Manifiesto por el Mapa Local

08.02.2020 | 16:52

El próximo jueves se votará en el Parlamento de Navarra el proyecto de Ley de Reforma de la Administración Local de Navarra. Ante esta situación creemos que es necesaria una lectura desde las entidades locales y desde quienes ocupamos cargos de responsabilidad en las mismas. Este documento lo firmamos alcaldes de las localidades cabeza de Merindad de Navarra, diversos cargos electos de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e Izquierda-Ezkerra, e independientes, cuya relación aparece al final. Por ello, queremos manifestar lo siguiente:

1. Relevancia de la Ley y oportunidad histórica.

Consideramos que estamos ante una Ley profundamente relevante que afecta a la articulación administrativa de nuestra Comunidad y que constituye una oportunidad histórica. En julio de 2020 se cumplirán 30 años desde que se aprobara la Ley Foral de Administración Local, que ya dictaba la necesidad de acometer una racionalización y ordenación eficaz y efectiva de los entes locales de Navarra. Los 272 Ayuntamientos y los 348 Concejos son muestra de la riqueza y pluralidad de una Navarra con historia y personalidad propia y, así mismo, un reto organizativo y de estructuración interna de primer orden. Un reto en el que los anteriores gobiernos no solo han fracasado en todos sus intentos, sino que jamás habían transitado la senda de la participación y el consenso del actual Proyecto de Ley; algo que de por sí ya supone un hito histórico.

2. Proceso participativo.

El actual proyecto de ley de Reforma de la Administración Local de Navarra es fruto de un proceso participativo sin precedentes en el mundo local. Frente a quienes en etapas anteriores han pretendido reordenar nuestros entes locales con tiralíneas y desde el solipsismo, en esta ocasión los representantes de los entes locales (ayuntamientos, concejos y mancomunidades) quienes hemos participado y debatido, no sin controversias, hasta tres años en diferentes foros y espacios de participación hasta llegar a este texto que parte, por tanto, desde abajo. Ha habido diversos espacios de participación creados al efecto por el Gobierno de Navarra y la Federación Navarra de Municipios y Concejos. Con sus imperfecciones, el resultado es un proyecto legal en el que todos hemos tenido la oportunidad de trasladar nuestras aportaciones.

3. Compromiso del Acuerdo Programático

Con este Proyecto de Ley Foral se da cumplimiento a un compromiso adquirido por las fuerzas políticas que constituyen la actual mayoría parlamentaria de 26 parlamentarios y parlamentarias dentro del acuerdo programático para la legislatura 2015-2019 de sentar, por fin, las bases de la estructura de la administración local del futuro en Navarra tras un diagnóstico ampliamente participado sobre la situación del mundo local. Se da así cumplimento al proyecto de legislatura en materia de administración local.

4 Valoración realista del contenido.

El texto a debate se enmarca dentro de un proceso, de modo que han quedado, evidentemente, cosas pendientes que deberán de ser abordadas en la próxima legislatura; fundamentalmente garantizar de forma específica una financiación suficiente de los entes locales, y definir un justo reparto de competencias. No obstante, el resultado del Proyecto de Ley sienta las bases de una articulación descentralizada, razonable y eficaz mediante la articulación de la figura dinámica -la Comarca-. Asimismo, se garantizan los derechos laborales del personal al servicio de las administraciones locales resolviendo un conjunto de cuestiones que afectan a la estabilidad de las plantillas y posibilita la disposición suficiente y de calidad de los recursos humanos requeridos.

5. Consecuencias de la no aprobación.

Los entes locales somos las administraciones más cercanas a la ciudadanía, aquellas que ponemos caras y ojos a los problemas y retos de una sociedad de calidad en el siglo XXI. Tras 30 años de inacción en los que la obsolescencia de la estructuración de la realidad local de Navarra lejos de subsanarse se ha visto agravada, tenemos la oportunidad histórica de dar un paso adelante definitivo al que deberán seguir otros, no menos importantes, la legislatura que viene. Debemos ser conscientes de que no podemos defraudar a los cientos de personas representantes de miles de ciudadanos y ciudadanas que hemos participado en este proceso y desaprovechar la oportunidad histórica de abrir un nuevo tiempo para los entes locales. Somos conscientes de que el fracaso de este proyecto podría implicar una nueva espera de muchos años más hasta lograr las condiciones que en este momento existen. No nos lo podemos permitir. Por eso, pedimos responsabilidad y altura de miras a quienes van a votar en el Parlamento este Proyecto, especialmente a quienes firmaron el Acuerdo Programático; pedimos actuar con valentía y convicción en el papel fundamental que en la profundización democrática y la calidad social han de jugar nuestros entes locales. Votar sí es votar un futuro institucional más cercano, más democrático, más efectivo y más eficaz.

Quienes suscribimos este documento ostentamos los cargos que se reseñan, pero la firma del mismo lo es a título individual.

Iruñea/Pamplona a 29 de enero de 2019.