Las tropas de Hafter avanzan con determinación hacia Trípoli pese a la presencia turca

Las milicias del Ejército Nacional Libio fortalecen su presencia y se preparan para entrar en la ciudad

17.03.2020 | 02:04

Trípoli – Las tropas del mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte de Libia, avanzan con determinación en el frente oeste pese a la oposición de las milicias privadas extranjeras y las fuerzas regulares desplegadas por Turquía, único pilar que parece sostener al acorralado Gobierno de Acuerdo Nacional apoyado por la ONU en Trípoli (GNA).

Fuentes de seguridad en la capital libia confirmaron ayer que milicias del llamado Ejército Nacional Libio (LNA), apoyadas en tierra por Compañías de Seguridad Militar Privada (PSMC) y por el aire por aviones de combate emiratíes y egipcios, han fortalecido su presencia en varios barrios del extrarradio y se preparan para recibir la orden de entrar en la ciudad.

Además, aviones no pilotados de fabricación china Wing Loong II y avionetas artilladas estilo IOMAX de Emiratos Árabes Unidos (EAU) bombardean con regularidad la base aérea de Maitiga, único aeropuerto civil en funcionamiento de la capital y centro desde donde operan los drones clase Bayraktar TB2, cedidos por Turquía al GNA.

En una rueda de prensa, el portavoz del LNA, comandante Ahmad al Mesmari, desplegó un mapa y aseguró que las milicias bajo el mando de Hafter dominan ya el 99% del territorio nacional y controlan la totalidad de los pozos petroleros y de los oleoductos y gasoductos que articulan el país.

Asimismo aseguró que las milicias apostadas en los barrios de la periferia de Trípoli no han avanzado aún al centro de la ciudad "a causa de la tregua" y porque no quieren "usar la fuerza contra los ciudadanos".

"Cómo se puede proteger a dos millones de habitantes y combatir a la vez, es una ecuación difícil y necesitamos tiempo". La intensificación de los ataques y del resto de las operaciones militares en las últimas 48 horas tenían como objetivo "impedir al enemigo que se aprovechara de forma abusiva de la tregua anunciada y realizara maniobras".

"Durante los últimos días, hemos atacado las instalaciones militares en la base de Maitiga. Los objetivos no pertenecen a los grupos de Misrata sino a las fuerzas turcas. Se han destruido radares y sistemas de defensa aérea. Un soldado turco murió", insistió Al Mesmari.

El comandante adscrito a las fuerzas afines al gobierno tutelado por Hafter denunció que en Libia hay en la actualidad un total de "mil expertos y oficiales turcos" y unos 2.000 "terroristas del frente Al Nusra y Estado Islámico (EI)".