceso de destitución: primero la Cámara de Representantes debe dar luz verde al inicio del juicio político, que se celebraría en el Senado, donde dos tercios de los senadores deben votar a favor de la destitución de Trump y, si no, sería exonerado.

En un principio, los demócratas querían que el voto de la Cámara de Representantes fuera el 28 de noviembre; pero, después de la gran cantidad de testigos que han pedido declarar, ahora se espera que ese voto sea más tarde, lo que podría posponer hasta enero o febrero el juicio político en el Senado.

Eso podría sacudir el proceso electoral, pues las primarias de los dos partidos comienzan en febrero, primero en el estado de Iowa y luego en Nuevo Hampshire.

Se espera que la Cámara de Representantes apruebe sin problemas el juicio político contra Trump porque los demócratas tienen mayoría; pero en el Senado los republicanos ocupan la mayor parte de los escaños y, de momento, no hay suficientes disidentes para que la iniciativa salga adelante.

el testigo clave

Más pruebas contra el presidente

Llamada. Los demócratas siguen recopilando pruebas contra Trump y ayer pidieron al exasesor de Seguridad Nacional John Bolton que testifique a puerta cerrada. Bolton supuestamente se posicionó contra el intento de Trump de obligar al Ejecutivo ucraniano a investigar a Biden. Además, el teniente coronel del Ejército Alexander Vindman, que testificó ayer, estaba convencido de que Trump personalmente bloqueó 400 millones de dólares en ayuda militar a Ucrania para forzar al presidente Vladímir Zelenski a investigar a Biden. Vindman es un testigo clave porque escuchó la llamada entre Trump y Zelenski que desencadenó el caso.