China traslada a Ucrania su disposición a trabajar por el fin de la guerra

Kiev ha pedido a Pekín que haga de mediador para alcanzar un alto el fuego

01.03.2022 | 16:15
El ministro de Exteriores chino, Wang Yi.

El ministro de Exteriores de China, Wang Yi, ha trasladado a su homólogo ucraniano, Dimitro Kuleba, la disposición de Pekín para trabajar en favor del final de la guerra, derivada de la invasión que ordenó el pasado jueves el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Wang "ha reafirmado el inquebrantable apoyo de China a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania", ha informado el Ministerio de Exteriores ucraniano, al término de una conversación en el que los dos ministros han hablado de las consecuencias de un conflicto que no muestra visos de terminar.

Pekín está dispuesto a "hacer todo lo posible para terminar la guerra en Ucrania mediante la diplomacia", para lo cual Wang ha recordado que China es un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, según la agencia de noticias Ukrinform. La semana pasada, se abstuvo en una resolución de condena de la invasión rusa.

Kuleba, por su parte, ha reconocido la distancia que el Gobierno chino ha tratado de marcar con Putin, a pesar de que los dos países sí han coincidido en el último mes para, por ejemplo, reclamar a la OTAN que frenase su expansión en el este de Europa.

Kuleba aseguró hoy a su homólogo chino que su país está dispuesto a seguir con las negociaciones con Rusia y que espera "la mediación de China" para "alcanzar un alto el fuego".

"Poner fin a la guerra es la prioridad para la parte ucraniana y estamos tranquilos, abiertos a negociar una solución. Aunque la negociación no avanza sin problemas, estamos dispuestos a seguir con ella. También a fortalecer la comunicación con China. Esperamos la mediación de China para alcanzar un alto el fuego", dijo Kuleba, según un comunicado de la Cancillería china.

Por su parte, Wang Yi expresó su preocupación por los daños a la población civil y pidió a Ucrania que siga negociando: "China deplora el estallido del conflicto y está extremadamente preocupada por los daños a la población civil. En vista de la continua expansión de los combates, la prioridad es aliviar la situación sobre el terreno tanto como sea posible para evitar que el conflicto se intensifique o se descontrole. Pedimos a ambas partes que busquen una solución mediante negociaciones", afirmó.

Se trata de la primera llamada entre los responsables de la diplomacia china y ucraniana desde que comenzó el conflicto, sobre el cual China ha mantenido una postura ambigua, y se realizó a petición de Ucrania, según el comunicado.

Es también la primera vez que los diplomáticos chinos se refieren a los "daños" causados a la población civil.

"La situación en Ucrania ha cambiado rápidamente. China deplora el estallido del conflicto y está extremadamente preocupada por el daño a los civiles. Abogamos por el respeto a la soberanía e integridad de todos los países. Pedimos a Ucrania y a Rusia que encuentren soluciones mediante consultas", dijo Wang.

El canciller chino afirmó que busca garantizar la seguridad de los conciudadanos que se encuentran en Ucrania y que su proceso de evacuación está "progresando", "gracias al apoyo y la cooperación de Ucrania".

China ha mantenido una postura ambigua con respecto al conflicto en Ucrania, ante el cual insiste tanto en "el respeto a la integridad territorial de todos los países" como en la atención que se debe prestar a las "demandas de seguridad legítimas" por parte de Rusia.

El país asiático se abstuvo el pasado viernes en la votación de una resolución de condena contra Rusia en las Naciones Unidas, y se ha opuesto a sanciones porque considera que "no ayudan a resolver los problemas sino a crear otros nuevos".

El pasado 4 de febrero los presidentes ruso y chino, Vladímir Putin y Xi Jinping, proclamaron tras reunirse en Pekín la entrada de las relaciones bilaterales "en una nueva era" y subrayaron el buen estado de los lazos entre Rusia y China, país que a juicio de algunos analistas no habría estado en ese momento al tanto de que Moscú iba a invadir Ucrania.

Según Pekín, su relación con Moscú es de "socio estratégico", pero esta no comprende "ni la alianza ni la confrontación" ni "apunta contra otros países".

noticias de noticiasdenavarra