ÚLTIMA HORA
Volkswagen y los sindicatos UGT, CCOO, ELA y CCP pactan el calendario laboral para 2021

Barkos insta a anteponer el interés general en la búsqueda de la mayor estabilidad posible

La presidenta de Navarra achaca las diferencias entre los socios del cuatripartito no a una crisis sino a un "tiempo preleectoral"

08.02.2020 | 15:23
Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra

PAMPLONA. La presidenta Uxue Barkos ha achacado hoy las diferencias entre los socios del cuatripartito que sustentan al Gobierno de Navarra no a una crisis sino a un tiempo preleectoral.

Después de que ayer EH Bildu hablara de un momento crítica por actitudes sectarias y electoralistas, la presidenta ha indicado hoy en declaraciones a los periodistas, al inicio del pleno parlamentario, que hay una "crisis cierta" en el Parlamento por la situación del grupo Podemos-Orain Bai, tras la decisión de la corriente crítica de expulsar a los oficiales.

Pero "más allá de esto -ha dicho-, yo creo que en el cómputo global lo que estamos es asistiendo a un clásico en materia de política institucional, que no es otro que, ante la cercanía de una convocatoria electoral, cada una de las formaciones que hemos trabajado durante cuatro años con absoluta estabilidad empieza a marcar su territorio".

Y ha recordado que ya al inicio del curso político advirtió que llegaba una etapa "más acidulada" propia de "un tiempo preelectoral", pero al Gobierno "lo que le corresponde es seguir trabajando y hacerlo con la mirada puesta en el interés general y en la búsqueda de la mayor estabilidad posible".

En este sentido Barkos ha reconocido que le "preocupa" que la situación pueda dificultar la tramitación de leyes que "expresaban y expresan bien el trabajo largo, concienzudo y participado llevado a cabo".

Ha advertido al respecto de que no aprobarlas "sería desaprovechar una oportunidad de poner un broche importante a la legislatura" y por eso ha hecho por ello un llamamiento a los socios del cuatripartito "a la tranquilidad y al responsabilidad política".

TRÁFICO La presidenta ha afirmado que aún "estamos en tiempo y forma" para llegar a un acuerdo con el Gobierno central en torno al traspaso de las competencias de tráfico a Navarra.

Por eso ha subrayado que su exigencia es que el presidente Pedro Sánchez "cumpla un compromiso no ya con la presidenta sino con el conjunto de la sociedad navarra".

Y para ello, ha comentado Barkos en declaraciones a los periodistas en el Parlamento, ya está "muy avanzado" el necesario protocolo.

Tras apuntar que definir el futuro de la Guardia Civil que ahora trabaja en tráfico en la Comunidad Foral es asunto del Ministerio de Interior, ha mostrado su confianza en que la reuniones en Junta de Seguridad o de Transferencias se realicen en esta legislatura para poder "trabajar con tranquilidad".

Sobre este mismo asunto, la secretaria general del PSN, María Chivite, ha comentado a los periodistas que las acusaciones de "dejadez" que Geroa Bai ha dirigido al Gobierno central por no haber designado aún a sus representantes en la Junta de Transferencias es "muy típico de los nacionalistas", para quienes "la culpa de todo la tiene España".

"En todo caso el Ministerio nos ha informado de que ha puesto en marcha el procedimiento", aunque las competencias de tráfico "se pueden negociar en la Junta de Seguridad", ha asegurado, y criticado que ahora parezca que hay "prisa" cuando "el Gobierno de Navarra llevaba tres años sin mover un dedo".

ROZALEJO Barkos ha afirmado que "ha apoyado en todo momento" la actuación de la Policía Foral ante los incidentes por la clausura del palacio Marqués de Rozalejo.

Tras las críticas vertidas por portavoces de EH Bildu y Orain Bai a estas intervenciones, Barkos ha dicho que hay que basarse en "datos ciertos" y tener "el conocimiento exacto de las cosas".

Y con estas premisas ha subrayado que en el Gobierno "siempre hemos estado absolutamente convenidos de las actuaciones llevadas a cabo" y en el caso de las intervenciones de la Policía Foral ha aseverado que han estado "absolutamente ligadas a las necesidades del momento"

La presidenta ha insistido también en que cualquier debate sobre el uso de este inmueble "queda supeditado a la seguridad" y ha recordado además que en todo caso la voluntad del Ejecutivo foral es mantener la propiedad del palacio Marqués de Rozalejo y destinarlo a uso publico, en concreto como sede del Instituto de la Memoria.