I-E plantea medidas contra las casas de apuestas

Alerta de que “es un sistema de juego mucho más adictivo” que la lotería y con una publicidad “más agresiva y directa”

09.02.2020 | 10:05
Ramallo, De Simón y Guzmán, junto a jóvenes de I-E, ayer.

pamplona - Jóvenes de Izquierda-Ezkerra denunciaron ayer la proliferación de casas de apuestas deportivas en los barrios obreros y presentaron sus propuestas para combatir la ludopatía juvenil.

Carlos Guzmán y Rubén Ramallo, números 2 y 3 de I-E al Parlamento de Navarra y al Ayuntamiento de Pamplona, respectivamente, junto a otros jóvenes de la coalición, cuestionaron la proliferación desde hace unos años de estos negocios "con un modelo de publicidad más agresivo y directo", alertó Guzmán.

"Este sistema de juego es mucho más adictivo, sin pausas, con bonos gratis de entrada, y sobre todo con una inmensa inversión en publicidad que representa justo los valores contrarios a las formas más pausadas y tradicionales de apostar, como la lotería de Navidad, la quiniela o los cupones de la ONCE", añadió. Asimismo, señaló que "se tienta a la clase trabajadora".

"No es extraño que en los barrios y localidades donde menos renta hay, sea donde las políticas neoliberales más efectos negativos causen a través de las casas de apuestas", denunció Guzmán.

En este contexto, sostuvo que "es el momento de que las diferentes instituciones adapten la normativa a la realidad social, económica y tecnológica de la actividad del juego antes de que se convierta en una lacra sin retorno".

Por su parte, Ramallo incidió en la importancia de abordar esta problemática "desde una óptica preventiva y del cuidado", y enumeró medidas como "regular la instalación de casas de apuestas estableciendo una distancia mínima entre ellas y prohibiendo su instalación en entornos públicos de ocio y educativos".

A ella se suma la prohibición de instalación de terminales de apuestas deportivas en salones de juego, bingos y casinos y una regulación fiscal especializada en el sector para aumentar los ingresos recaudatorios y que estos sean destinados a la investigación de las patologías en ludopatía, la rehabilitación de todas las personas que lo necesiten y la prevención de futuras adicciones.

También plantea un control riguroso para impedir el acceso a dichas casas de apuestas de menores, y rescindir toda colaboración económica, institucional, deportiva o social con quienes publiciten estas casas. - D.N.