Dirigentes del partido ven clave este movimiento

Ciudadanos se agita ante el posible salto de Inés Arrimadas a número dos de Rivera

Dirigentes del partido ven clave este movimiento, que ni el líder ni la portavoz desmienten, para poder gobernar

08.02.2020 | 20:42
Rivera y Arrimadas, durante un acto de Ciudadanos.

pamplona - Las aguas de Ciudadanos bajan agitadas por la posibilidad de que Inés Arrimadas se esté planteando dar el salto al Congreso y dejar el Parlament de Catalunya. El secretario general de la formación naranja, José Manuel Villegas, aseguró que no han barajado la posibilidad de que la líder del partido en Catalunya vaya de "número dos" de Albert Rivera en la candidatura al Congreso de los Diputados. Salió así al paso de algunas voces internas que han apuntado en esta dirección e incluso han afirmado, en los pasillos de la Cámara, que este tema se ha tratado dentro de la Ejecutiva.

Villegas fue categórico al decir "que no hay nada encima de la mesa" y argumentó, además, que Arrimadas está cumpliendo "un papel fundamental" para Cs en Catalunya, que es -subrayó- la prioridad del partido naranja. "Va a seguir trabajando por y para solucionar" este grave problema y, por tanto, continuará liderando a los catalanes "que quieren seguir siendo catalanes, españoles y europeos". Albert Rivera, desde Málaga, no dio ninguna pista, pero sí puntualizó que la decisión de postularse como candidato corresponde al propio candidato.

Otros miembros de la cúpula de Cs señalaron que ese tema no se ha hablado y que si hay alguien que ha abierto esa puerta lo ha hecho a título personal. Sin embargo, otros dirigentes confirmaron que la dirección sí que baraja la posibilidad de que Arrimadas vaya en las listas del Congreso puesto que "está desaprovechada" en Cataluña con un Parlamento que, "como se cierra cada dos por tres", deja la labor de oposición de Cs muy en la penumbra. Destacan, además, como uno de los motivos que facilitarían la operación, que el marido de Arrimadas, un exdiputado de Convergencia en el Parlament, se ha trasladado a trabajar a Madrid.

Aunque desde la formación se insiste en que no hay "nada cerrado ni decidido", quieren resolver en breve este asunto. Y en breve tiene que ser porque el plazo para presentar las candidaturas a encabezar las listas provinciales son los días 25 y 26 de febrero, después habrá una semana de campaña y las votaciones se celebrarán 8 y 9 de marzo.

En todo caso, muchos dirigentes ven a la líder catalana como una pieza clave de Cs que ha probado también tener un gran tirón a nivel nacional, como se ha visto en la campaña de Andalucía, donde la portavoz en Catalunya fue uno de sus puntales y, por tanto, podría suponer un imán para nuevos votos. Rivera ha decretado un veto a cualquier negociación con el PSOE tras los comicios, lo le obliga a erigirse como alternativa de Gobierno y como bisagra. Para apuntalar esa estrategia, Cs precisa su cartel más potente, lo que no se entiende sin Arrimadas, quien el domingo viajará a Waterloo (Bélgica), acompañada de los diputados de su grupo, para "recordarle" al expresident Carles Puigdemont que "la república no existe".

Con Arrimadas en Madrid, los naranjas ganarían también en un sentido operativo, puesto que ostenta la portavocía nacional de la Ejecutiva desde la última remodelación. Su éxito televisivo y su continua participación en los debates la convierten en una habitual en la capital. Por otra parte, su nombre es sinónimo de éxito. Es la única persona del partido que ha ganado unas elecciones en un territorio importante. En su entorno, no obstante, insisten en que la decisión no está tomada. "Se lo está pensando, no hay nada hecho", reseñó un portavoz autorizado.

Rivera y Arrimadas, coincidirán el sábado en un acto electoral en Madrid. "Me hace mucha ilusión compartir este acto con Inés Arrimadas. Os invito a seguir construyendo la España del futuro", escribió ayer el líder de Cs. - D.N.

el pp

Casado reta a sánchez a un debate

Donde quiera y cuando quiera. El presidente del PP, Pablo Casado, retó ayer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a debatir "donde quiera y cuando quiera" y le instó a "dar la cara" para las elecciones del 28 de abril, en lugar de "hablar tanto de sí mismo y escribir libros". Además, como viene protagonizando su argumentario electoral, reprochó que el mensaje que Sánchez ha mandado a los independentistas es el de unas elecciones generales para "ratificar su pacto" de cara a un Gobierno que también "le viene bien" a Bildu y Batasuna y a Arnaldo Otegi, "un terrorista confeso que secuestró y fue miembro de ETA".