Navarra pone a disposición de las víctimas ucranianas 20 camas en sus hospitales

28.02.2022 | 16:44
Varias personas pasan junto a vehículos calcinados en un área residencial de Kiev

Comunidades, diputaciones, ayuntamientos y otras entidades como universidades, colegios de abogados, y asociaciones preparan ya todo tipo de ayuda, desde alojamiento a atención sanitaria, educativa y jurídica, para los ciudadanos ucranianos a los que la guerra obligue a abandonar su país. Navarra ha puesto 20 camas hospitalarias en planta y en UCI a disposición de las víctimas de la invasión de Ucrania por Rusia. 

Algunas comunidades atienden ya a turistas procedentes de Ucrania a los que la guerra ha sorprendido en España, como Cataluña, que actualmente aloja, en albergues juveniles de la Generalitat y en coordinación con el consulado general de Ucrania en Barcelona, a 49 personas afectadas por el cierre del espacio aéreo de su país y que además tienen inoperativas sus tarjetas de crédito.

En esta comunidad funcionan ya grupos de trabajo en todas las consellerías con la idea de que los refugiados necesitarán no solo vivienda sino desde medicamentos a escolarización para los menores.

Igualmente, en la Comunidad Valenciana hay unas 90 personas de origen ucraniano en casas y centros de acogida, a las que el Ayuntamiento de València está ayudando además a realizar trámites, como la petición de acogida internacional o de asilo, o a localizar a familiares.

Entre ellos hay un grupo de jóvenes de 18 años de Kiev que estaban en València de vacaciones cuando estalló la guerra, o una pareja que llegó a València hace tres meses con su bebé o una joven rusa que salió de su país por ser LGTBI, que eligieron España, afirman, porque leyeron en internet que "es muy buena con la gente".

Además, la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas del Gobierno valenciano ha convocado para este miércoles la Comisión Mixta de Atención y Acogida a Personas Refugiadas y Desplazadas para coordinar las acciones de ayuda humanitaria.

Por otra parte, con el apoyo de la Generalitat Valènciana y junto con el Consulado de Ucrania en Valencia, la Fundación Juntos por la Vida, ha puesto en marcha ya el operativo para organizar la evacuación de unos 560 menores ucranianos junto a sus madres y abuelas -los hombres entre 18 y 60 años no pueden salir de Ucrania- a través de Polonia, que a su llegada serán acogidos por familias valencianas que ya se han ofrecido para ello.

Desde otra zona turística, la Diputación de Málaga ha ofrecido al Gobierno de Ucrania más de medio centenar de plazas de alojamiento y manutención para familias refugiadas o personas sorprendidas en España por el ataque de Rusia.

En Cataluña, el Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB) ofrecerá asistencia letrada gratuita o ayuda en la derivación a servicios sociales u ONG a los ciudadanos de Ucrania que, en su huida de la guerra, recalen en Barcelona o donde el organismo tenga una delegación.

Y la Consellería de Investigación y Universidades, con el consenso de las 12 universidades catalanas, ha activado el protocolo interuniversitario de emergencias para ayudar a los estudiantes e investigadores que se vean afectados por el conflicto bélico en Ucrania.

Igualmente, la Universidad de Burgos se ha ofrecido al Ministerio de Asuntos Exteriores para acoger a estudiantes, profesores y personal de administración y servicios de universidades ucranianas para que puedan continuar sus estudios o sus proyectos de investigación, con alojamiento incluido en residencias universitarias.

Como los refugiados precisarán tramitar sus permisos de estancia en España, algunos ayuntamientos, como el de Torrevieja (Alicante), ya se ha puesto en contacto con el Cuerpo Nacional de Policía para agilizar los trámites de estas personas.

Teniendo en cuenta esa multiplicidad de necesidades, comunidades como Madrid, que ha asegurado estar dispuesta a acoger a ucranianos de manera "masiva", han previsto ofrecer no solo alojamiento sino asistencia sanitaria (con hasta mil camas hospitalarias), jurídica, escolarización, cursos de español, transporte público gratuito, alimentos o ropa.

Para hacer posible esa ayuda, instituciones como el Ayuntamiento de Madrid, además de ponerse a disposición del Gobierno para ofrecer sus recursos municipales y prever ya una partida de 250.000 euros para cooperación humanitaria, abrirán sus juntas de distrito para canalizar "cualquier ayuda" que los madrileños quieran hacer llegar a los ciudadanos de Ucrania.

Móstoles -segunda ciudad de la Comunidad de Madrid en número de habitantes- ha precisado qué pueden donar sus vecinos: material médico desechable para garantizar la higiene y la seguridad tanto del personal sanitario como del paciente, medicamentos, productos de primera necesidad como alimentos enlatados, conservas, ropa térmica, mantas, sacos de dormir, pañales, comida infantil, productos de higiene, linternas y pilas.

Como Madrid, otras comunidades han anunciado la disposición de camas hospitalarias en planta y en UCI, entre ellas Aragón (1.000), Murcia (550), Andalucía (100), Castilla y León (100), Navarra (20), Galicia y La Rioja.

En marcha está asimismo el Gobierno Vasco, que se ha puesto en contacto con entidades que promueven la acogida de niños y niñas de Chernobyl para conocer su situación y ofrecer su colaboración; y ciudades como Barcelona, Sevilla, Murcia, Castellón, Burgos, Lorca y un sinfín de municipios de todo el país.
noticias de noticiasdenavarra