Denuncian pintadas en calles y establecimientos del Casco Viejo tras la intervención en Rozalejo

08.02.2020 | 14:26
Imágenes de las pintadas aparecidas en Pamplona. Abajo a la derecha, pintada en una vivienda de Altsasu.

PAMPLONA. Distintas zonas del Casco Viejo de Pamplona y algunos establecimientos comerciales han aparecido este miércoles con pintadas, algunas de ellas dianas contra UPN y el PNV, en protesta por la entrada de la Policía Foral en el ocupado Palacio del Marqués de Rozalejo.

En las pintadas, realizadas en rojo, aparecen las siglas de UPN y PNV en medio de una diana, también se ha pintado la expresión 'Jo ta ke' y frases como 'Alde Zaharra ez dago salgai' ('El Casco Antiguo no está en venta').

También en la puerta de la sede del PNV de Navarra, en la calle Zapatería, han aparecido pintadas, entre ellas las siglas del partido en medio de una diana.

Las pintadas se realizaron durante las protestas de este martes con motivo del acceso por parte de la Policía Foral al edificio ocupado del Palacio Marqués de Rozalejo para que técnicos del Servicio de Patrimonio del Gobierno foral pudieran inspeccionar el estado del inmueble.

Durante toda la jornada de ayer se sucedieron protestas por parte de los 'okupas' y simpatizantes por las calles del Casco Antiguo y en varios momentos se produjeron cargas policiales.

PNV de Navarra ha condenado de forma "rotunda" la aparición en la sede del partido en Pamplona de pintadas amenazantes.

En un comunicado, la formación jeltzale ha señalado que "este nuevo ataque refleja actitudes y discursos absolutamente totalitarios y fascistas, que recuerdan a tiempos pasados, y que resultan injustificables en cualquier sociedad democrática".

Según ha dicho, "todas las actuaciones llevadas a cabo en Rozalejo se han tomado en cumplimiento de la legalidad, de la seguridad y en defensa de un bien público, al tiempo que han sido reiterados los intentos por buscar una solución dialogada, una actitud que, lamentablemente, no han demostrado tener nunca los 'okupas'".

Por último, la formación ha añadido que, después de tener conocimiento del primer informe de los técnicos que han accedido al edificio, la situación del Gaztetxe Maravillas "resulta altamente preocupante desde el punto de vista de la seguridad, dado que parece constatarse la existencia de riesgos y agravamiento para personas y bienes, después de corroborarse que se habían realizado obras en su interior".