Arrimadas confirma su salto a la política estatal

Ciudadanos orienta hacia Catalunya su campaña para el 28-A

Arrimadas, la líder catalana del partido, confirma su salto a la política estatal con su candidatura al Congreso de los Diputados

Anuncia que se dejará la “piel” para que Albert Rivera sea presidente del Gobierno

08.02.2020 | 21:05
Inés Arrimadas y Albert Rivera, en un acto en Madrid.

madrid - La líder de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas, confirmó ayer su salto a la política nacional como número uno por Barcelona en las generales del 28 de abril, en las que se dejará la "piel" para que Albert Rivera sea el próximo presidente del Gobierno.

Arrimadas anunció que se presentará a las primarias del partido para encabezar la candidatura por Barcelona en un acto con el presidente del partido en la plaza de la Villa de Madrid. "Voy a seguir defendiendo al constitucionalismo allí donde es más difícil defenderlo, pero os anuncio que voy a presentar mi candidatura para las primarias de Cs al número uno por Barcelona a las próximas elecciones generales", fueron las palabras con las que Arrimadas oficializó su decisión.

Tanto ella como Rivera se mostraron convencidos de que esta apuesta les llevará directos a la Moncloa. "Caminaremos juntos hacia el Gobierno de España", dijo Arrimadas, a lo que añadió Rivera: "Juntos vamos a ganar y juntos vamos a tener un Gobierno de España de Ciudadanos".

La dirigente de Cs señaló que, a lo largo de su vida, ha tenido que adoptar decisiones difíciles, pero añadió que siempre que ha dudado ha optado por dar un paso al frente.

Apuntó que tiene la "gran responsabilidad" de seguir defendiendo a los constitucionalistas catalanes que están siendo "ninguneados" y "abandonados" por el Gobierno de Pedro Sánchez. Sin embargo, recalcó que la libertad y la convivencia solo llegarán a Catalunya si Ciudadanos gobierna en España y Rivera es el próximo presidente, lo que consideró que sería de "justicia poética". "Podemos ganar, podemos hacer historia", repitió como ya hizo cuando ganaron las catalanas y consiguieron también gobernar con el PP en Andalucía.

Y es que, según Arrimadas, España está atravesando un momento "dramático" para la libertad y la democracia, y Ciudadanos es el partido de los "retos que parecían imposibles, pero que se hicieron realidad".

Durante su intervención, defendió la diversidad y riqueza del país e hizo gala de su trayectoria vital al recordar que sus padres son salmantinos, que ella nació en Jerez de la Frontera y que desde hace diez años vive en Barcelona. "Hoy estamos en el centro de este triángulo que ha marcado mi vida y a mí nadie me va a explicar que este es un país diverso, porque lo he vivido en primera persona", advirtió.

Confesó que "jamás" pensó en llegar hasta la política nacional y garantizó que Cs seguirá representando a todos los ciudadanos de Catalunya silenciados por el Gobierno del PSOE, que confunde el separatismo con Catalunya. "A mí Sánchez no me ha llamado en nueve meses", se quejó Arrimadas, que insistió en el constitucionalismo como la única vía posible para acabar con la crisis territorial.

Y Cs es el único partido capaz de aglutinar a todos los que defienden la Constitución, según Albert Rivera, que, además de alabar a Arrimadas como su mejor "aliada" y "socia" para llegar a la Moncloa, y la mujer de la política española "más valiente" y "más preparada", aprovechó su intervención para apelar a los votantes "decepcionados" del PP y del PSOE. Les pidió que se sumen al "carril central" de la política en España y recalcó que "se acabaron las dos Españas, la tercera España está aquí", subrayó.

proyecto nacional Puntualizó, además, que Arrimadas no será la única en sumarse al proyecto nacional de Cs, sino que habrá "otra mucha gente" diversa pero unida por su defensa de la Constitución. "Todo el que defienda los valores constitucionales, esta es su casa", destacó Rivera, que aseguró además que no quiere llegar al poder para ostentarlo, sino para cambiar el país. "No me importa el cargo, no tengo un manual de resistencia", ironizó.

Incidió en que a los que defienden la Constitución no les hace falta un manual y dijo estar convencido de que ha llegado el "tiempo" de Cs, de superar las viejas ideologías y de plantar cara a populistas y nacionalistas. "Vamos a por todas (...) Ahora o nunca", exclamó el presidente de Ciudadanos, para quien España no se puede permitir otros cuatro años con Pablo Iglesias haciendo los presupuestos y Quim Torra diciendo cómo tiene que ser España. "Intuyo y palpo que es el momento", aseveró. - Efe/D.N.