concedido el tercer grado penitenciario

Oriol Pujol sale de prisión tras pasar dos meses encarcelado por las ITV

Entre semana deberá acudir a pasar noche a un centro de régimen abierto

09.02.2020 | 02:35
El exdirigente de CDC Oriol Pujol (i) abandona esta mañana la cárcel de Brians 2

BARELONA.  Pujol, condenado por delitos de tráfico de influencias, delito  continuado de cohecho y falsedad en documento mercantil, será  trasladado a un centro de régimen abierto, donde deberá ir a dormir  entre semana, y durante la jornada saldrá para ir a trabajar, y podrá  pasar los fines de semana en su casa.

El exdiputado convergente lleva desde el 17 de enero en la cárcel  de Brians 2, en concreto en el módulo 7, y previsiblemente será  trasladado, al ser de Barcelona, al módulo de régimen abierto de  Brians 1 o a los centros abiertos de Barcelona: Trinitat y sección  abierta de Wad Ras.

Pujol podrá regresar este viernes a su casa, pasar el fin de  semana allí, y a partir del lunes deberá acudir al centro que se le  asigne a dormir, donde deberá pasar un mínimo de ocho horas al día  entre semana.

La Secretaría de Medidas Penales de la Conselleria de Justicia,  que dirige Ester Capella, aprobó el 21 de marzo la clasificación  inicial de tercer grado de Oriol Pujol, una propuesta que había sido  elevada por decisión unánime de la Junta de Tratamiento de la  cárcel.

El tercer grado tiene efecto desde este jueves 28 de marzo, cuando  por la mañana tuvo lugar la reunión ordinaria de la Junta de  Tratamiento, y prevé que el preso salga durante el día para trabajar,  formarse o seguir tratamiento de reinserción.

Para aprobar un tercer grado inicial, se tiene en cuenta la  duración de la pena, el riesgo de reincidencia o quebrantamiento de  condena, las características sociales y personales de la persona, si  es su primer ingreso penitenciario, el apoyo familiar, si tiene un  trabajo y su participación en el programa individual de tratamiento.

CONDENA
El Tribunal del Jurado de la Audiencia de Barcelona condenó a  Pujol a una pena de dos años y medio de cárcel por cobrar comisiones  y usar su influencia política para favorecer a empresarios en el caso  del amaño del concurso para obtener estaciones de ITV.

Pujol, que pasó solo diez minutos en el banquillo de los acusados  y evitó un juicio con jurado popular con un pacto con la Fiscalía,  concretamente fue condenado a cinco meses de cárcel por tráfico de  influencias, una multa 55.000 euros e inhabilitación para ejercer de  cargo público en la administración local, provincial, autonómica y  estatal por dos años.

Asimismo, la Audiencia condenó al hijo del expresidente catalán  Jordi Pujol a ocho meses de prisión por un delito continuado de  cohecho y suspensión de empleo y cargo público por un año, y por un  delito continuado de falsedad en documento mercantil la pena de un  año y cinco meses de cárcel y 21.000 euros de multa.

A raíz de esta condena firme, la Fiscalía pidió el ingreso en  prisión del exsecretario general de CiU mientras que su abogado,  Xavier Melero, pidió suspender la pena y sustituirla por trabajos en  beneficio de la comunidad, lo que la Audiencia descartó al considerar  que había cometido hechos "muy graves".