Sánchez se salta la imparcialidad y hace pública su apuesta por pepu

El presidente defiende su “derecho como militante” a posicionarse
El candidato, acogido con frialdad en su proclamación

08.02.2020 | 17:46
Pepu (i) y Sánchez, en el lanzamiento de su candidatura a las primarias.

madrid - El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, defendió ayer su "derecho como militante" a posicionarse y a proponer un candidato a la alcaldía de la capital, como ha hecho con Pepu Hernández, y proclamó que "Pepu es el alcalde que necesita Madrid".

"Hay un derecho, el de los militantes, también el mío como militante, a posicionarme y decir cuál es el mejor proyecto y la mejor candidatura a la alcaldía. Si Pepu esta aquí es por la petición que le he hecho como militante", explicó.

Sánchez, que ha unido así parte de su destino político al del exseleccionador de baloncesto -quien se ha comprometido a "ayudar" al PSOE durante toda la legislatura-, presentó a José Vicente Hernández en el acto de lanzamiento de su candidatura a las primarias del PSOE, ante unas mil personas, en el teatro de La Latina. Entre ellas, la ministra de Industria, Reyes Maroto, y la cúpula del PSOE con la vicesecretaria general, Adriana Lastra, y el secretario de Organización, José Luis Ábalos, al frente, así como miembros de su gabinete en Moncloa.

Ante militantes de base y cargos del partido en Madrid, donde han circulado esta semana quejas y críticas a su "dedazo", Sánchez reivindicó que las primarias "no implican que la dirección se desentienda de buscar proyectos políticos ganadores".

Tras asegurar que se ha "preocupado y ocupado, y mucho, de presentar una candidatura potente y competitiva", admitió que, durante sus "conversaciones con muchísima gente" para tantear su disposición a encabezar la candidatura a la capital, ha visto "mucha gente capaz y poca gente dispuesta a dar el paso. Pepu es capaz y está dispuesto a dar el paso", se congratuló.

En esa línea, afirmó que "no ha abierto la boca y ya le están atacando", "como hicieron a los ministros del Gobierno y a mí", dijo en referencia a las informaciones sobre la sociedad que creó para pagar menos impuestos. "Ya está saboreando las mieles del compromiso político en el PSOE", lamentó el presidente, que culpó de ello a "la oposición y en particular a la derecha, porque saben que Pepu va a ganar las elecciones".

Ante un auditorio volcado con él y expectante con Hernández, Sánchez -que dijo hablar como presidente, secretario general, militante y vecino de Madrid- señaló que el PSOE tiene la responsabilidad de dar una "dirección a la ciudad" y una opción a los votantes progresistas "decepcionados con la izquierda que no supo gobernar el cambio" y con los votantes socialistas que se quedan en casa.

Sobre el hecho de que Hernández sea un independiente, recordó que cuando formó su gobierno en junio ya dijo que era un "gobierno abierto" y que, frente a los proyectos que "se ensimisman en ellos mismos", el PSOE "se abre de puerta en puerta" a la aportación de toda la sociedad, porque cree que la política "no es exclusiva de los políticos, sino que es de todos. Yo solo puedo dar las gracias a Pepu por someterse a las primarias de manera humilde y respetuosa con la organización", recalcó, y destacó también el tándem ganador que, a su juicio, forma con el candidato a presidente de la Comunidad de Madrid, el también independiente Ángel Gabilondo.

El exseleccionador de baloncesto, al que los asistentes recibieron con respeto aunque con frialdad, se declaró "socialista de corazón y pensamiento" y prometió "ayudar en toda la legislatura" al PSOE, aunque no consiga ser alcalde.

Pepu tendrá que competir en las primarias del 9 de marzo con el veterano dirigente de Izquierda Socialista y exalcalde de Fuenlabrada Manuel de la Rocha; con el concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid y secretario general de la Agrupación de Centro, Chema Dávila, y con la sexóloga Marlis González, en caso de que consiga los avales necesarios. - Efe