Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra aplauden “la legislatura del cambio social”

UPN y PPN acusan de “sectario” al Gobierno y el PSN dice que “ha faltado diálogo”

Laura Pérez critica “el cambio demasiado tranquilo” que ella misma ha apoyado toda la legislatura

09.02.2020 | 02:13
La presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, y el alcalde de Castejón, David Álvarez (centro), junto a los portavoces de los grupos parlamentarios y concejales del municipio.

pamplona - Con un acuerdo programático que se ha cumplido en altísimo porcentaje, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra aplauden el trabajo realizado en la legislatura que ahora termina. Una legislatura que a Orain Bai le deja un cierto sabor "agridulce" y que la oposición critica. Así lo ponían ayer de manifiesto, en declaraciones a los medios de comunicación, los portavoces de los grupos parlamentarios del Parlamento de Navarra tras la última sesión de la Mesa y Junta de Portavoces que se celebró en la localidad de Castejón.

En concreto, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, recordó que el cuatripartito apuesta por "un cambio tranquilo, profundo, integrador" y añadió que "ese es el objetivo de Geroa Bai, integrar y cohesionar Navarra frente a quienes defienden que en Navarra hay navarros buenos o malos", dijo en referencia a UPN y su modo de gestionar en legislaturas anteriores. "Geroa Bai sigue apostando por un cambio integrador y cohesionador", señaló.

Respecto a los avances en la economía, manifestó que "es increíble oír a la oposición que habla de que este Gobierno ha traído el Apocalipsis". "No ha habido Apocalipsis, Navarra progresa económicamente, mejorando todos los resultados, mejor incluso que en el Estado, no solo en cuestiones económicas sino también sociales. Navarra está más integrada y cohesionada que nunca", destacó.

Martínez también criticó a Orain Bai, que "ha provocado que durante horas y horas todo el Parlamento nos tuviéramos que ocupar de sus problemas internos". Y defendió, en respuesta a los reproches de la oposición y de la parlamentaria de Orain Bai Laura Pérez, que en todo momento durante esta legislatura no ha habido "ni Apocalipsis ni inacción" y "sí cohesión, integración y desarrollo".

"Positivo" balance hizo también el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, para quien "la ilusión de 2015 y la necesidad de cambio siguen tan vigentes como hace cuatro años". "La sociedad navarra va a saber valorar adecuadamente qué se ha hecho y cómo vamos a ser capaces de dar nuevos pasos", continuó Araiz quien, además, recordó que "ya dije que hace 4 años era como el sirimiri y el cambio ha ido calando en la sociedad y ha germinado en forma de nueva mayoría el 26 de mayo". "Hay que ver lo que nos queda por delante, que es mucho y mucha ilusión", apuntó en alusión a Laura Pérez, que momentos antes consideró "urgente volver a reilusionar a la gente".

En el otro lado, los que fueron compañeros de partido hasta hace unos meses de Pérez y aún compañeros de bancada, Podemos, aplaudieron los avances realizados en la legislatura "tras 40 años de régimen que han llevado al límite a todos los sistemas públicos y a la sociedad en su conjunto", manifestó el parlamentario Mikel Buil. Para añadir que "se podrían valorar muchas cosas, pero hay tres en las que se ha conseguido un avance importantísimo como son las políticas de vivienda, el avance en igualdad de género a nivel educativo e institucional y en el reparto de la riqueza", señaló.

También, Marisa de Simón, de I-E, realizó una valoración "muy positiva" de esta legislatura, "una legislatura de cambio político y social de calado enorme". "Se ha demostrado que es posible responder a las necesidades de las personas, ganar en bienestar, generar empleo, riqueza y sanear la economía", dijo. Además, subrayó que han "demostrado que es posible una Navarra no excluyente y sin discriminaciones, con más convivencia y más cohesión social".

"No es cierto que el acuerdo programático estuviera vinculado a la construcción nacional, sino a la gente, a la libertad", defendió De Simón.

Por su parte, Laura Pérez señaló que "el año 2015 fue un momento de gran ilusión y de grandes expectativas, pero el espacio político que ocupó Podemos hoy está fragmentado y un importante sector excluido", por lo que considera urgente "recuperar la ilusión". Además, Pérez, tal y como ha hecho en las últimas semanas, criticó que "el cambio tranquilo ha sido demasiado tranquilo y se ha perdido una oportunidad histórica de anteponer los intereses sociales". Y sobre fiscalidad, señaló que "existía mucho margen" y ha habido "incapacidad de los distintos grupos de presionar a Geroa Bai para llevar otro tipo de políticas".

la oposición Los grupos de la oposición centraron su discurso en las críticas. En el caso de UPN, su presidente, Javier Esparza, recuperó el mandtra del todo es ETA, de que vienen los vascos y del Apocalipsis para argumentar su balance de legislatura. Esparza comenzó afirmando que éste ha sido el Gobierno "de la imposición y la prepotencia, de la manipulación y de la mentira y sin sonrojarse". "Un Gobierno que nació a la contra, nació contra UPN, es lo único que les une", opinó, para señalar que UPN "representa que Navarra va a seguir siendo una Comunidad foral, española y europea", mientras "el nacionalismo no quiere que Navarra sea eso, quiere que sea una provincia vasca más, donde ondee primero la ikurriña".

Esparza censuró, además, las políticas de memoria y paz del Gobierno. Políticas que UPN no llevó a cabo en ninguna de sus legislaturas y que según el líder regionalista han ido dirigidas a "blanquear su historia, de manera vergonzosa, para justificar un acuerdo inmoral porque no se puede formar un Gobierno con EH Bildu". Además, reprochó la política fiscal con la que el Gobierno ha revertido parte de los recortes aplicados por UPN en la anterior legislatura asegurando, que "nos ha crujido a impuestos pero no ha ofrecido mejores servicios".

En la misma línea, desde el PPN, Javier García sostuvo que a su entender ha sido "el Gobierno de Navarra más sectario e identitario de la democracia". "Venían prometiendo que iban a fijar sus políticas en las personas y a quienes han dirigido sus políticas es a sus personas", añadió.

Por su parte, la socialista María Chivite indicó que la legislatura "empezó como la ilusión del cambio que se ha frustrado por falta de diálogo con la oposición". "Se ha impuesto su escuálida mayoría en asuntos como el mapa local". Además, destacó que "su lío interno les ha impedido asumir retos de futuro" porque, a su juicio, han intentado "salvar las votaciones". Y criticó lo que para Chivite ha sido un Gobierno con "mucha soberbia" y "poco eficaz para el interés general de Navarra".

El Post-it

Castejón. La última sesión de la Mesa y Junta de Portavoces se celebró ayer en Castejón. Esta localidad acogió en su consistorio a los portavoces parlamentarios y a los periodistas que se desplazaron hasta esta localidad de la Ribera para cubrir el acto. La actividad forma parte del Parlamento Itinerante puesto en marcha esta legislatura con la intención de acercar la institución y su funcionamiento a las localidades y a sus pobladores.