Escrache ultra a Dani Mateo tras negarse a declarar por sonarse la nariz con la bandera

La fiscal general pide una interpretación “proporcional” para los delitos de odio

07.02.2020 | 20:24
Dani Mateo atiende a los medios mientras es increpado con amenazas y gritos de “malnacido”.

pamplona - Varias personas con banderas de España alzadas increparon al grito de "malnacido" al cómico Dani Mateo a la salida de los juzgados de plaza Castilla tras negarse a declarar como investigado ante el juez de Instrucción número 47 de Madrid por sonarse la nariz con la bandera española en el marco de un sketch de humor de un programa de La Sexta. Mateo compareció ante el juez, que le había citado como investigado por un delito de ofensas o ultraje a símbolos de España o sus Comunidades efectuado con publicidad y un delito de odio, castigado con hasta cuatro años de cárcel, tras una denuncia de la organización Alternativa Sindical de Policía.

El humorista se acogió a su derecho a no declarar ante el juez en una comparecencia de apenas cinco minutos en la que no estuvo el fiscal, según informaron fuentes jurídicas. Lo hizo después de que el juez se negara a suspender la declaración tal y como había solicitado la defensa, que había alegado que la organización sindical no estaba legitimada para ejercer la acusación particular. "Señoría, esto es más importante de lo que creía, se me ha venido todo encima y necesito tiempo para preparar mi defensa, me acojo a mi derecho y no voy a declarar", explicó Mateo al juez.

Al grito de "malnacido" y "desgraciado", un grupo reducido de personas de ideología ultraderechista se dirigió al presentador en el momento en el que tras abandonar el edificio estaba atendiendo a la prensa. "Hazlo ahora si te atreves", le inquirieron alzando la bandera, lo que acompañaron con cánticos alabando la rojigualda. "Como veis no es momento de hablar, están los ánimos muy caldeados", apuntó Mateo ante una nube de periodistas, tras concluir la breve comparecencia. Sí que habló antes de su entrada en el juzgado, cuando se mostró "preocupado" porque un humorista acabe declarando ante un juez por realizar una escena de humor.

"Como ciudadano de este país estoy preocupado porque estamos llevando a un payaso ante la Justicia por hacer su trabajo y eso me preocupa por la imagen de mi país y mi bandera", lamentó. El humorista señaló que durante todo este tiempo "se ha hablado mucho sobre los limites del humor" y "sobre si ofende o no" el sketch en el que, mientras leía el prospecto de un medicamento antigripal, estornudaba y se sonaba la nariz con la bandera de España. "Pero estábamos en el terreno de las opiniones, ahora entramos en el terreno de la Justicia", explicó Mateo, para quien "lo más inteligente es callar y espera a que la Justicia se pronuncie".

defensa policial Desde Alternativa Sindical de Policía, su portavoz Raúl Cuesta subrayó que su organización no pretende otra cosa que "defender los derechos y las libertades de lo ciudadanos" y que como policías nacionales tienen "la obligación de perseguir todo tipo de delitos". Cuesta manifestó que su organización "seguirá defendiendo esta causa" ante el juzgado porque "los policías, los guardias civiles y lo militares defendemos una bandera que representa unos principios y valores de toda la ciudadanía".

Su emisión suscitó tantas críticas y polémica que La Sexta decidió retirar el sketch de la web al día siguiente, tras detectar que había personas que se habían podido sentir ofendidas y la retirada de anunciantes.

Y ayer la fiscal general del Estado, María José Segarra, demandó "una reflexión sosegada" sobre los delitos de odio para conseguir una "interpretación proporcional" de los mismos de forma que el ministerio público dé "una respuesta penal proporcionada, disuasoria y garantista" a estos delitos. - D.N.