Las regiones periféricas de la UE piden más solidaridad

Critican a Bruselas que diga que “somos la Europa de las regiones” y recortar en cohesión

07.02.2020 | 14:18

Funchal - La Conferencia de Regiones Periféricas y Marítimas (CRPM) de Europa instó ayer a Bruselas a que refuerce la solidaridad como uno de los valores esenciales de la UE y no recorte la partida de cohesión en los próximos presupuestos comunitarios. La propuesta de la Comisión Europea para el periodo 2021-2027 "consiste en una redistribución mecánica de los créditos hacia las "nuevas prioridades" en detrimento de las políticas tradicionales como la política de cohesión, señaló la declaración final de la asamblea de la CRMP, que engloba a unas 160 regiones y representa a 200 millones de personas.

La de Bruselas es una visión "maniqueísta entre antiguas y nuevas políticas", según el presidente de la CRPM, Vasco Cordeiro, quien añadió que no se trata de potenciar unas en detrimento de otras, sino que se puede hacer frente a los nuevos retos que afronta Europa con el refuerzo de las políticas tradicionales y de solidaridad que son la esencia del proyecto europeo, añadió.

"No podemos decir que somos una Europa de las regiones y luego quitar importancia a los programas gestionados directamente por las regiones y los Estados miembros", dijo Cordeiro, también presidente de la región portuguesa de Azores. Es una señal que, en su opinión, podría dar alas a los euroescépticos y críticos con el proyecto europeo, lo que implica un riesgo "no solo para las regiones, sino para todos".

reducción global En esto, lo que propuso la Comisión para el próximo marco financiero es una reducción global de la política de cohesión del 10% respecto al periodo actual. Ahora, la dotación de la política de cohesión supone un tercio del presupuesto, más de 350.000 millones de euros, lo que la convierte en el principal instrumento de inversión de la UE para reducir la disparidad regional.

Además, Bruselas propuso reducir la tasa de cofinanciación -el porcentaje de la financiación total de un programa que aporta el presupuesto de la UE- del 85% actual al 70%. Se trata de un recorte que "exige un esfuerzo inadmisible para muchas de las regiones afectadas", según el presidente de la región de Madeira y anfitrión de la asamblea, Miguel Albuquerque, quien calificó de "drásticos" los cortes planteados por el Ejecutivo comunitario. - Efe