Rusia empieza a bombardear Kiev y se ensaña con Járkov

Un bombardeo contra la torre de TV de la capital ucraniana deja al menos cinco muertos

01.03.2022 | 07:30
Rusia empieza a bombardear Kiev y se ensaña con Járkov

El ejército ruso ha comenzado este martes a bombardear la capital de Ucrania, Kiev, cuya torre de televisión ha sido alcanzada por un misil, aunque la peor parte se la ha llevado la segunda ciudad de esta nación, Járkov, donde la artillería rusa ha golpeado la plaza más grande del país.

"Nadie puede venir a nuestra tierra y decirnos que no es nuestra casa. Kiev es nuestra casa", ha comentado a Efe Ruslán Stefanchuk, el presidente de la Rada Suprema, durante una entrevista concedida en el refugio antiaéreo del Parlamento.

El ataque sobre Kiev, bombardeo del que había avisado con antelación el Ministerio de Defensa ruso, ha tenido lugar después de que sonara la alarma por la publicación de imágenes de un gigantesco convoy con carros de combate rusos aproximándose peligrosamente a la ciudad.


PRIMER OBJETIVO

"Los nazis de Putin acaban de bombardear la torre de televisión", ha escrito Antón Gueráschenko, asesor del Ministerio del Interior, en su canal de Telegram.  Un misil ha alcanzado la misma torre y otro ha caído cerca de una estación de metro en las inmediaciones, impactos que han dañado la subestación eléctrica que alimenta el edificio y el hardware de la propia instalación.

Como resultado, han perdido la vida cinco transeúntes y otras cinco personas han resultado heridas, según datos preliminares. Además, varios canales de televisión han dejado de emitir inmediatamente. Las autoridades resaltan que la torre se encuentra en el territorio de Babi Yar, escenario de uno de los mayores crímenes cometidos por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Poco antes, Rusia había alertado a los kievitas de inminentes bombardeos sobre su ciudad, que no vivía algo así desde la invasión nazi en 1941, y había conminado a aquellos que vivían cerca de los nudos de retransmisión a que abandonaran sus hogares. Seguidamente, el alcalde de Kiev, Vitali Klitschkó, ha recomendado a sus conciudadanos pasar la noche en refugios antiaéreos.

UN GENERAL AL FRENTE DE LA DEFENSA DE KIEV

En previsión de un asalto ruso, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha nombrado a un general, Nikolái Zhirnov, jefe de la administración militar de Kiev. "La defensa de la capital está por encima de todo. Debemos impedir que el enemigo acceda a nuestra capital", explica.

Subraya que en estos momentos Kiev y Járkov son las prioridades del jefe del Kremlin, Vladímir Putin, quien usa "el terror" para doblegar la resistencia de los ucranianos. "Avanza hacia nuestra capital, igual que hacia Járkov. Defenderemos Kiev y defenderemos al Estado. Kiev es el corazón de la ciudad. Y debe latir. Y seguirá latiendo para que venza la vida", dijo.

Járkov. AFP


Según avanzaban las horas, en Kiev se reforzaban las medidas de seguridad y las líneas de defensa. Los camiones depositaban arena en varios lugares estratégicos para hacer sacos terreros, que ya cubren las puertas y ventanas de los principales edificios gubernamentales.

Grupos de militares han montado puestos de control con barreras antitanque, uno de ellos en la misma plaza de la Independencia (Maidán). Y es que, según las imágenes satelitales de Maxar Technologies, el convoy ruso alcanza los 64 kilómetros de largo, consiste en carros blindados, piezas de artillería y otros vehículos, y el lunes se encontraba a unos 30 kilómetros del centro de la capital.

INGRESAR EN LA UNIÓN EUROPEA

Por todo ello, el presidente de la Rada asegura que el ingreso en la Unión Europea "es muy importante ahora" que el país está en guerra, aunque "siguen funcionando el Gobierno, el Parlamento y el sistema bancario". "También sería un gran paso para el mundo. El pueblo ucraniano está luchando por los valores europeos. No sé si existe otro país que haya derramado tanta sangre en su aspiración por ser miembro de la UE", argumenta.

Recuerda que el 67 % de los ucranianos quieren que su país se sume como miembro a los Veintisiete. "Espero que los Parlamentos europeos nos ayuden a ingresar. He hablado con muchos presidentes de Parlamentos y me dicen que están con nosotros. Nosotros estamos preparados. Ahora es su decisión", señala. Stefanchuk admite que la situación "no es fácil" y, de hecho, destaca que el martes había descendido siete veces al sótano del Legislativo.

noticias de noticiasdenavarra